Esterilizacion y castracion en perros

Esterilización y castración en perros: diferencias, ventajas e inconvenientes

Como es sabido, tener un perro de acompañante exige una gran responsabilidad. Además de los cuidados de baño y alimentación, aspectos como la salud de la mascota y la prevención de potenciales enfermedades son indispensables si queremos alargar la esperanza de vida de nuestro perro. Entre las numerosas técnicas que existen para evitar la aparición de ciertas enfermedades o infecciones, unas de las más conocidas son la castración y la esterilización.

Estos términos, aunque populares, resultan aún confusos para algunas personas. Algunos por no diferenciar la esterilización y la castración de manera clara, y otros por pensar que se trata de procedimientos exactamente iguales. Pero en realidad ¿en qué se diferencian la esterilización y la castración?, ¿cuáles son las ventajas de estos procedimientos? Y, sobre todo, ¿presentan inconvenientes?

Es importante disipar todas las dudas antes de elegir si realizar la esterilización o castración a tu perro. Es por ello que, en esta oportunidad, desarrollaremos brevemente cada uno de estos aspectos para conocer de manera más profunda las diferencias, ventajas e inconvenientes de la esterilización y castración en perros.

Esterilización y castración: ¿qué son?

Como ya hemos mencionado, aunque se encuentran asociados por tratarse de procedimientos quirúrgicos y realizados únicamente por un veterinario, la esterilización y la castración son técnicas perfectamente diferenciadas una de la otra. Por esta razón, es necesario definirlas de forma individual.

castracion perro

Esterilización

La esterilización consiste en una técnica quirúrgica por la cual es interrumpido el proceso de reproducción de la mascota mediante el corte de los conductos reproductivos. Este procedimiento puede ser realizado tanto en perros machos como en hembras.

En el caso de los machos, se realiza mediante el corte de los conductos seminíferos, es decir, las conexiones entre los testículos y el pene del perro. Ahora bien, en las hembras, el proceso de esterilización se realiza cortando las trompas de Falopio de la perra, conocidas médicamente como los oviductos.

Castración

La castración se trata, igualmente, de un procedimiento quirúrgico, pero de mayor alcance. En ella, se procede a la extracción de los genitales tanto en el macho como en las hembras. Por esto, se considera que la castración posee una mayor complejidad que la esterilización.

Esta técnica, en los perros machos, se realiza extrayendo de manera irreversible sus testículos, dejando solo la bolsa escrotal. Mientras que, en las hembras, el procedimiento puede ser de dos formas:

Ovariectomía

Castración en la cual se extraen solamente los ovarios de la hembra.

Ovariohisterectomía

Consiste en la extracción del útero y los ovarios del animal.

Esterilizacion perro

Ventajas

Una vez clara la definición de la castración y la esterilización de forma individual, vamos a ver las ventajas que dichos procesos quirúrgicos. De esta manera podremos entender mejor las explicaciones del veterinario en el momento de recomendar cualquiera de ellos.

Ventajas de la esterilización

Bien sea aplicada a un macho o una hembra, este proceso presenta grandes ventajas para nuestro amigo canino:

  • En primer lugar, se trata de una cirugía menos invasiva.
  • La esterilización permite una recuperación más rápida. Para el macho, no más de tres días, mientras que la hembra en una semana ya estaría recuperada.
  • En el caso de los machos, disminuye el riesgo de padecer enfermedades asociadas a la próstata.
  • En el caso de las hembras, reduce el riesgo de tumores mamarios, enfermedades uterinas y de ovarios.
  • Evita que los perros puedan reproducirse, pues inhibe su fertilidad.
  • La conducta sexual de los caninos no se ve alterada por esta cirugía.
Esterilizacion y castracion ventajas

Ventajas de la castración

Aunque se trata de una técnica más complicada, la castración presenta también numerosas ventajas para el canino y su dueño:

  • Elimina por completo el deseo sexual del animal. Debido a la extracción de los genitales, los cambios hormonales se ven altamente disminuidos, dejando de lado el celo.
  • La transformación de la conducta sexual evita que los perros quieran deambular por las calles corriendo el riesgo de perderse o ser lastimados.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades asociadas a la reproducción y a la próstata.
  • En el caso del perro, al inhibirse la producción de testosterona, se produce una pasividad en el carácter, lo que conlleva a que sea más fácil adiestrarlo.
  • La socialización con otros caninos se convierte en un aspecto de mayor facilidad.
  • El control de la agresividad se convierte en un proceso más sencillo en el caso de los machos.

Desventajas

Aunque se ha mencionado que la esterilización y la castración son procesos altamente efectivos y beneficiosos en la salud de los perros, es innegable también que las mismas poseen algunas desventajas, o riesgos, por tratarse de técnicas quirúrgicas. A continuación, veremos algunas de ellas:

Inconvenientes de la esterilización

En el caso de la esterilización, las ventajas suelen ser diversas, la más notable de estas es que la producción de hormonas no es eliminada, al contrario, se mantiene intacta en los animales. Esto puede suponer una desventaja para algunos ya que, si se trata de un animal agresivo, no modificará su conducta con la esterilización. Otra desventaja importante de mencionar en el caso de las perras es que continúa teniendo celo y, por ende, atrayendo a los machos durante este período.

diferencias Esterilizacion y castracion

Inconvenientes de la castración

El riesgo a los efectos adversos de la anestesia suele ser una de las mayores desventajas de la castración. Acompañado con la alteración en el peso del animal que, en muchas ocasiones, sufren de sobrepeso, lo que debe controlarse de manera frecuente para evitarlo. Finalmente, dentro de los inconvenientes de este proceso, se denota que la recuperación después de la cirugía es mucho más lenta, puede tardar dos semanas, o más en caso de ser necesario.

Tal como se ha evidenciado, tanto la esterilización como la castración suelen tener repercusiones y ventajas, por lo que antes de escoger cualquiera de ellos para aplicarlo al perro, es necesario consultar con un veterinario y pedir la orientación hacia la decisión más favorecedora para el canino y para su amo. Elegir una de las dos a la ligera puede resultar contraproducente para el perro, afectando irreversiblemente su vida.

Aprende más sobre el mundo canino:

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.