El Pastor de Brie, un intrépido amigo peludo

El perro Pastor de Brie es un ejemplar perteneciente a una de las razas francesas más antiguas y forma parte de un numeroso grupo de razas de pastores europeos. También es conocido como Briard (como es llamado en inglés) o Berger de Brie, y es pariente del Pastor de Beauce o Beauceron, del cual fue diferenciado solo hasta finales del siglo pasado cuando P. Ménguin determinó una diferencia en el pelaje, indicando que el Brie es de pelo largo, mientras que la raza Beauce tiene el pelo corto. De igual modo que todas las razas de perro europeas, este pastor también posee una interesante historia.

Origen del Briard

Se dice que la evolución de los Pastores de Brie proviene de la región de Brie, Francia, y los peludos que comparten su linaje viven en diversas zonas, desde los Balcanes hasta Escocia. Es descendiente de las razas de perros pastores que se encontraban en las llanuras de la cuenca de París.

2_-_briard.jpg

 

Un excelente perro guardián y de compañía

Esta raza de perro ha sido utilizada durante muchas generaciones como perro pastor y como perro guardián, incluso hasta en las épocas marcadas por la guerra. Pero gracias a su carácter amigable, se ha convertido y es muy apreciado actualmente como uno de los perros de guarda y compañía por excelencia.

Se identifica con una de esas razas que transmiten mucha calma y tranquilidad. Son unos animales súper cariñosos con sus dueños y, especialmente, con los más pequeños de la casa, con quienes comparten y demuestran gran tolerancia para realizar cualquier tipo de actividad. Además, son muy fieles a sus dueños.

Comportamiento del Pastor de Brie

Los perros de esta raza son principalmente de trabajo, sin embargo, actualmente también son excelentes mascotas de compañía. Desde que se conoce, ha sido utilizado básicamente como perro pastor, pero también como animal de guardia, defensa, salvamento y hasta como perro lazarillo. Cuentan con una gran capacidad para cumplir su rol de pastoreo. De hecho, hay quienes aseguran que dos o tres perros de esta raza pueden lograr el control, sin inconveniente, de grandes cantidades de animales, alrededor de entre 500 y 700 cabezas de ganado.

Cuando son utilizados como perros de vigilancia y defensa, estos magníficos ejemplares se muestran muy atentos a lo que sucede a su alrededor y están siempre listos para entrar en acción en caso de que la zona que deben cuidar sea objeto de invasión por parte de algún desconocido.

A pesar de su naturaleza rústica, el exceso de energía y hasta rebeldía que los caracteriza, son unos perros muy inteligentes, sensibles y alegres. Por ello, es importante canalizar todos estos rasgos educándolos correctamente, para lograr una excelente y armoniosa convivencia con ellos. Y, un aspecto muy importante debido a su gran sensibilidad, es que requieren de demostraciones de grandes dosis de afecto y debes hacerles sentir el placer de vivir en un hogar con familia.

3811501605_c2afa2b3eb_w.jpg

 

Temperamento

Los que crían esta raza, conocen a la perfección su temperamento y, para estas personas, es de especial importancia aprovechar al máximo ese gran tesoro de cualidades que caracterizan al Briard. Este hermoso animal posee un gran equilibrio mental y, a pesar de ser un excelente perro guardián, no demuestra un comportamiento agresivo. En cuanto a su modo de relacionarse con las personas cercanas a él, no es un perro tímido. Además, demuestra mucha seguridad en sí mismo, es muy fuerte y realmente intrépido. Su tenacidad e inteligencia le permiten aprender muy rápidamente y de forma sencilla. Gracias a su temperamento es posible adiestrarlo para desarrollar los grandes rasgos con que cuenta esta raza de perro. Puede llegar a ser un versátil canino como perro guía, de búsqueda y rescate, de terapia, detector de sustancias ilegales y hasta un eficaz perro policía.

Apariencia física

En cuanto a su aspecto, es un perro rústico pero muy bien proporcionado, flexible y musculoso. Su estructura corporal es de un tamaño mediano y sus medidas oscilan entre los 55 a 68 centímetros de altura, medido hasta la cruz. Tal vez, es un poco mayor el tamaño si se mide desde el isquion hasta el final de los hombros. Su peso puede alcanzar hasta más de 30 kilos. Estos perros tienen unos ojos oscuros, que generalmente están cubiertos por las cejas peludas que tienen. Su esperanza media de vida se encuentra entre los doce y los catorce años.

4_-_pelaje_del_pastor_de_brie.jpg

 

El peculiar manto de pelo del Briard

Este perro tiene como característica distintiva su pelo. De hecho, tiene una abundante capa en la cara y un pelaje en la barbilla que se convierte en una barba. Este manto está compuesto por un tipo de pelo muy similar al “pelo de cabra”.  Su pelaje es largo, ondulado, seco, suave y cuenta con una subcapa de pelo fino y espeso, que le sirve como protección contra el frío y que, además, le aporta más volumen. El manto puede encontrarse en variados colores, pero nunca en blanco. Un pelaje en tonos grises, negros y azules, pueden combinarse con zonas un poco más claras y, también, hay en tonos leonados.  Por otro lado, los tonos grises son bastante comunes en combinación con cualquier otro color mencionado.

Para los experimentados criadores del Pastor de Brie que tienen como interés la mejora de la raza, el manto representa uno de los aspectos más importante y que requiere de mayor cuidado. De hecho, tienen que mantener un estándar en tamaño, es decir, deben tener un largo a partir de siete centímetros y que no sean lacios o lanosos. Si no cumplen con las características ideales, se apartan y no pueden ser usados para proliferar la raza.

5_-_briard_negro.jpg

 

Cuidados

El pelaje de este animal es relativamente fácil de cuidar, con respecto a otras razas similares. Esto se debe al manto rústico y de fuerte textura que lo cubre, a pesar de que es largo y abundante. Pero, de igual modo, es importante mantener una rutina de cuidados para evitar el daño del pelaje. No se debe lavar muy seguido, pero sí debe cepillarse con un cepillo de textura dura.

Baño

En el momento del baño puedes utilizar un champú con pH adecuado para mantener su pelo hidratado y, si es necesario, se puede incluir en el proceso un acondicionador para prevenir y deshacer los nudos. Es importante enfocarse en el subpelo, que debe quedar bien enjabonado, libre de nudos y, en el momento de aclarar, hay que tener cuidado de retirar totalmente los productos aplicados. Cualquier resto que quede en el manto del perro puede generar dermatitis o cualquier otro problema en la piel del animal. No olvides que es una raza de doble capa de pelo, por lo que retiene mucho líquido y jabón.

6_-_perro_brie.jpg

 

Cepillado

El pelo de la cabeza, mejillas, barba, cejas y orejas, debe cepillarse con un peine de púas metálicas, con firmeza, pero cuidando de no arrancar el pelo. Mientras que, para cepillar el cuerpo, se empieza por el subpelo con un cepillo de púas metálicas y con la mano, para garantizar que esta zona quede libre de nudos. Luego, con un peine de púas metálicas pero más ancho, se cepilla el manto de cobertura, con mucho cuidado de no romperlo y eliminando los enredos que aparezcan. Y, para el cuidado de la cola, también debe utilizarse un peine para alisar los flecos.

Cuidado de orejas y patas

Las orejas son unas de las partes del cuerpo de un perro pastor que requieren mayor cuidado. Por ello, su limpieza es imprescindible. En primer lugar, debes mantener el canal auditivo libre de pelos y, para la limpieza del interior del canal, en el mercado hay disponibles limpiadores que vienen en presentación líquida o en polvo. Finalmente, para la zona más externa, puedes utilizar toallitas húmedas diseñadas especialmente para este fin.

Para el cuidado de las patas, debes cepillar en el sentido contrario al crecimiento del pelo, con una carda metálica, para eliminar con facilidad las partículas y la suciedad acumulada en los pies. Una vez que las patas están limpias y sin enredos, peina hacia abajo para recuperar la forma natural de su pelo. Finalmente, debes mantener las uñas cortas para evitarle dificultades de movilidad al perro. Deben cortarse de forma transversal y con cuidado de no llegar a la parte carnosa de la uña.

7_-_cachorros_de_briard.jpg

 

Alimentación

Esta raza de perro tan activa y grande requiere de un equilibrio de nutrientes específico, por lo que deben ingerir una alimentación rica en vitaminas, minerales y principalmente proteínas, especialmente provenientes de la carne, esto con el fin de garantizar la salud del sistema muscular del perro. Y, para el bienestar de su piel y manto, así como de algunos órganos, también es necesario concentrarse en la calidad de los ácidos grasos y las grasas.

Por otro lado, debes controlar el gran apetito de tu compañero, ya que es propenso a padecer problemas de estómago como la distensión del órgano. Por ello, una buena técnica para evitar afecciones estomacales es suministrar porciones reducidas con mayor frecuencia.

Salud

Esta es una raza de perro que en líneas generales goza de buena salud. Sin embargo, como muchas otras razas pero con muy poca frecuencia, puede hablarse de casos de displasia de cadera, que puede desencadenar en problemas de movilidad o enfermedades oculares hereditarias, como la distrofia del epitelio pigmentario de la retina o la ceguera nocturna estacionaria. Por otro lado, existe un problema más serio de salud que esta raza es propensa a padecer, la torsión de estómago. En todo caso, es recomendable someter a los cachorros a exámenes médicos para descartar cualquiera de estas afecciones y tomar las acciones pertinentes en caso de padecimiento de las mismas. De igual modo, lo más indicado es acudir al veterinario para el tratamiento ideal que requiere el animalito en caso de cualquier enfermedad y, por supuesto, para el control y tratamiento de vacunación y desparasitación de rutina.

Adiestramiento y ejercicio

Puede decirse que el Pastor de Brie es un perro que puede ser adoptado por cualquier tipo de persona. Sin embargo, quien decida tenerlo como mascota, debe considerar que este perro necesita de la dedicación y compañía de sus dueños para realizar la actividad física necesaria que le permita saciar toda su energía. Pero, aunque le encanta vivir al aire libre, también adora compartir momentos dentro de casa, en familia.

Cabe destacar que una persona que se está iniciando en el mundo de las mascotas, y especialmente las que tienen un perro por primera vez, es posible que necesiten un poco de apoyo de alguien con experiencia para empezar con el adiestramiento de estos perros. Pero, con un poco de información, seguramente no encontrarán mayores dificultades para educar a este hermoso canino.

8_-_adiestrar_pastor_de_brie.jpg

 

Para desarrollar y aprovechar todas las cualidades de esta raza de perro, un adiestramiento adecuado es totalmente necesario. Muchos expertos en el mundo del adiestramiento de perros consideran que esta raza aprende un poco más lento en comparación con las otras razas de pastores, pero esto es debido a que requieren de mayor concentración y análisis para proteger a los animales a su cargo.

Lo más indicado es empezar el entrenamiento desde que son cachorros y siempre con firmeza, pero con ternura y paciencia, ya que estos perros en su etapa de “adolescencia” tienden a ser dominantes y desafiantes. Entonces, la meta es enseñarles a socializar adecuadamente, y de este modo, tendrás como mascota un compañero manejable y obediente.

Independientemente de la edad del perro, el adiestramiento debe iniciarse rápidamente y ser constante. Por otro lado, debes considerar que estos perros no responden a técnicas severas utilizadas para su entrenamiento, tampoco se adaptan a las injusticias o excesos de autoridad. Al contrario, en este tipo de circunstancias podrían desarrollar un comportamiento agresivo. Si tienes la suerte de educar un perro de esta raza desde recién nacido, debes enseñarle a socializar desde el primer momento y, de este modo, lograrás tener un perro más versátil, enseñándole desde tareas de búsqueda y rescate hasta protección y trabajo de perro policía.

Te recomendamos también:

El Pastor de Asia central

El Pastor polaco de las llanuras

El Chesapeake Bay Retriever

El Cazador de alces noruego