Husky Siberiano

Conociendo al Husky Siberiano, la raza de perro originaria de Siberia

Una raza de perros que se ha ganado el corazón de todos es, sin duda, el Husky Siberiano. Con su mirada cautivadora, grandes talentos e inteligencia ha ocupado portadas de revistas y ha figurado en producciones cinematográficas. En principio fueron usados como perros de trineo en el norte de Asia, pero su popularidad fue aumentando poco a poco y está presente en todo el mundo.

A pesar de la belleza del Husky Siberiano, no es una raza para todos. ¿Por qué? Porque presenta rasgos de carácter complejos que podrían no agradarte del todo. Sigue leyendo para que conozcas detalles de este perro fuerte, hermoso, independiente y gran compañero de la familia.

Historia y origen del perro Husky Siberiano

El origen del Husky Siberiano se remonta a una tribu de nómadas del noroeste de Siberia, llamada Chukchi. A pesar de que no se conoce con exactitud el inicio de esta raza, las investigaciones genéticas han demostrado que es una de las razas de perros más antigua.

Los nómadas de la parte asiática de la Federación Rusa se valieron de la fuerza y velocidad del Husky Siberiano para emplearlo en sus medios de transporte. Así mismo comenzaron a domesticarlos y los adoptaron como un miembro más de la familia, dándoles los cuidados y el cariño apropiado.

Historia y origen del perro Husky Siberiano

A principio del siglo XX, específicamente en 1908, el Husky Siberiano después de extenderse por Asia y Europa llegó a América. En Alaska, específicamente, sirvió como perro de trineo mientras ocurrió la fiebre del oro y también comenzaron a incluirse en carreras de trineos, donde se siguen destacando.

Esta raza fue prosperando gracias a su exportación desde Siberia y en la actualidad es reconocida como una raza de perros por las principales organizaciones del área. Asimismo se han creado asociaciones específicas del Husky Siberiano que se dedican a diferentes actividades relacionadas con estos caninos.

Características físicas del perro Husky Siberiano

El Husky Siberiano es un perro de tamaño mediano, cuya apariencia sorprende a simple vista. En promedio, los machos adultos miden entre 53,5 y 60 centímetros de alto, mientras que las hembras alcanzan entre 50,5 y 56 centímetros. El peso del macho adulto se ubica entre 20,5 y 28 kilos; por su parte, las hembras pueden pesar de 15,5 a 23 kilos. Puedes ver más sobre su estándar aquí.

Su capa de pelaje puede presentarse en todos los colores, pero algunos de los más famosos presentan tonos plateados y otros colores oscuros mezclados con blanco. Un Husky Siberiano se caracteriza por su rapidez, ligereza y comportamiento elegante con andar suave y sin esfuerzo.

Tiene un cuerpo compacto y repleto de pelo, sus orejas puntiagudas medianas permanecen erectas y tienen una cola de cepillo. Muestra una complexión física y forma corporal que se conjugan para dotarlo de poder, resistencia y velocidad con una esperanza de vida de aproximadamente 12 años.

Caracteristicas fisicas del perro Husky Siberiano

Carácter y personalidad del perro Husky Siberiano

El perro Husky Siberiano está acostumbrado a un líder que le diga qué hacer. Por esta razón su entrenamiento no resulta complicado. La raza suele ser obediente y respetuosa, aunque a veces le guste tomar el control de la situación.

En caso de que tu perro quiera salirse de las reglas, no debes permitirlo. Tienes que demostrar tu liderazgo con actitud, sin golpes ni maltratos. Él lo entenderá. Este canino ve a su humano como un guardián que le aporta alimento, golosinas, juguetes y demás elementos necesarios. Por eso lo respeta.

A esta raza le gusta escaparse, por lo que se recomienda sellar cualquier espacio por donde pueda escabullirse. De lo contrario saldrá a dar paseos solo y eso puede traer accidentes graves o hacer que no vuelva.

Al Husky Siberiano se le conoce como un perro de gran energía, que llega a ser destructivo, sobre todo si está aburrido. Por tal motivo, debes mantenerlo haciendo ejercicio para que no destrocen tu casa cuando lo dejes solo. También les gusta excavar en el jardín, pero si lo entrenas no dañará tus flores.

Su naturaleza traviesa y juguetona hace que el Husky Siberiano enamore a sus dueños. Además, no tiene problemas en socializar con otros perros y con las personas, pues les gusta mostrar sus talentos y hacer amigos.

A diferencia de la mayoría de razas, estos perros no ladran, sino que les encanta aullar, lo que puede ser molesto. Un punto negativo de su carácter está en que desafortunadamente no funcionan como perros guardianes porque no suelen sospechar de los desconocidos y no alertarán en caso de intrusos.

Cachorros del Husky Siberiano

Los cachorros de Husky Siberiano muestran por lo general un temperamento agradable; son curiosos y juguetones y les gusta estar con las personas. Se recomienda conocer a alguno de sus padres para tener una idea del carácter, pues de esta manera sabrás cómo será en su vida de adulto y garantizarás que todo marche bien.

Cachorros del Husky Siberiano

Se recomienda que los cachorros de esta raza entren en contacto desde pequeños con las personas, los objetos, los sonidos, las imágenes y el adiestramiento. Estas tareas de socialización permiten que al crecer el Husky Siberiano tenga una personalidad bien formada con todos sus sentidos funcionando como deben.

Si tienes un cachorro, aprovecha de llevarlo a pasear a lugares concurridos para que vayan mejorando sus habilidades sociales. De lo contrario, será un perro ingobernable del cual querrás salir cuanto antes.

Antes de comprar un cachorro de Husky Siberiano, dedícate a conocer todos los detalles de la raza para que no te decepciones. Opta siempre por criadores garantizados que te entreguen un ejemplar sano, que esté libre de enfermedades genéticas y que tengan un buen comportamiento.

Escoge cachorros que hayan sido criados en entornos limpios con padres bien cuidados. Asimismo se recomienda someterlos a pruebas de temperamento, hacerles un análisis, desparasitarlos y socializarlos para que el comienzo de vida sea saludable y seguro. Busca un buen criador que te muestre los comprobantes de salud de los padres y así te evitarás muchos problemas futuros.

Alimentación y salud del perro Husky Siberiano

Con respecto a la alimentación, el Hausky Siberiano se mantiene con facilidad gracias a su genética. Debido a sus orígenes como perros de transporte a bajas temperaturas, la ingesta de alimentos se hacía con menos frecuencia durante los largos trayectos.

Por tal motivo, un Husky Siberiano adulto se puede mantener fácilmente con dos tazas de pienso de gran calidad diarias, divididos en dos raciones, siempre y cuando sea de alta calidad. No obstante, la cantidad de alimento necesario depende de las características de cada animal, como tamaño, edad, estructura, metabolismo y nivel de actividad.

Alimentacion y salud del perro Husky Siberiano

No todos requieren la misma cantidad de alimentos, pues los perros activos exigen más que aquellos sedentarios. Recuerda comprar comida que cumpla con los nutrientes necesarios para un óptimo desarrollo y consulta con un veterinario aquellos alimentos adecuados que fomenten la salud.

El Husky Siberiano se caracteriza por ser una raza de gran salud; sin embargo, al igual que los demás perros están expuestos a algunas patologías.

Los perros esquimales son generalmente saludables, pero como todas las razas, están propensos a ciertas condiciones de salud. Dentro de las enfermedades más comunes en esta especie se encuentran algunas relacionadas con la visión, que son:

  • Cataratas: consiste en una enfermedad que afecta la visión porque el lente del ojo se vuelve opaco. Se distingue porque el ojo se vuelve turbio. Por lo general aparecen en la vejez y se solucionan con una intervención quirúrgica.
  • Distrofia corneal: esta patología se presenta en la córnea, que es la parte externa transparente del ojo, debido a la acumulación de grasas en el órgano de la visión. Suele afectar más a mujeres jóvenes y no hay cura, aunque parece no causar problemas para ver.
  • Atrofia progresiva de la retina: una patología degenerativa del ojo que puede llevar a la ceguera porque se pierden los receptores de luz de la parte posterior del ojo. Esta condición se detecta antes de causar ceguera y por fortuna un perro puede vivir feliz y pleno a pesar de que no pueda ver.
  • Displasia de cadera: se trata de una enfermedad muy común en los caninos, la cual se caracteriza porque la articulación de la cadera no se desarrolla de forma normal.

Todos estos problemas de salud son bastante conocidos por los criadores, quienes realizan una evaluación periódica con los oftalmólogos para no criar un Husky Siberiano que presenten tales condiciones de salud. Asimismo, aquellos ejemplares con enfermedad de la cadera son retirados de los programas de reproducción con el objetivo de evitar que las enfermedades se sigan transmitiendo.

No está de más decir que para mantener la salud general del Husky Siberiano es necesario llevarlo regularmente a una consulta con el veterinario, que le realice una evaluación detallada a fin de detectar cualquier problema y corregirlo a tiempo para evitar males mayores.

Cuidados del perro Husky Siberiano

Algo tendrás garantizado con un Husky Siberiano: no habrá tiempo para aburrimiento. Un ejemplar adulto de esta raza requiere una rutina diaria de ejercicios entre 30 y 60 minutos, lo cual es algo básico en su cuidado. Son un excelente compañero para salir a correr, siempre y cuando no sea en climas calurosos porque prefieren el frío.

A pesar de su tamaño y actividad física, un pequeño jardín será suficiente para que agote su energía. Recuerda que si lo dejas solo en tu piso, lo más seguro es que cuando regreses te lleves una sorpresa nada buena. Llévalo contigo a practicar senderismo y otros deportes al aire libre para que se mantenga sano y feliz.

Si quieres que la belleza del Husky Siberiano siempre esté presente, tendrás que realizar las rutinas de limpieza básicas de cualquier raza: bañarlo cuando sea necesario, cepillarlo constantemente para eliminar el pelo muerto, limpiar las orejas y lavar los dientes. Sin mucho esfuerzo, tu mascota permanecerá brillante todo el tiempo.

Educación y adiestramiento del Husky Siberiano

La educación y adiestramiento no es problema en el Husky Siberiano porque es muy inteligente. Por el contrario, es necesario entrenarlos para que aprendan las reglas básicas de obediencia que te ayudarán a tenerlo controlado durante la mayor parte del tiempo.

En tu propia casa puedes enseñarle las tareas necesarias que te ayuden a dominarlo, pero tienes también la opción de invertir en clases especializadas. Todo depende de cuánto quieras explotar el talento de estos caninos.

Educacion y adiestramiento del Husky Siberiano

Con estos caninos ocurre algo curioso: mientras están en clases se comportan a la perfección, siguen las instrucciones y cumplen las órdenes, pero en casa es posible que no hagan caso para nada.

Si te llega a pasar esto, deberás ser muy paciente y mantenerte calmado. No maltrates a tu perro porque será contraproducente. Háblale con amor y él te hará caso. Con la dedicación y las técnicas correctas, lograrás establecer una relación duradera donde habrá mucho amor.

Dentro de los principales entrenamientos del Husky Siberiano, los criadores recomiendan el entrenamiento de cajones, que se convierte en un refugio y los mantiene a salvo cuando se sienten cansados. Por otra parte, el entrenamiento de correa se convierte en una obligación, pues estos perros nunca deben dejarse sueltos en espacios abiertos.

Cuando salgas a pasear con tu perro, mantenlo siempre con una correa porque le encanta correr y perderse. Si no sigues esta recomendación, seguramente lo perderás y puede que no lo vuelvas a ver. No tiene nada que ver contigo, está en su naturaleza aventurera.

Conclusión

Antes de decidirte por un cachorro de Husky Siberiano como nuevo integrante de tu familia, es mejor que evalúes si llenará tus necesidades y se adaptará a tu estilo de vida. Aunque los cachorros son juguetones y divertidos, pero exigen mucho tiempo y esfuerzo antes de que sea el perro de tus sueños porque requieren ejercicio constante.

El Husky Siberiano es independiente, amistoso, escapadizo, afectuoso. Recuerda que es más como perro de compañía que como animal de guarda. Si crees que cumples con el perfil para tener un Husky Siberiano, adelante.

Este perro hermoso será fácil de entrenar, no exigirá cuidados muy complejos, se mantendrá saludable y se convertirá en el mejor amigo de todos los integrantes de la familia durante un promedio de vida de 12 años.

Encontrarás más información sobre perros aquí:

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.