Yorkshire terrier: Una gran personalidad en un cuerpo diminuto

Yorkshire terrier: Una gran personalidad en un cuerpo diminuto

Si de mascotas pequeñas se trata, existen diversas razas que podrían complicar la elección de una apropiada. Sin embargo, las diferencias en cuanto a carácter y otros aspectos, pueden facilitar en gran manera esta decisión, aún más si buscas un can extrovertido y amoroso, como lo es el Yorkshire Terrier.

Un perro que guarda una gran personalidad en un cuerpo diminuto, pero con características físicas destacables, sobre todo por su delicado pelaje. Estos canes resultan excelentes mascotas domésticas, pues su compañía estará basada en el amor, la dulzura y mucha diversión.

Yorkie terrier

Enérgicos y con una notable destreza, así se caracterizan, aunque no por esto dejan de ser unos perros refinados que requieren abundantes cuidados. Por ello, es preciso tener toda la información posible acerca de esta raza antes de considerar su adopción.

Pensando en esto, hemos desarrollado un artículo dedicado a este terrier: su historia, su temperamento, su salud, su educación y, sobre todo, los cuidados que precisan estos pequeños amigos. Todo esto lo detallaremos a continuación para ayudarte a saber si un ejemplar de esta raza puede convertirse en tu nuevo mejor amigo canino.

Origen del Yorkshire

Existen, en la actualidad, diferentes teorías acerca de la historia del Yorkshire terrier, las cuales pueden resultar realmente válidas. Sin embargo, lo más concreto que se conoce sobre esta raza es que proviene de la época victoriana, de un lugar llamado Yorkshire, Inglaterra. De ahí el nombre característico de estos canes.

Su descendencia se encuentra muy ligada a otros Terrier como el caso del Bichón Maltés y el Clydesdale Terrier, una raza ya extinta. No obstante, el origen certero del Yorkie continúa siendo un misterio, aunque alrededor de este tema han enfocado varias teorías que poseen credibilidad de forma individual.

raza Yorkshire

Una de las más aceptadas es que estos canes fueron criados al norte de Inglaterra, donde trabajadores de la zona urbana no podían adoptar perros grandes como mascotas, pero deseaban un pequeño canino con gran energía y personalidad, características que apropiadamente reúne esta raza.

Por otro lado, también se ha destacado que la creación de estos canes se dió por la necesidad de un pequeño cazador para roedores que invadían las galerías en ese entonces, además que se colara en las madrigueras para la captura de tejones y zorros.

Otra teoría es que trabajadores escoceses dieron inicio a esta raza. Sin embargo, no se ha logrado afianzar la validez de esto. Lo que sí es realmente un hecho es que los primeros Yorkshires eran de tamaño más grande que los actuales y, además, que su reconocimiento se extendió de forma considerable una vez se logró la aparición de la especie actual.

Su aparición fuera de Inglaterra se dió a mediados del siglo XIX, cuando comenzó a popularizarse en exposiciones realizadas en Estados Unidos. De allí su presencia ha sido destacada en diferentes espacios, resaltando por ser un can consentido y compañero inigualable.

Aspecto físico del Yorkie

Las características físicas de este pequeño terrier son un tema que le ha hecho destacar entre muchas otras razas. Se trata de un animal realmente compacto, pequeño, con un cuerpo fino de apariencia distinguida pero muy bien formado, fuerte y musculoso. Perfectamente amoldado a su enérgica actitud.

Estos canes poseen aspectos distintivos que le identifican y atraen por su belleza, sobre todo si hablamos de su pelaje. Sin embargo, estos atributos dependerán del cuidado que se les brinde. Conozcamos un poco más de la apariencia del Yorkie terrier.

perro de Yorkshire

Tamaño y peso

Es una de las razas más pequeñas que ha existido. Su estatura no sobrepasa los 14 y hasta 17 centímetros a la cruz. Siendo ligeramente más largo que alto. Por otro lado, su peso es también poco, logrando como máximo promediar 4 kilos.

Cabeza

Al igual que su cuerpo, la cabeza de estos canes es pequeña, recubierta por un liso y alargado lienzo. Un rostro diminuto, armónico con su contextura, que le otorga cierto toque de delicadeza. Posee un hocico de tamaño mediano, y su nariz, normalmente de color negro, es también media y redondeada.

Sus ojos son circulares, grandes y redondos, generalmente de color negro. Mientras que sus orejas son de inserción alta, cortas y en forma de triángulos, se encuentran perfectamente erguidas.

Cola

De inserción alta, alargada, fina y recubierta también por un extenso pelaje, característico de la raza.

Pelaje

Si hay algo que le otorga diferenciación al Yorkshire terrier es su fino, liso, largo y brillante pelaje. Ligeramente abundante, más notable aún en su cabeza, otorgándole una apariencia de ternura y diversión.

Los colores aceptados para esta raza son azul acero, en su cuerpo y la cola, mientras que el resto es de color pardo.

Temperamento

La pequeña y delicada apariencia física de esta raza puede hacer pensar erróneamente que se trata de un animal dócil y tranquilo, cuando en realidad es lo contrario.

El Yorkshire posee una personalidad enérgica, alegre, dinámica y sobre todo muy inquieta, cosa que en algunos casos es difícil de controlar. Se trata de un perro notablemente consentido, no solo en los cuidados de su apariencia que necesita, sino a mimos y atención emocional.

En definitiva, estos perros están destinados para personas dispuestas a consentirlos y dedicar gran parte de su tiempo a ellos, de lo contrario, puede sufrir ansiedad, sentirse solo y desarrollar problemas de conducta como ser destructor y ladrar excesivamente.

Una cualidad innata de estos canes es la posibilidad de percibir el estado de ánimo de sus dueños, sobre todo del más cercano, y llenarle de cariño en caso de encontrarle triste.

terrier de Yorkshire

Es, además, muy fuerte, valiente y aguerrido, por lo que ha sido considerado como un excelente perro guardián, a pesar de su tamaño tan diminuto.

Aunque se trata de un perro acostumbrado a mimos y atención, la convivencia en hogares con niños suele ser un tema delicado, pues son muy susceptibles a juegos excesivos con los más pequeños.

Sin embargo, son una fuente inagotable de energía, que ayudará en la educación de los niños. Lo indicado en estos casos es enseñar a los más pequeños el trato que deben dar a estos canes y supervisar constantemente los juegos entre ambos, de esta forma, no habrá ningún problema.

Entre tanto, la convivencia con otros animales no suele ser muy buena, debido a que se trata de perros con un fuerte sentido de la propiedad y no les gusta compartir su territorio constantemente. Esta situación puede tratarse adecuadamente con una socialización temprana.

Además, estos perros tienen gran facilidad de adaptación, bien sea a espacios abiertos como el campo o a la vida en la ciudad. Lo importante es la cantidad de atención que reciban por parte de sus dueños.

Son muy inteligentes, seguros e independientes, por lo que el adiestramiento no resultará difícil si se toman las medidas adecuadas. El dueño, no obstante, debe conocer acerca del canino, para saber cómo llevar este proceso.

Uno de los aspectos en los que pueda resultar más testarudo es en el aprendizaje de hacer sus necesidades fuera de casa.

Adiestramiento

Como se dijo un poco más arriba, los Yorkies son perros muy inteligentes y atentos, por lo que el proceso de su educación no resultará complejo. Sin embargo, es importante conocer bien a la raza para proporcionarle un entrenamiento realmente acorde a su personalidad.

En primer lugar, hay que destacar la socialización como punto de inicio para el adiestramiento, debido a que estos canes no suelen ser muy amigables ante la presencia de otros animales.

Empezar con este punto y a temprana edad permitirá que el perro adquiera una orientación más amigable y se acostumbre a su entorno, personas y animales que le rodean con facilidad.

cachorro de yorkie

Es importante ser constante y paciente en la educación de este terrier, pues existen aspectos como el lugar donde hacer sus necesidades, que pueden llevar más tiempo que otros en aprenderse.

Las órdenes básicas también son muy importantes, pues permitirán al perro establecer límites en su comportamiento. Además que evitará que se desarrollen serios problemas de conducta.

Aplicar en estos canes el refuerzo positivo, la motivación y sobre todo mostrarse como un guía y líder, sin necesidad de maltratos o gritos, hará que el perro se sienta con mayor comodidad y confianza, facilitando en gran medida el proceso de aprendizaje.

Salud

Esta raza, por lo general, goza de muy buena salud. Su esperanza de vida es de alrededor de 15 años, dependiendo también de los cuidados que se le proporcionen. Si hay algo que destacar, es que estos perros necesitan una permanente atención.

Sin embargo, pese a su buena condición física, pueden verse afectados por algunas enfermedades y condiciones que alteran su ritmo de vida.

En primer lugar, aunque son muy enérgicos y de temperamento fuerte, su cuerpo es bastante frágil, es decir, pueden lastimarse con facilidad y sufrir algún traumatismo. Por ello debe cuidarse del trato que se da a estos animales, aún más cuando juegan con los niños en casa.

Por otro lado, son razas poco tolerantes a bajas temperaturas, el frío puede ocasionar muy frecuentemente resfriados y hasta bronquitis, complicando el bienestar de estos caninos.

Cuidados

Si bien lo hemos mencionado a lo largo de este artículo, es que esta es una raza con gran cantidad de exigencias en lo que ha cuidados se refiere, no está demás.

Debe ser uno de los canes que demanda mayor atención por parte de sus dueños, y es que es realmente es un perro muy especial.

yorkie

Veamos cuáles son los cuidados esenciales que necesita:

Alimentación

La obesidad puede ser un tema común en estos perros si no se lleva a cabo un proceso alimenticio adecuado. Aún más por su corta estatura, se debe procurar llevar una nutrición correcta.

Para ello, consultar con el veterinario el pienso adecuado, ajustado a su edad y tamaño, es lo ideal. Un pienso específico que proporcione nutrientes adecuados al canino le mantendrá en perfecto estado nutricional.

Por otro lado, evitar proporcionar comida de personas y otras golosinas innecesarias es elemental en el proceso de alimentación.

Ejercicios

Aunque no son perros muy atléticos, estos canes poseen una energía incomparable, por lo que precisan de un tiempo considerable de ejercicios para manejar ese gasto energético y mantener un equilibrio físico y emocional adecuado.

Al menos dos paseos al día deben proporcionarse s estos canes de forma regular para que se mantenga bien cuidado.

Higiene

El baño, el cepillado y el cuidado de ojos y boca es esencial para el buen estado de salud de estos perros.

En primer lugar, el baño debe ser frecuente, al menos una vez cada dos semanas, procurando el uso de un champú y acondicionadores específicos especiales para perros, para mantener el brillo y alisado de su pelo.

En segundo lugar, el cepillado, necesario al menos tres veces por semana para evitar la aparición de nudos y la pérdida incesante de pelo. Es importante el uso de un cepillo de calidad, con cerdas adecuadas que no lastime al perro ni a su pelo. En caso de no saber cómo realizarlo, se recomienda acudir a una peluquería canina para informarse correctamente.

Por su parte, estos perros son propensos a la acumulación de lagañas, por lo que la revisión constante de sus ojos y la limpieza, con una gasa húmeda, en forma delicada y suave, es ideal para conservar sus ojos limpios.

Además, la salud bucal es de gran importancia, pues se evitará la presencia de sarro y bacterias en sus dientes si se cepilla adecuadamente.

Cariño

Si hay un aspecto que no puede ignorarse, es la necesidad de cariño que presentan estos perros. Es indispensable que entre los cuidados se considere este como un aspecto básico. El Yorkshire disfruta plenamente de la compañía y atención de los suyos, así que no debe privársele de esto.

cachorros de Yorkshire

Controles médicos

La presencia regular en el veterinario, control de vacunas y desparasitación ayudará a estos canes a mantenerse sanos y evitar la aparición de enfermedades indeseables.

Conclusión

Un perro realmente especial, con una apariencia pequeña pero con una enorme personalidad, así es el Yorkie.

Amante de su familia, leal, protector, enérgico y muy delicado. Llenará tus días de alegría y, sobre todo, de mucho amor.

No debemos olvidar que se trata de un perro que requiere, además de muchos cuidados y dedicación, una educación constante y paciente para poder comportarse de forma adecuada. 

En fin, si buscas un compañero leal, activo, tierno y que demande gran parte de tu tiempo, sin duda el Yorkshire terrier es el can ideal para ti.

Conoce más razas de perros interesantes: