pastor Bergamasco

Pastor Bergamasco: un vigilante tranquilo e inteligente

El Pastor Bergamasco es una raza de mediana estatura con apariencia desaliñada en el que predominan los largos mechones como símbolo característico de este animal.

A nivel de temperamento se distingue por ser amistoso, haciendo de él un candidato ideal para formar parte de un núcleo familiar. Puesto que el pastoreo está arraigado en su naturaleza, se adapta rápidamente a la vida rural.

Este artículo te será de mucha ayuda para que conozcas todo acerca de esta raza y puedas estar preparado para integrarlo a la vida doméstica apropiadamente. Si te llama la atención la extravagancia del Pastor Bergamasco y quieres adoptarlo para que te haga compañía, ¡sigue leyendo!

Origen

La existencia del Pastor Bergamasco se atribuye a un grupo de perros pastores utilizados para la vigilancia del ganado. Estos canes llegaron desde Oriente en la época en la que se produjo un auge en la migración de poblaciones nómadas. Los nómadas viajaban con sus rebaños, los cuales vendían incluyendo al perro pastor como parte de la compra, quien era trasladado junto con el rebaño hasta Occidente para ocuparse de él.

Este hecho influyó en el nacimiento del Pastor Bergamasco como resultado del cruce generado entre las diferentes razas de perros durante los constantes intercambios de rebaños que se produjeron entre las poblaciones nómadas.

Previo al comienzo del invierno, estos perros pastores eran llevados en compañía del rebaño hacia los valles Bergamascos de Lombardía y cuenca de Piamonte. Se cuenta que obtuvo su nombre debido a que las condiciones del sitio influyeron en su morfología.

raza Bergamasco

Se estima que las actividades de pastoreo llevadas a cabo por el Bergamasco datan del año 1300 d.C. Pero, al pasar el tiempo, llegado el año de 1700 se produjo una disminución repentina en su población debido a la escasa actividad pastoral que había. La práctica del pastoreo fue perdiendo auge por aquel entonces, poniendo en peligro la existencia del can, llegando al punto de extinción con el desarrollo de las guerras mundiales en el siglo XX.

Tras el fin de estos sucesos históricos, este perro mantendría el apodo de “perro de montaña” Posteriormente, en 1949 con el propósito de resguardar su integridad, se instauró una fundación en la cual después de algunas deliberaciones para elegir el nombre oficial se llegó a la contundente decisión de llamarlo Pastor Bergamasco.

Todo ello teniendo en consideración las historias relacionadas con su procedencia. Pero, de acuerdo a los fundadores del club, no representan un dato exacto sobre su origen, debido a la antigüedad de esta raza.

Con el tiempo, obtuvo notoriedad por sus capacidades instintivas para el pastoreo contrastadas con su siempre apremiante predisposición al trabajo.

No obstante, el reconocimiento de este perro como raza fue adjudicado en el año 2015 por la American Kennel Club, habiendo permanecido en secreto debido al poco interés mostrado en dar a conocer su existencia.

Debido a este anonimato en el que estuvo sumida esta raza, no es muy apreciada entre las personas aficionadas a los perros. Aunque es posible encontrar ejemplares extendidos por todo el continente europeo, así como también en algunas zonas del continente americano.

En la antigüedad tendían a ser confundidos con el Komondor, una raza canina proveniente de Hungría.

Físico

Como primer rasgo a destacar en las características físicas del Pastor Bergamasco, están sus dimensiones. Sus medidas están comprendidas por una altura a la cruz de 60 centímetros en el macho y de 56 centímetros en las hembras. Con un peso que puede encontrarse entre los 26 y 32 kilogramos, diferenciándose del macho, que pueden tener un peso entre 32 y 38 kilogramos.

Estos valores constituyen el cuerpo de esta raza, la cual además, se caracteriza por tener un perfil cuadrado debido a que la medida que va del hombro hacia la parte posterior tiene el mismo valor que la altura a la cruz.

Su pecho es amplio y profundo permitiéndole tener el espacio suficiente para albergar el tamaño de su corazón ya que es grande. Esto supone una ventaja al ofrecerle la resistencia necesaria durante la realización de actividades de ejercitación.

La cabeza presenta una apariencia grande recubierta por un abundante pelaje que crea una percepción donde se piensa que la cabeza es aún de mayor tamaño. Sin embargo, la proporción de esta con el cuerpo se mantiene armónica.

cuidados del bergamasco

En relación a sus ojos, estos son grandes presentando una coloración marrón oscuro. En su mirada se refleja una expresión dulce, serena y en estado de alerta. Pero, debido al pelaje que le cubre el rostro, esto se hace difícil de apreciar.

Sus orejas están suspendidas en posición semi caída, con la punta redondeada. Contrasta con una cola de aspecto grueso y fuerte en la base, cuyo diámetro se va reduciendo a medida que asciende hacia la punta.

No hay duda que, de todos los atributos físicos, el pelaje es el más distintivo del Bergamasco. Es abundante, muy largo y, dependiendo la zona del cuerpo, tendrá diferentes texturas.

En este sentido, en la parte anterior del tronco el aspecto del pelaje es áspero, similar al pelo de una cabra. Se diferencia del pelaje de la cabeza porque es ligeramente más suave, encontrándose suspendido sobre la cara del perro cubriendo el área de los ojos.

En todas las demás parte del cuerpo el pelaje está presente en forma de mechones, teniendo por lo general una tonalidad gris con manchas del mismo color en diferentes matices. Pero también pueden alternarse con manchas negras, existiendo ejemplares en color negro pero con un matiz opaco.

En esta raza es posible que aparezcan manchas blancas, las cuales son aceptadas mientras no cubran más allá de la quinta parte de la superficie total del perro.

Carácter y personalidad

En relación a la personalidad del Pastor Bergamasco, es acertada la percepción que tienen las personas al considerar a esta una raza dulce y tierna, ya que este perro no tiene tendencia a atacar cuando siente la presencia de un invasor en su espacio. Aunque esta actitud no debe ser subestimada, ya que pueden mostrarse desconfiados ante personas extrañas.

Esto hace que el perro genere un aviso de alerta hacia los dueños a través de sus ladridos. Esta es una de las características que le confiere las cualidades necesarias para ser una buena mascota en el hogar así como una gran compañía para los niños.

Es un perro que, si mantiene una interacción diaria con sus amos, no presentará ningún problema de conducta. No obstante, es mejor mantener una constante supervisión en un entorno donde haya niños pequeños cerca del perro, así como otras mascotas.

perro de Bergamasco

Paciente, atento e inteligente, son algunas de las cualidades que forman parte de la personalidad que caracterizan al Bergamasco. Todas ellas, de manera conjunta, conforman un temperamento que presenta gran concentración y estabilidad. Gracias a ello, puede desarrollar las capacidades necesarias para desempeñar múltiples funciones, en especial aquellas relacionados con el cuidado y guía de rebaños.

Otro rasgo notable en esta raza es el pacifismo el cual evita que muestren agresión colocándolo en desventaja como un perro no muy eficaz en situaciones de ataque.

Por lo general, suele llevarse bien con los humanos y los niños incluyendo también otras mascotas como gatos o aves, pudiendo interactuar con ellos sin ningún problema. Aunque, para lograr esto, es necesario que la interacción sea generada desde la etapa de cachorro.

El  Pastor Bergamasco no creará situaciones de mal comportamiento mientras el entorno cuente con todas las condiciones necesarias para su habitabilidad y esparcimiento. Complementando esto con una dosis de atención por parte de su dueño.

Aunque este perro resulte un ejemplar ideal para familias con niños, es necesario tener precaución en el momento en que estos interactúen con el perro con el fin de evitar una situación de maltrato entre ambos. No es aconsejable que permanezcan a solas sin ser vigilados por la presencia de un adulto.

Cuidados

A pesar de lo enmarañado que se vea su pelaje, no requiere de muchos cuidados en este área. Estos mechones se forman de manera natural, aunque en ocasiones puede ser necesario separarlos manualmente para evitar que puedan enredarse.

En caso de que el perro sienta su movilidad o visión entorpecida por algún mechón o rasta, lo ideal es cortarlo para solucionar el problema. Asegúrate de que lo cortas hasta un nivel donde se mantenga el aspecto natural del perro.

Con respecto al cuidado de las uñas, estas no necesitan cortarse, ya que a causa de la actividad física que realiza suelen gastarse solas. Puede presentarse el caso en que debas hacerlo, siendo recomendable asignar este trabajo a un profesional en cuidado estético canino, quien tendrá el cuidado y la precisión necesaria para llevarlo a cabo.

pelaje Pastor Bergamasco

En todo caso, deberás ocuparte de realizar esta tarea en los casos en los que la uña toca el suelo, está muy curvada o hace algún sonido mientras el perro camina. Estos son indicadores de que ha llegado el momento de cortarle las uñas a nuestro compañero peludo.

Exceptuando este detalle, se aconseja bañar al perro solo cuando esté realmente sucio. En especial, si este duerme fuera. Lo haremos dándole un baño profundo solos dos o tres veces al año, con el fin de no debilitar o alterar la estructura de su pelaje, ya que después del baño puede tardar mucho en secarse.

En materia de ejercicio, el Pastor Bergamasco necesitará una buena dosis. No es el tipo de mascota que solo se conforma con quedarse echado en el apartamento sin hacer nada todo el día.

Debido a la naturaleza de sus instintos, este perro resulta de mucha utilidad para vivir en granjas porque puede desenvolverse como guía del rebaño. Pero, en entornos domésticos, para mantenerse activo será necesario que el dueño lo lleve a dar un paseo largo a diario, reservando también un tiempo para jugar con él.

Algo que puede resultar apropiado para canalizar las energías de este perro son los deportes caninos como el herding (pastoreo).

Educación y adiestramiento

Si estás empezando en el adiestramiento del Bergamasco, es necesario que tengas en consideración el espacio donde llevas a cabo la rutina. Este debe ser tranquilo para evitar que el perro pueda estresarse o sentirse nervioso, así como también pueda mantenerse concentrado en las indicaciones que le des.

Por el contrario, si escoges un lugar público para llevar a cabo el entrenamiento, no podrás tener control sobre lo que sucede en el entorno. Ten en cuenta que el ruido provocado por las personas u otros perros causarían interrupciones en la sesión, perjudicando la efectividad de la misma.

Las sesiones de entrenamiento deberán tener una duración máxima de 10 minutos para evitar que el perro se fatigue y pierda interés por la rutina. En cuanto al ejercicio, debes practicarlo unas dos o tres veces al día para que el perro se familiarice con él hasta que pueda captarlo y ejecutarlo correctamente.

cachorro Pastor Bergamasco

Si en el momento de efectuar el adiestramiento el clima es muy caluroso, asegúrate de que el tiempo que dure la sesión sea corto, ya que el Pastor Bergamasco es sensible al calor y puede sentirse afectado por este, llegando a deshidratarse si no aplicas las medidas de precaución pertinentes.

Esto también podría ocasionar que el perro no se sienta con la motivación necesaria para realizar el adiestramiento.

Llevando a cabo la práctica al menos una vez al día, cuando el perro esté respondiendo favorablemente a tus instrucciones, puedes alternar las sesiones dejando un día libre para que el perro descanse y tenga el tiempo suficiente para asimilar las instrucciones aprendidas.

Incluso puedes tener sesiones dos veces a la semana para permitir que lo aprendido por el perro se mantenga reciente en su mente. Pero no debes permitir que transcurra más de un mes sin practicar el adiestramiento, ya que pasado este tiempo, la lección habrá perdiendo su efecto por completo.

Salud

La condición física del Pastor Bergamasco tiene tendencia a ser saludable, siendo inexistentes las enfermedades propias de esta raza.

Aunque no por ello significa que su cuerpo no pueda ser afectado de la misma manera que otras razas de perros del mismo tamaño. Estas pertenecen al conjunto de enfermedades que de manera general pueden presentarse en estas especies.

Por esta razón es necesario tomar las medidas necesarias para evitar manifestaciones patológicas que pongan en riesgo la vida de tu mejor amigo.

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.