quitarle leganas a nuestro perro

Cómo quitarle las legañas a nuestro perro

Las legañas son comunes en los perros. Aunque algunas secreciones oculares se presentan de forma normal, existen otras que se relacionan con problemas de salud que pueden ser graves. Los dueños de mascotas deben conocer los tipos de secreciones y prestar atención para determinar los casos en que hace falta la intervención de un veterinario.

A continuación te presentamos los tipos más comunes de legañas, sus causas y algunas opciones de tratamiento para saber cómo quitarle las legañas a nuestro perro.

Tipos de legañas en los perros

Las legañas pueden indicar una secreción ocular sin importancia o ser causadas por infecciones, alergias o glaucoma. Dentro de las legañas que suelen presentarse con mayor frecuencia están:

limpiar ojos perros

Legañas con un poco de corteza

Las lágrimas ayudan a mantener la salud de los ojos del perro, porque oxigenan y nutren la córnea, además de que eliminan restos del conducto. Por tal motivo, en ocasiones el lagrimal, ubicado en la esquina interna del ojo, acumula un poco de corteza.

Se trata de lágrimas secas, aceite, moco, células muertas, polvo y otros. En las mañanas se nota con mayor frecuencia y no tiene nada de malo.

¿Cómo quitarlas?

Quita esta corteza con un paño húmedo. Fíjate que los ojos no estén enrojecidos y que el perro no muestre signos de incomodidad ocular, como ojos entrecerrados, parpadeo, frotamiento constante o sensibilidad a la luz. Es normal una pequeña cantidad después de dormir, pero si notas un empeoramiento consulta al veterinario.

Legañas claras y acuosas

Estas legañas, conocidas como epífora, constituyen una secreción excesiva de los ojos y se relaciona con diversas causas, desde normales hasta graves. Se producen por alergias, incursión de objetos extraños, alguna anomalía anatómica, heridas en la córnea, bloqueo de los lagrimales o glaucoma.

¿Cómo quitarlas?

Si notas que tu perro aumenta el lagrimeo, pero vez que los ojos están normales y la mascota no muestra incomodidad, observa la situación con detalle. Puede que el canino haya estado en contacto con el polvo y el lagrimeo busque resolver el problema. En cambio, si la epífora continúa o se muestran otros síntomas consulta a un profesional.

tratamiento leganas perros

Legañas marrón rojizas

Los perros de piel clara suelen desarrollar legañas de un color marrón rojizo en los ojos, debido a que las lágrimas contienen porfirina, un pigmento que adquiere ese tono luego de una exposición prolongada al aire. Cuando no se presentan otros problemas, esto es normal y no indica enfermedad.

¿Cómo quitarlas?

Para minimizar estas legañas y mejorar la apariencia de tu perro existen varias soluciones. Puedes limpiar los ojos área constantemente con un paño humedecido con agua tibia o una solución de limpieza de ojos. Otra opción es recortar el pelaje que rodea los ojos. También se recomienda agregar a la dieta un suplemento nutricional sin antibióticos que reduzca las manchas.

Toma varios meses para que estas manchas de legañas desaparezcan. Ten en cuenta que si la cantidad de secreción aumenta o si los ojos se enrojecen y el perro muestra dolor, hace falta un examen ocular.

Legañas blancas o grisáceas

La conjuntivitis se desarrolla cuando el sistema inmunológico ataca y destruye las glándulas que producen lágrimas, lo cual causa ojos secos. Como la producción de lágrimas baja, el cuerpo del perro segrega legañas para mantener los ojos lubricados.

Este moco no reemplaza todas las funciones de las lágrimas, por lo que los ojos se enrojecen y duelen, además de que pueden desarrollar úlceras y pigmentación corneal anormal.

¿Cómo quitarlas?

En caso de que se acumulen legañas blancas grisáceas alrededor de los ojos del perro, debes pautar una cita con el veterinario. Se realiza un procedimiento simple para identificar la causa exacta y asignar un tratamiento.

La mayoría de los perros responden bien al tratamiento que puede involucrar lágrimas artificiales y otros medicamentos. Por otra parte, está una cirugía que debe reservarse para aquellos casos en que el tratamiento médico no sea exitoso.

legañas verdes en perros

Legañas amarillas o verdes

Cuando las secreciones oculares de los perros son de color amarillo o verde, por lo general existe una infección ocular, sobre todo si se manifiesta enrojecimiento e incomodidad.

Estas infecciones se desarrollan como un problema primario o como resultado de otra afección, ya sean heridas en la córnea u ojos secos, entre otras. Ocurre una debilitación de las defensas naturales del ojo contra las infecciones.

¿Cómo quitarlas?

Lo que parece ser una infección ocular puede tratarse de una señal de enfermedad sistémica o un problema que afecta el tracto respiratorio, el sistema nervioso u otra parte del cuerpo. Si se presentan legañas verdes en perros deben ser vistos por un veterinario lo más rápido posible.

Cómo aplicar el medicamento en los ojos del perro

El tratamiento para los problemas oculares que producen legañas suele incluir gotas o ungüentos prescritos por un veterinario. Prestando atención a los siguientes consejos podrás aplicarlos fácilmente sin complicaciones:

  • Limpia las legañas o secreción alrededor de los ojos del perro con agua tibia y un paño o bola de algodón.
  • Inclina un poco la cabeza de tu perro para aplicar las gotas. Luego apoya la mano sobre la cabeza de tu mascota para que no se mueva y aplica las gotas en la parte superior del ojo.
  • Si vas a aplicar una crema o ungüento, baja el párpado inferior y aplica el medicamento teniendo cuidado de que el perro no se mueva.
  • Abre y cierra suavemente los párpados durante unos segundos para ayudar a extender la pomada o las gotas de manera uniforme.

Prevención de legañas en perros

La prevención es el mejor método para tratar las legañas en los perros. Revisa que las pupilas sean del mismo tamaño y que los ojos estén brillando, sin costras ni iris enrojecido. No debe haber ninguna herida y los párpados deben ser rosados, no rojos ni blancos.

Para mantener los ojos del perro brillantes y saludables sin legañas, procura que el pelaje no toque los ojos y evita usar jabones o champús irritantes. En caso de ver algo anormal, podría haber un problema y es necesario que llames a un veterinario.

También puedes leer:

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.