¿Qué hacer para que mi perro no pida comida en la mesa?

¿Qué hacer para que mi perro no pida comida en la mesa?

Una situación que resulta recurrente en familias con mascotas, es que a la hora de la comida, el perro se encuentre rondando la mesa, con cara triste, a la espera de que se le dé un bocado de algún alimento.

Este hecho, en algunos casos, puede resultar gracioso debido a la mirada enternecedora y constante que tu perro deja ver para lograr su propósito de conseguir un poquito de tu plato. Sin embargo, de forma repetitiva se vuelve un mal hábito. Y recordemos que alimentar a un perro con comida de persona es muy perjudicial para su salud.

Al volverse frecuente, este mal hábito refleja notablemente una conducta inadecuada por parte de tu can, y la falta de un adiestramiento indicado para disminuir este tipo de comportamientos. 

Pero, nunca es tarde para corregir este tipo de situaciones. Existen soluciones efectivas y muy favorables que pueden ayudar a eliminar esta costumbre de la conducta de tu mascota.

¿Quieres saber qué hacer para que tu perro no pida comida en la mesa? Lee este artículo completo y encontrarás la solución más fácil a esta situación.

Entender esta conducta

Antes de llevar a cabo cualquier acción para eliminar la costumbre de tu perro de pedir comida en la mesa, es importante que comprendas que se trata de un hábito innato en él.

Si bien es cierto que, cuando se vuelve frecuente es por falta de adiestramiento, los perros por naturaleza son animales con necesidad frecuente de alimentos, conducta heredada de sus descendientes, los lobos.

evitar que tu perro pida comida en la mesa

Estos últimos, acostumbrados a cazar presas más pequeñas para poder alimentarse, aprovechaban cada oportunidad de comer, debido a que en ocasiones era difícil proveerse de alimentos. De ahí los perros heredaron una especie de instinto que les hace siempre querer comer.

Por esta razón, aunque es un hábito desagradable, sobre todo ante la presencia de invitados, es natural que los perros se acerquen a la mesa con una mirada lánguida, esperando un bocado.

Sin embargo, pese a ser una conducta de la naturaleza canina, existen diferentes técnicas que pueden aplicarse para remediar esta situación y que tu perro deje de pedir comida en la mesa.

¿Qué debo hacer?

Es muy importante entender el comportamiento canino antes de llevar a cabo esta acción, pues comprender la razón de ser de esta conducta permitirá que tomes las medidas adecuadas para evitar que se convierta en un hábito desagradable que adopte tu mascota.

En los siguientes párrafos encontrarás diferentes técnicas que te ayudarán a evitar que tu perro pida comida en la mesa de una forma progresiva, pero también muy efectiva, sin necesidad de recurrir a maltratos o acciones erróneas. ¿Por dónde empezar a eliminar este hábito? Veamos:

Ignorar al canino mientras comes

Una de las razones principales por las que los perros tienen el hábito recurrente se pedir comida en la mesa es que, al hacerlo insistentemente, alguien sucumbe a su petición y termina dándole un poco de alimento.

Por ello, el primer método para erradicar el problema sería ignorar su petición. En el momento en que estemos en la mesa, será necesario hacer como que el perro no está allí. De este modo, al darse cuenta de que no le prestan atención, se retirará y no insistirá más en ello.

Ignorar al canino mientras comes

Establecer un orden de comidas

Una forma de evitar que tu can permanezca cerca de la mesa cuando estés comiendo, es alimentarlo antes de sentarte a comer, o preferiblemente al mismo tiempo. De este modo, el canino se mantendrá ocupado y satisfecho y no se acercará a la mesa al menos por un buen rato.

Si es alimentado dos veces al día, programar un horario que coincida con las horas de comida familiares resultará oportuno para evitar que esté rondando alrededor del comedor.

Establecer un orden de comidas

Retirarlo de la mesa

Si el can se acerca demasiado a la mesa, lo ideal es retirarlo de forma tranquila y suavemente, indicándole que no debe estar allí. De forma decidida, aunque no utilizando gritos, dile ¡No! Y déjale claro que ese no es su lugar ni su comida.

Muéstrale su comida

Otra forma de disminuir esta situación, es mostrarle su plato de pienso cada vez que insista en comer de tu comida. Esto terminará de convencerlo de alimentarse de su comedero, y no estar cerca de la mesa.

Perseverar en las lecciones

Un aspecto realmente importante para disminuir esta conducta en tu perro es mantenerse firme y perseverante en indicarle que no debe permanecer en la mesa y que no compartirás tus alimentos.

Si un día cedes a su petición, habrás retrocedido en su adiestramiento y el perro sentirá que no es un mal hábito.

educar a tu perro para que no pida comida

Realizar consenso familiar

Si tu perro tiende a pedir comida en la mesa, es necesario que ninguno de los comensales le alimenten. Es por ello que debe existir un consenso familiar para que ningún integrante de la familia le proporcione alimentos a la hora de la comida. De lo contrario el hábito no desaparecerá.

Premiarle cuando obedezca

Enseñar a tu perro a no pedir comida en la mesa es un proceso educativo como cualquier otro en el que le enseñas órdenes y trucos. Por esta razón, debe llevarse a cabo de forma progresiva, paciente y sobre todo constante, recordando el uso del refuerzo positivo.

Si le dices ¡No! y el perro deja de insistir, reconoce su obediencia con un premio, esto funcionará de tal manera que un tiempo después el can no se acercará más a la mesa y no será necesario una golosina como recompensa, sino que formará parte de sus buenos hábitos.

evitar que tu perro este en la mesa

Para concluir

Un aspecto que es importante considerar es la persistencia, tanto del grupo familiar como de los invitados de la casa, a no fomentar este mal comportamiento en el canino, alimentándole mientras se está en la mesa.

Otra forma efectiva es enseñarle a permanecer en su lugar de descanso, que puede estar ubicado a pocos metros de la mesa, cómodamente, sin tener que estar entre los comensales para pedir comida.

En cualquier caso, lo más importante es la constancia en un proceso de educación que, de realizarse de forma correcta, brindará resultados favorables y tu perro dejará de pedir comida en la mesa para siempre.

Te recomendamos: