Pastor Garafiano

El Pastor Garafiano: origen, cualidades y cuidados

El Pastor Garafiano, también conocido como Pastor de Garafia, es un perro del que poco hemos escuchado. No obstante, es muy conocido y apreciado en su región natal: Canarias, así como en España y en los países cercanos. La historia del Pastor Garafiano también tiene una trayectoria interesante, conocerla permite apreciar aún más a esta raza.

Origen del Pastor Garafiano

El Pastor de Garafia es un perro de origen hispánico y, de forma más exacta, es oriundo de una de Islas Canarias, la cual se conoce como La Palma, específicamente en el norte de dicha isla, en el municipio de Garafia. De ahí su nombre.

Sin embargo, mencionar la región de origen no es suficiente. Como su nombre lo indica, se trata de un can pastor. En sus primeros años convivía con los humanos, dedicándose principalmente al pastoreo, al cuidado de las cabras y ovejas que conformaban los capitales de los habitantes de la isla. Era especial para estas tareas gracias a que su fisionomía es idónea para movilizarse a través de zonas escarpadas.

raza Pastor Garafiano

Así vivió el Pastor Garafiano durante muchos años. A medida que los habitantes de la isla han ido abandonando el pastoreo y el trabajo de la tierra, este ha dejado de ser un perro pastor para ser principalmente un perro de compañía, tarea que también cumple de forma espléndida.

Es relevante mencionar que durante los años 60, debido al cruce indiscriminado e irresponsable de esta raza con otras razas de pastores, el Pastor de Garafia estuvo a punto a desaparecer como raza.

Ante esa terrible situación un oportuno grupo de trabajo surgió para defenderlo del peligro de extinguirse. Este se conoció como el Grupo de Trabajo para la Recuperación del Pastor Garafiano, y más tarde pasó a llamarse Asociación Española del Perro Pastor Garafiano (AEPPG) y se encuentra activa en la actualidad.

Características físicas del Pastor Garafiano

En cuanto a su apariencia, el Pastor Garafiano es relativamente similar a un lobo, no obstante, su tamaño es de mediano a grande con una cabeza más bien pequeña en relación con el tamaño de su cuerpo. Sus características orejas partidas pueden ubicarse bastante separadas entre sí en la parte trasera de la cabeza.

Sus ojos, oblicuos, castaños y próximos entre sí, suelen tener un matiz castaño brillante, con una mirada siempre alerta. Estos, en conjunto con sus mejillas peludas y su mentón poco prominente, le dan una apariencia amigable y poco agresiva. Además, su dentadura es tipo pinza, cualidad que fue de suma utilidad ya que la misma no maltrata al ganado (cabras y ovejas).

perro Pastor Garafiano

Se trata de un animal fuerte, ágil y musculoso. Los ejemplares de esta raza están cubiertos por una gran cantidad de pelaje, especialmente en el pecho, en el lomo y en la zona genital, este le permite protegerse del frío. Son de color castaño claro, similar al color del pelaje de un león, y los cachorros son de color castaño oscuro y al crecer algunos ejemplares pueden desarrollar manchas de color blanco, principalmente en la cola. En relación a esta última, posee una característica forma de sable.

Carácter y comportamiento del Pastor Garafiano

En cuanto a su carácter, el Pastor Garafiano suele ser amistoso, dócil y seguro de sí mismo. Al ser un animal de gran inteligencia y de una contextura física fuerte y ágil, el Pastor Garafiano es activo y vivaz. Es un perro que necesita disfrutar, jugar y ejercitarse de forma regular, dado que tiene suficiente energía que necesita ser liberada.

Tras haber convivido durante tantos años, quizás siglos, con el hombre, el Pastor Garafiano se ha habituado de un modo muy saludable a este, siendo inofensivo y más bien demasiado tranquilo respecto a las personas que se le acercan. No obstante, presenta la respuesta canina natural ante los desconocidos: en tales casos, suele ladrar, olfatear, mover su cola o plegar sus orejas con el objetivo de mantener una distancia que le dé seguridad respecto a aquellos que no conoce.

Después de familiarizarse correctamente, es totalmente amigable y juguetón. Es una raza que ha pasado de tener una función laboral a ser perros de compañía precisamente por su afable personalidad y por la indiscutible confianza que se han ganado por parte de sus dueños a lo largo de los años.

A pesar de que durante algunos años fue cruzado con otros ejemplares pastores, pareciese que el Pastor Garafiano no se resintió en cuanto a su personalidad predominante. Al contrario, se ha mantenido constante en el tiempo como un perro dócil y servicial.

Comportamiento con otros perros

cachorros Pastor Garafiano

Al igual que con los humanos, el Pastor Garafiano no suele ser agresivo con otras razas caninas. Puede mover sus orejas y su cola ante la presencia de un animal que desconoce, mas es extraño que inicie algún tipo de intimidación o ataque. En general, son perros educados y precavidos, nada violentos.

Esto también se relaciona con su alto nivel de confianza. Se trata de un perro sumamente consciente de sus fuerzas y posibilidades. Por ello, es el tipo de perro ideal para vivir en comunidad, no suele causar alboroto ni problemas a otros humanos ni con sus respectivas mascotas.

Es un perro completamente sociable, aún cuando cumple funciones de pastoreo, el Pastor Garafiano no suele ser territorial, al contrario, aunque sí guarda cierta distancia con animales y personas extrañas, una vez que se adapta a ellos no representan ningún inconveniente. El Pastor Garafiano se concentra en su tarea con mucha seguridad.

Diferencias entre machos y hembras

En cuanto a su comportamiento, hembras y machos no difieren de forma notable. Sin embargo, sí que puede apreciarse una templanza mayor en el macho debido a que este no presenta los cambios comportamentales propios de la gestación y el parto de los cachorros.

Las hembras, por su parte, pueden ser un poco más temperamentales cuando de proteger a  sus cachorros se trata. Las hembras de Pastor Garafiano también suelen solventar sus diferencias con otros animales tomando distancia o buscando una salida más inteligente, los machos en los escasos casos que las presentan, suelen resolverlas mediante retos mutuos.

Los Pastores Garafianos de ambos sexos son pocos tendentes al conflicto y suelen alejarse del mismo en busca de un lugar reposado hasta recuperar la tranquilidad perdida.

Cuidados del Pastor Garafiano

Pastor de garafia

Alimentación

Como mencionamos antes, el Pastor Garafiano es un animal musculoso y fuerte, es un animal sumamente enérgico y activo. Estos factores conllevan a la necesidad de una dieta nutritiva que le ayude a recuperar proteínas, minerales, líquidos y vitaminas tras cada acción cotidiana.

Requieren de una dieta con un alto valor energético. Se recomienda determinar esta dieta bajo la recomendación de un veterinario, no obstante, las recomendaciones básicas suelen ser las siguientes:

  • Alimentarlo con croquetas para perros ricas en nutrientes (900 gramos diarios en adultos)
  • Variar la comida con alimentos blandos (pocas veces a la semana o al mes)
  • Suministrarle proteína animal y vegetal (ayuda a los huesos y dientes)
  • Dar golosinas con poca frecuencia y en pocas proporciones

Cuando el Pastor Garafiano alcanza la etapa adulta, se recomienda, además, que se alimente dos veces al día en un horario constante. El cuenco debe colocarse a la altura del can para evitarle problemas digestivos e incluso molestias a nivel del cuello.

En cuanto a los cachorros, estos pueden también comer croquetas aptas para su edad y tamaño. Se debe ser muy riguroso y no excederse en la alimentación de los más pequeños en tanto que puede desencadenar un proceso de sobrepeso.

Higiene

Al tratarse de un perro enérgico lo normal es sacarlo a pasear y dejarle corretear al aire libre. Por esta razón será importante que hagas una inversión considerable en productos de higiene para tu mascota. También será necesario atender a todos los detalles: mantener sus oídos y ojos libres de cera y lagañas es sumamente importante para mantener su buena apariencia y su salud.

Por su abundante pelaje, el Pastor Garafiano requiere de cepillados preferiblemente diarios, al menos durante dos o tres días a la semana. Esto ayuda a prevenir molestos problemas de pulgas y garrapatas. Es igualmente importante cumplir con una estricta rutina de baño y secado con el fin de prevenir infecciones u hongos en su piel. Para esto es importante consultar con el veterinario la frecuencia recomendada para el baño, aunque no debe ser superior a una vez al mes.

Salud

Su salud no solo dependerá de su higiene, la actividad física también será necesaria para complementar la triada alimentación-higiene-ejercicio. De no ejercitarse con frecuencia el Pastor Garafiano puede desarrollar ansiedad y aumentar las probabilidades de que destruya algunos objetos en casa.

Por lo demás, esta es una raza bastante saludable que no se ve amenazada por el desarrollo de enfermedades relevantes, siempre y cuando se le otorguen los cuidados necesarios, incluidas las vacunas que amerite desde el momento de su nacimiento.Cumpliendo estos factores es muy probable que tengas éxito en la gran responsabilidad de criar y cuidar a un hermoso Pastor Garafiano, una mascota compañera leal, inteligente y cariñosa por excelencia. Puede que alguno espere por ti, el Pastor Garafiano se ha ganado tu corazón, no lo pienses más.

Consulta también:

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.