Envío GRATIS en pedidos superiores a 10€

Dingo – Todo lo que debe saber de esta extraña raza de perro

Dingo - Todo lo que debe saber de esta extraña raza de perro

¿Sabes cual es el mejor alimento para la
salud de tu perro según los especialistas?

Tabla de contenidos

En Australia hay un cánido bastante inclasificable llamado dingo. Los zoólogos llevan años discutiendo sobre si es un lobo, un perro salvaje o uno doméstico sin llegar a ponerse de acuerdo.

Ahora mismo es una especie vulnerable, ya que se está hibridando con los perros e incluso se vende como mascota, lo que va a poner a este animal en peligro en los próximos años si no cambian las cosas.

  • Tamaño: hasta 59 cm los machos.
  • Peso: su peso medio es de hasta 32 kilos
  • Tipo de pelo: suele ser de color terroso, con tonos como el amarillo, el rojo y se pueden ver mezclas de ambos. Si el animal es puro, tendrá pelo blanco en zonas como la punta de la cola, las patas y el pecho. Su longitud es media.
  • Carácter: se parece mucho al del lobo, y los machos se pueden volver muy agresivos en la época de celo.
  • Salud: buena, pues en teoría es un animal salvaje.
  • Esperanza de vida: alrededor de 12-15 años.

¿Qué es un Dingo o Canis lupus dingo?

A día de hoy no se sabe bien qué es un dingo y hay discusiones eternas entre expertos desde hace ya muchas décadas. Una de las opiniones es que es un perro, un antiguo linaje que llegó a Australia en algún momento y allí se desarrolló aparte de los canes domésticos.

Otros dicen que es un perro doméstico como tal, que es igual que los que tenemos en casa desde hace miles de años, mientras que hay quien se decanta porque es una subespecie de perro o de lobo que hunde sus orígenes en el lobo asiático.

Por último, otros especialistas dicen que no es nada de lo anterior y que es una especie aparte, por lo que la confusión sigue a pesar de que se tienen noticias de él desde el siglo XIX.

Quizá, una de las mejores definiciones que se han dado de este animal pertenece a la antropóloga Pat Shipman, que nos dice que el dingo es un lobo que se iba a convertir en un perro, pero que nunca completó el proceso.

Cada vez es más complicado distinguirlo de los perros, ya que lleva mucho tiempo hibridándose con estos y eso está poniendo en peligro la supervivencia de este animal, que es posible que desaparezca en las próximas décadas.

¿Qué es un Dingo o Canis lupus dingo?

Historia del dingo

Parece que el origen de los dingos puede estar en Nueva Guinea, puesto que está emparentado de forma muy cercana con el perro cantor de Nueva Guinea o el perro salvaje de las tierras altas de Nueva Guinea.

Gracias a la genética sabemos cuándo llegó por primera vez a Australia, algo que hizo hace alrededor de 8.000 años, encontrándose fósiles que datan de unos 3.500.

Se sabe que lo tuvo que traer alguna población humana que llegó navegando a lo que hoy es Australia, pero no se conoce cuál y tampoco llevó a cabo ningún tipo de selección, pues gracias a los fósiles tenemos conocimiento de que durante esos más de tres milenios el dingo no ha cambiado su aspecto.

Alrededor de 1788, los primeros colonos británicos que llegaron a Australia comentaron que había unos perros que acompañaban a los indígenas australianos, de modo que parece que estos los tenían domesticados y se estableció una relación de simbiosis entre ambos.

La convivencia con los colonos no fue buena, pues conforme empezaron a llevar ganado, el dingo vio en las vacas y las ovejas a presas fáciles y no tardó en atacarlas, de forma que se tomaron medidas con el fin de controlar su número, las cuales nunca han sido muy eficientes.

De hecho, las poblaciones de dingo subieron conforme lo hacían la de los colonos, ya que introdujeron especies nuevas en Australia como la oveja o el conejo, que sirvieron de alimento al dingo.

Con la oveja hubo más problemas, pero con el conejo ninguno, pues los podía cazar en el campo sin molestar a las personas, que lo dejaban en paz si no se acercaba al ganado.

Ahora mismo está reconocido como un animal autóctono de Australia, así que goza de protección en algunas zonas del país, aunque parece que la hibridación puede terminar con él.

No suele aparecer representado en pinturas rupestres, lo cual es raro debido a su antigüedad y a que es un animal muy destacado en las historias del Tiempo del Sueño de los aborígenes australianos.

Historia del Dingo

Características del dingo

En el momento en que los vemos lo que pasa ante nuestros ojos es un perro, que cuando es adulto puede medir de 50 a 59 cm y a pesar entre 23 y 32 kilos, aunque se han visto algunos animales que han sobrepasado los 50, lo cual es muy excepcional.

Como pasa en la mayoría de las razas de perros, los machos son más grandes que las hembras, y este cambio de tamaño también se da dentro de los machos dependiendo de dónde vivan, ya que los del sur de Australia casi siempre son más pequeños que los del norte o el oeste.

Si tenemos tiempo para mirarlos con calma, podemos darnos cuenta de que comparado con un perro similar el dingo tiene un hocico más grande y unos incisivos más largos, aunque quizá esto solo lo puedan ver los especialistas.

En el esqueleto es donde más se distingue de los perros, puesto que los huesos son más planos y la zona de la nuca es mayor.

Su pelo tiene colores destinados a no destacar en el ambiente desértico australiano, así que es posible ver distintos tonos de amarillo y de rojos, viéndose de manera excepcional ejemplares albinos.

Puede que el pelaje sea de un color distinto, lo que, significa que ese ejemplar no es un dingo puro, los cuales también tienen manchas blancas en las patas y en el pecho, además de en la punta de la cola.

Suelen vivir solos, aunque todos pertenecen a manadas que no pasan las 24 horas juntas, sino que se reúnen una vez cada pocos días y están formadas por hasta 12 animales, siempre que haya actividad humana reducida en la zona.

Dentro de las manadas establecen jerarquías distintas para los machos y las hembras, y solo se reproduce la pareja dominante, algo que es sencillo, ya que la hembra permanece en celo dos meses seguidos al año, siempre en la misma temporada.

El resto de los componentes de la manada se dedican a criar a los cachorros, de manera que la población de estos animales no ha crecido de forma desaforada, más teniendo en cuenta que se los lleva controlando y matando desde que el primer hombre blanco puso un pie en Australia.

Apenas ladra y sí aúlla como los lobos, teniendo tres aullidos básicos que sirven con el fin de atraer a los integrantes del grupo o para advertir de la presencia de intrusos.

Una sola manada puede tener un territorio enorme de más de 200 km cuadrados, el cual depende mucho de cómo estén de dispersas sus presas, lo que en un continente de este tipo pueden significar una gran cantidad de km a cubrir.

De hecho, se han estudiado animales que se han llegado a desplazar hasta 250 km desde su lugar de nacimiento, por lo que son capaces de recorrer distancias enormes.

Alimentación

Los dingos comen de todo y no son delicados a la hora de elegir su dieta, ya que en Australia se sabe que en su alimentación se incluyen más de 170 especies, con tamaños muy diversos que van desde los pequeños insectos hasta enormes búfalos de agua.

Dependiendo de la región en donde vivan, los dingos están más especializados en unos u otros animales a la hora de cazar, y los que viven en el norte capturan al ganso urraca, la rata polvorosa e incluso al ualabí, que es como un canguro en miniatura.

También hay dingos en Asia y aquí su dieta cambia, pues debido a la superpoblación del continente están más cerca de los humanos.

De este modo, mientras que en Australia son carnívoros, en Asia son omnívoros y no les hacen ascos a alimentos como el arroz o la fruta que les dan los humanos.

Su forma de cazar varía dependiendo del tamaño de la presa que vayan a acechar. Así, si se trata de animales pequeños como un conejo lo hacen en solitario, pero si van a por los canguros crean grupos al igual que los lobos.

No hay que olvidar que el ganado también es una parte de su dieta, aunque es cierto que solo en aquellas épocas en las que las especies que suelen apresar escasean.

Alimentación del Dingo o Canis lupus

¿Dónde viven?

En la actualidad, su hábitat principal está en Australia, aunque hay varias zonas en las que apenas hay población de estos animales, como son el sureste de Tasmania y una parte del suroeste de la isla.

Además, tiene presencia en el sureste de Asia, de donde parece que es originario, en países como Indonesia, Tailandia o Filipinas, aunque no hay poblaciones tan grandes como las australianas, quizá porque la presión de los humanos es mayor en esta zona

El Dingo como mascota

¿Es posible tener un dingo como mascota? La respuesta es afirmativa, pero solo si vivimos en Australia, puesto que allí está considerado como una especie vulnerable y no se puede sacar del país.

Está de moda tener a estos animales como si fueran perros, y de hecho parece que incluso hay criaderos especializados en ellos, aunque no siempre los mantienen en las mejores condiciones, y por eso se recomienda adoptar uno si es posible.

Nunca se debe de coger ninguno adulto de la calle, pues no dejan de ser cánidos salvajes, los cuales se pueden poner muy agresivos cuando se ven encerrados en una vivienda o en un jardín, momento en el que llegan a atacar.

Entre sus virtudes están el ser muy independientes, que no huelen y que apenas ladran, aunque sí aúllan.

El ser tan independientes permite tener una especie de perro menos apegado a su dueño, que es lo que algunas personas buscan en las zonas rurales en donde estos animales suelen vivir en condiciones de semilibertad.

Eso sí, nunca hay que olvidar que en realidad no están domesticados, así que siempre hay que tener cuidado con ellos, sobre todo durante la época de cría en la que los machos van a tratar de escaparse empleando los medios a su alcance.

Educarlo no es nada fácil, por lo que adiestrarlo para que haga caso a nuestras órdenes puede ser casi imposible, algo que hay que estar dispuesto a asumir con estos animales.

De hecho, convendría poseer algún tipo de formación previa antes de que llegue a casa, pues si lo vamos a tener como cualquier otro perro, debe aprender unas normas que no van a ser sencillas de enseñarle.

Mantenido como una mascota no necesitará apenas visitar al veterinario, pues al haberse seleccionado en la naturaleza es muy resistente a todas las enfermedades.

En cuanto a la alimentación, no ponen problemas, pero si los tenemos como mascotas lo más sencillo es darles un pienso de calidad, adecuado para el tamaño que tienen, que llevándolo al de los perros sería el medio, parecido al de un pastor alemán.

Si se le da una comida premium vivirá mejor y tendrá una salud de hierro, aunque también se le puede alimentar con carne, cualquiera de la que haya en el mercado a bajo precio en ese momento.

Conviene que la carne esté cocinada, pues eso evitará las enfermedades parasitarias que pueden afectar al dingo de la misma manera que a cualquier otro perro o al lobo.

 ¿Cuánto cuesta un Dingo?

Dentro del territorio australiano se puede comprar un dingo por un precio que ronda entre los 500 y los 1000 dólares, un importe razonable si tenemos en cuenta el nivel de vida de la zona, de forma que se puede decir que incluso es barato.

Hay criaderos especializados que son legales allí, de manera que viviendo en Australia podemos tener nuestro propio dingo.

Otros artículos que te pueden interesar:

Por favor, si te ha gustado este artículo ayúdanos a difundirlo al mayor numero de personas posible. Solo tienes que hacer clic en los botones de aquí abajo y compartirlo en tus redes sociales.

¡Muchísimas gracias!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
Miguel Marquez
Miguel Marquez
Veterinario especializado en razas de perros grandes y gigantes

Pienso natural de la fabrica a tu casa

Piensos desarrollados por especialistas, pensados para la salud de tu mascota

Pienso natural, de la fabrica a tu casa

Piensos desarrollado por especialistas, pensado para la salud de tu mascota

¿Quieres estar al día de más contenidos como este?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Sabes cual es el mejor pienso para la
salud de tu perro según los veterinarios?

Pienso desarrollado y pensado para la
salud de tu perro

Piensos desarrollados por veterinarios pensados para conseguir la mejor salud de tu mascota

¡Nuevo Ebook!

Descarga aquí nuestro ebook de alimentación canina completamente GRATIS