Pastor Polaco de las Llanuras: conoce a este juguetón amigo peludo

Sea cual sea el animal que elijas como mascota, requiere que antes de adoptar conozcas todos los aspectos que te ayuden a brindarle un adecuado cuidado. En el mundo canino no es la excepción. Los perros son de las mascotas más comunes en un hogar, y también son de los animales que más demanda de atención exigen.

La amplia lista de razas caninas que existe, hace que seleccionar una sea un proceso complicado. Además las características de cada una pueden variar. En esta larga lista, los perros de cacería, pastoreo, juguetones y enérgicos, son los que más resultan, uno de ellos, el Pastor polaco de las llanuras.

Este canino, como su nombre lo indica es utilizado como perro de pastoreo y además como un canino de compañía, pues posee entre otras habilidades, un temperamento enérgico, agradable y muy juguetón, que le concede gran atractivo.

¿Quieres un ejemplar de este pastor como mascota? Entonces es importante que sepas los cuidados más elementales que esta raza necesitará a tu cargo. También, características, origen, salud y la educación que debe recibir para mantener su agradable temperamento. En el siguiente artículo conocerás cada uno de esos detalles.

Origen del Pastor polaco de las llanuras

Al igual que otros canes de razas antiguas, el origen del Pastor de Valée (como también se le llama) resulta difícil de precisar. De acuerdo con algunos registros acerca de estos canes, su procedencia data de la Edad Media, donde destacó desde un principio como un can con habilidades precisas para el pastoreo.

Las llanuras de Polonia fue el primer escenario donde este canino inició sus labores como pastor. De acuerdo a estas habilidades, se presume que este perro surgió de un cruce entre perros tibetanos y húngaros, lo que explicaría la estructura de su pelaje.

2_-_pastor_de_valee.jpg

Al igual que muchas otras razas, estos caninos se vieron perjudicados por los devastadores efectos de la Segunda Guerra Mundial, donde se encontraron en peligro de extinción. Sin embargo, la insistencia de criadores amantes de la raza hizo posible que se mantuvieran y sobrevivieran hasta la actualidad.

Hoy en día, aunque se trata de un canino poco conocido fuera de Europa, acumula muchos seguidores de la raza. Pues sus características físicas, habilidades y temperamentos lo han hecho merecedor de admiración y popularidad.

Aspecto físico

Si hay algo que caracteriza a este pastor es su abundante pelaje, que le hace parecer robusto. Aunque se trata de un canino musculoso, fuerte y con un pecho profundo y formidable, sus características son levemente pronunciadas.

Se trata de perros con cuerpo rectangular, ligeramente más largos que altos, aunque no se logra distinguir con claridad este detalle por no ser tan pronunciado.

Peso y altura

La estatura de estos canes es mediana. A la cruz, los machos promedian su estatura entre 45 y centímetros, mientras que las hembras, muestran menos tamaño, entre 42 y 47 centímetros.

A diferencia de la estatura, el peso de estos canes es estándar para ambos sexos. Así, estos perros pueden llegar a pesar hasta 15 kilogramos en su etapa adulta.

Cabeza y rasgos

Estos caninos tienen un cráneo pronunciado, aunque en menor dimensión que la que el pelaje hace percibir. Su cabeza es mediana, pero grande, fuerte y robusta, en consonancia con el tamaño de su cuerpo.

Sus rasgos faciales son pronunciados. La nariz es de color oscuro, mediana, al igual que sus ojos, los cuales tienen forma de óvalo y son de color acanelado. Transmiten inocencia, pero a la vez energía, aspecto que los caracteriza.

Las orejas de este ejemplar son colgantes, dando un aspecto característico y un toque de gracia. Son de inserción notablemente alta, finas y alargadas, con una peculiar forma de corazón.

Cola

La cola es otro detalle que caracteriza a este pastor. Por lo general, es común observar a estos perros nacer con la cola corta o sin ella. En algunas ocasiones, puede ser mediana o alargada.

Pelaje

Como puede notarse con tan solo observarlo, el pelaje de estos pastores es considerablemente abundante, grueso, denso y largo. Es decir, que todo su cuerpo se encuentra cubierto por él. Además, cuentan con una capa más suave que les permite mantenerse templados en el frio y también en el calor excesivo.

El color es un aspecto poco importante, debido a que pueden ser de cualquier color.

3_-_valee_sheepdog.jpg

Carácter

Si hay algo favorecedor en la adopción de un animal de esta raza es su carácter. Estos se caracterizan por tener diferentes cualidades que le hacen una mascota muy atractiva. Desde un alto nivel de inteligencia, hasta un comportamiento equilibrado y muy paciente es su principal característica.

Se trata también de animales muy enérgicos y atentos. En todo momento permanecerá vigilante, por lo que como perro guardián, además de pastor, es muy recomendado. Esta cantidad de cualidades, por lo tanto, lo hacen también un canino leal y protector.

El afecto es otra característica que sobresale en estos perros, dado que requieren gran cantidad de atención. Les encanta jugar con su familia, por lo que el tiempo que se dedique al cuidado de estos perros debe ser considerable.

El tema de la convivencia es un poco limitado, pues aunque se trata de perros muy amorosos con los suyos, con personas desconocidas suele mostrarse reservado y poco amigable, aunque sin actuar con agresividad.

En relación con otras mascotas, no tienen problemas para la convivencia con otros animales. Sin embargo, les gusta disfrutar de su propio espacio libremente. En estos casos, es indispensable la socialización. Solo de esta manera el perro se adaptará a la presencia de otras mascotas y no tendremos que preocuparnos porque sea agresivo o tímido.

Aunque su carácter tiende a ser bastante equilibrado, el ladrido excesivo es uno de los problemas más comunes en el comportamiento de esta raza. Esto debido a su habilidad para el pastoreo. No obstante, un adecuado adiestramiento puede disminuir al máximo esta situación.

Por lo general son una excelente compañía para hogares con niños, pues son juguetones y pacientes. No obstante, es necesario orientar a los pequeños acerca del trato que deben dar a los animales. Pues, de lo contrario, se pueden sentir incómodos.

Estos caninos no soportan el encierro, aunque pueden vivir tranquilamente en casas de campo o departamentos, es importante que cuenten con un espacio considerable para moverse libremente.

4_-_perro_pastor_de_polonia_0.jpg

Educación

Como se mencionó anteriormente, esta raza canina es de gran inteligencia. Esto quiere decir que su adiestramiento no resultará un tema complicado. Pero su carácter fuerte y decidido puede limitar un poco este proceso.

Es importante, entonces, que la persona encargada del adiestramiento de estos perros tenga paciencia y sea capaz de manejar las órdenes de forma adecuada para que el animal se sienta cómodo con ellas y pueda cumplirlas sin problemas.

Sin lugar a dudas, el adiestramiento positivo es muy necesario para entrenar a estos perro. Es necesario contar con el conocimiento básico sobre la forma más apropiada de tratar a esta raza en los entrenamientos. Y, además, utilizar aspectos como la motivación, la recompensa y la constancia dentro del entrenamiento.

La violencia o los gritos no funcionan adecuadamente. De hecho, pueden atraer un efecto negativo pues el perro, al no sentirse cómodo, demostrará su rechazo a las órdenes que se le proporcionen de forma inadecuada.

Las actividades al aire libre y dedicar al menos 30 minutos diarios al adiestramiento de estos ejemplares es lo que se necesita para asegurarnos que sea efectivo el proceso educativo.

Es importante destacar que la socialización y, posteriormente las órdenes básicas, son los primeros aspectos que deben destacar dentro del proceso de su entrenamiento. Una vez adquiridos estos conocimientos, el canino no dudará en aprender trucos y piruetas como parte del juego.

Salud

Estos perros tienen una esperanza de vida que sobrepasa, por lo general, los doce años. Y en este periodo, es muy poco común que padezcan alguna enfermedad característica de la raza. Es decir, se trata de perros ampliamente fuertes y saludables.

No obstante, esto no significa que no sea necesario un adecuado cuidado y una correcta atención, ya que solo así se evitará que se vean afectados por cualquier enfermedad común que pueda afectarles desde su nacimiento.

La piel de estos perros debe ser un tema de atención. Pues, debido a su doble capa de pelaje, es posible que si no se limpia bien pueda padecer alguna irritación o infección. Igualmente, hay que permanecer en constante atención de sus orejas y ojos.

Cuidados

Aunque se trata de una raza con un gran estado de salud, fuerte y estable, los cuidados son tan importantes como en cualquier otra mascota. De ellos dependerá su bienestar y la conservación de su espíritu enérgico y vigoroso.

5_-_perro_pastor_de_las_llanuras_polaco_0.jpg

Estos cuidados no ameritan tanto reclamo como en otras especies. Sin embargo, su cumplimiento garantizará que este animal sea una mascota fuerte y saludable durante su etapa de vida. Veamos algunos de los aspectos de mayor importancia que encierran sus cuidados:

Ejercicios

Un aspecto básico en la vida de este pastor es la práctica recurrente de actividad física. Estos perros deben recibir al menos 3 paseos diarios, acompañados de rutinas de ejercicios, juegos, entrenamiento o, de ser posible, la aplicación de deportes como el Agility.

De esta manera, no solo el canino se mantendrá activo, sino que se reforzarán los aspectos relacionados con la obediencia. Es importante que el perro tenga dentro de su entorno el espacio suficiente para moverse y sentirse libre.

En caso de no ser así, es posible que se muestren agresivos o depresivos, por no poder disfrutar a sus anchas de un amplio lugar. Es importante considerar estos detalles, pues la adquisición de un carácter destructivo a causa de este tema es un proceso difícil de sobrellevar.

Higiene

Mantener la higiene es elemental. Estos canes requieren un cepillado diario de forma rigurosa, debido a que la densidad en las capas de su pelaje hacen que, además de perder mucho, se acumule constante suciedad. Aún más si se encuentran al aire libre, expuestos a diferentes agentes externos.

El baño, por su parte, no es tan necesario como el cepillado. Solo deberá realizarse cuando se encuentre realmente sucio y necesite una buena limpieza a fondo. Cada dos meses es posible que estos perros precisen de una ducha.

Atención

Otro aspecto indiscutiblemente necesario en su cuidado es la atención. Estos son muy afectuosos, por lo que compartir con sus familiares humanos, pasar tiempo y jugar con ellos, es indispensable para él.

En este sentido, es importante que dispongas del tiempo adecuado para dedicarle pues, de sentirse abandonados, pueden padecer ansiedad o, en su defecto, volverse destructivos.

Visitas médicas

Los controles veterinarios, la desparasitación y vacunación son otros detalles importantes. Cumplir rigurosamente con esta programación garantizará que gocemos de un perro con excelente salud y fuerza eficiente para ser un gran compañero por largo tiempo.

Como conclusión

Aunque se trata de un perro poco conocido en diferentes países del mundo, el Pastor de Valée es un can que se ha ganado el aprecio y la valoración de muchos. Su excelente temperamento, fuerte contextura física y habilidades para el pastoreo, vigilancia y como una ideal mascota de compañía hacen que sea muy fácil encariñarse con él.

Cuidar de su salud y bienestar es algo que quitará gran parte del tiempo. Sin embargo, es importante que se considere esencial la atención y dedicación para proporcionarle al pastor. De lo contrario podría sentirse abandonado y padecer de ansiedad o volverse un canino destructivo.

En hogares con niños estos perros son estupendos. Es decir, si necesitas un compañero con cualidades muy completas y además inteligente y juguetón, este amiguito peludo puede ser la opción que buscas.

No te quedes sin conocer otras razas: