Conoce todos los detalles del elegante Pastor Blanco Suizo

Si de perros atractivos se trata, el Pastor blanco suizo resulta una de las razas con mayor tendencia a sobresalir en esta característica. Su apariencia elegante, distinguida y sobre todo impecable, combinado con un temperamento ejemplar, es lo que hace a este perro tan especial y conocido.

Una excelente mascota, leal, inteligente e independiente, estos caninos son conocidos dentro y fuera de su país de origen por ser excelentes compañeros si lo que deseas es un can obediente y tranquilo. Pero eso no es todo, al igual que muchos otros perros pastores, su habilidad para dirigir y realizar trabajos al aire libre es otra cualidad innata.

Sin embargo, pese a todas estas características este canino no deja de necesitar cuidados, atención y sobre todo una buena educación para crecer de forma equilibrada tanto emocional como físicamente.

Por esta razón, en este artículo nos dedicaremos a hablar de todos los detalles que te permitirán conocer a este hermoso animal. Descubre el origen, características, comportamiento, salud y los cuidados que debes brindar a esta raza para mantener su belleza y peculiaridad.

Origen del Pastor blanco suizo

El origen de este pastor ha estado enredado en algunas polémicas, sobre todo por su color. Si bien su historia se remonta a los años 80, antes ya existían algunas referencias de esta raza, aunque no reconocida por su nombre original, sino bajo el legado de los pastores alemanes.

Propiamente, el Pastor alemán era una raza que podía aceptarse en diferentes tonalidades, incluyendo el blanco.

Pues bien, en Alemania en los años 30 se inició la teoría de que los pastores alemanes de pelaje blanco representaban una denigración de la raza, calificando a los canes de este pelaje como inferiores, por considerarse erróneamente albinos.

Si bien es cierto que los perros albinos son de color blanco, no todos los pastores con el pelaje en esta tonalidad padecían de esta condición, y mucho menos los problemas de salud que ello acarreaba.

Esta grave confusión en la sociedad alemana trajo como consecuencia que los pastores de color blanco fuesen rechazados de forma casi definitiva en este país. No obstante, en otros lugares del mundo donde la raza era conocida con gran aceptación, el pastor alemán blanco permanecía sin problemas.

2_-_pastor_aleman_blanco.jpg

 

No pasó mucho tiempo para que la polémica situación del Pastor alemán se extendiera, y para los años 50, el Club Americano de la raza habría excluido a los ejemplares blancos de su lista. Sin embargo, en el American Kennel Club, aún eran aceptados.

Toda esta situación permaneció durante toda esa década, hasta que en los años 60 una criadora norteamericana se afincó en Suiza llevando consigo a su perro llamado Lobo: un hermoso ejemplar de color blanco cuya belleza capturó la atención de más de un residente de este país.

Posteriormente, más criadores suizos se interesaron en Lobo y otros ejemplares provenientes de Estados Unidos y otros lugares de Europa. A raíz de este interés, se fue expandiendo la raza, ya no como Pastor alemán blanco, sino dando paso al Pastor blanco suizo.

El reconocimiento a esta raza de forma independiente se inició en la Sociedad Canina Suiza. Tiempo después se llevó a cabo el proceso de oficialización por parte de la Federación Cinológica Internacional (FCI), donde fue reconocido, en principio, de forma provisional.

En la actualidad, aunque es una raza poco conocida en algunas partes del mundo, se ha convertido en uno de los caninos más apreciados en su país de origen, Estados Unidos y otros países europeos.

Su belleza, aunada al característico temperamento de esta raza, ha ocasionado que vaya escalando progresivamente favoritismo de forma independiente al Pastor alemán.

Características físicas

Su apariencia se puede describir combinando dos aspectos. En primer lugar, un aspecto robusto, acompañado de una estatura medianamente alta, de apariencia fuerte.

En segundo lugar, se encuentra una figura misteriosa, distinguida y elegante que le proporciona sus facciones y su pelaje blanco pulcro y liso. Sin embargo, las características físicas de este canino van mucho más allá.

3_-_pastor_aleman_de_pelaje_blanco.jpg

 

Veamos, a continuación, algunos de sus aspectos más resaltantes.

Tamaño y peso

De acuerdo con el estándar establecido para esta raza, posee una estatura promediada entre los 60 y 65 centímetros de altura a la cruz. Entre tanto, las hembras, logran alcanzar desde los 55 a los 60 centímetros. Destacándose por ser ambos ejemplares ligeramente más largos que altos.

Su contextura atlética hace que el peso de esta raza se vea bien distribuido, otorgando una apariencia proporcionada y musculosa. Entre 25 y 40 kilos se promedia el peso que puede obtener un ejemplar de esta raza.

Cabeza y rostro

Aunque se caracteriza por poseer una cabeza fina y perfilada, su cráneo es duro y fuerte, bien proporcionado en armonía con su cuerpo. Su rostro, igual de perfilado permite que se distinga de forma ligera cada rasgo físico de este canino.

La nariz y la zona naso frontal se encuentran ligeramente marcadas pero bien definidas. Su trufa es de color oscuro al igual que sus labios, o en algunos casos puede presentarse rosa, sobre todo en épocas de frío.

Por su parte, los ojos de estos caninos son medianos, en forma de almendra, cuyo color puede variar entre pardo u oscuro. Entre tanto, sus orejas son de inserción alta, no muy grandes pero caracterizadas por su forma triangular y mantenerse erguidas dando al can un toque de permanecer siempre alerta.

Cola

La cola de este canino es larga, delgada y cubierta también por su peculiar pelaje. De inserción baja. Durante su descanso, la cola permanece colgante. En acción, es posible observarla erguida, en posición horizontal, por lo que no sobresale por encima de la espalda de estos ejemplares.

Pelaje

El pelaje es sin duda un aspecto característico de la raza, principalmente por su color blanco, que denota la pulcritud del canino. Otro aspecto notable es que se trata de un perro templado, es decir, su pelaje se divide en dos capas.

La primera de ellas, la capa interna, es abundante y densa como una especie de lana, lo que le ayuda a mantenerse abrigado durante las épocas de bajas temperaturas. Mientras que su pelaje externo es más áspero y liso. Puede ser corto o mediano.

4_-_perro_pastor_de_suiza.jpg

 

Comportamiento

Además de poseer una apariencia característica por su particular pelaje, su temperamento también posee detalles dignos de mencionar si se quiere adoptar un ejemplar de esta raza.

En primer lugar, se trata de un perro de gran inteligencia, aspecto favorecedor, sobre todo en el tema de la educación, que sin duda es indispensable para mantener un comportamiento adecuado y tener una buena relación con tu mascota.

Por otro lado, se trata de un canino obediente, que combinado con la inteligencia, es un punto positivo en el momento no solo de adiestrarlo, sino también de llevar a cabo procesos como la socialización.

La lealtad de esta raza es algo que no puede pasar desapercibida. Aunque se trata de un perro reservado e independiente, es uno de los caninos más leales que existen. La compañía y protección a quienes considera su familia es indispensable para estos caninos.

El tema de la convivencia puede resultar un poco lento en el caso de estos perros. Aunque son animales de pastoreo, su personalidad es reservada y tímida, sobre todo en presencia de extraños.

En principio, es probable que se mantenga distante, pero atento a cualquier situación. No dudará en responder en defensa de los suyos si es necesario. Por esta razón, la socialización desde temprana edad es fundamental.

Ahora bien, con otros animales puede resultar un poco más complejo debido a su instinto de pastoreo. Sin embargo, estos caninos no tienen tendencia a comportamientos destructivos y mucho menos a ser agresivos con otros animales.

Se trata de perros muy enérgicos y que adoran las actividades al aire libre, aunque son capaces de adaptarse a cualquier espacio. Esto quiere decir que requieren ejercicios en gran cantidad, complementados además con juegos y diversos entrenamientos que puedan combinarse para mantener equilibrada la energía que poseen.

En hogares con niños son excelentes mascotas, pues se muestran pacientes, juguetones y divertidos. Aunque siempre será importante educar a los más pequeños acerca del trato que debe recibir el canino y cómo comportarse al estar con él.

Adiestramiento

Debido a que hablamos de un perro atento, inteligente y obediente, la educación de este pastor no resultará un tema complicado. Además poseen la ventaja de adaptarse con facilidad a cualquier tipo de adiestramiento que elijamos para él.

Sin embargo, hasta ahora la técnica más recomendada es el refuerzo positivo. Esto no solo permitirá que el canino se sienta cómodo y alegre al ver que reconoces su aprendizaje, sino que establecerá una relación de empatía y confianza contigo.

Por lo general, este canino no presenta problemas de comportamiento. No obstante, no es recomendable dejarlo solo durante largo tiempo o realizar poco ejercicio, pues puede alterar sus niveles de energía y provocar ansiedad por separación o por el encierro.

Es importante que la socialización se lleve a cabo desde las primeras semanas de vida, una vez que el animal esté preparado y debidamente vacunado para entrar en contacto con el mundo exterior, de esta forma, establecerá una relación cercana y será menos tímido ante ello.

Igualmente, las órdenes básicas no deben dejarse fuera del proceso de adiestramiento, así el canino tendrá un comportamiento adecuado y será un excelente compañero.

5_-_adiestramiento_del_pastor_blanco_suizo.jpg

 

Salud

Comparado con muchas otras razas, esta puede calificarse como un ejemplar saludable. Sin embargo, tiene tendencia a ser afectado por algunas enfermedades de mayor o menor gravedad.

Entre ellas, destacan alteraciones estomacales como la torsión gástrica, cardiopatías, alergias en la piel, displasia de cadera y alteraciones oftalmológicas como cataratas.

En su mayoría, estas enfermedades se pueden prevenir si se tienen en consideración los cuidados que el perro requiere. Además de cumplir con los controles médicos donde sea posible detectar con prontitud la aparición de alguna de estas patologías, se debe llevar a cabo un adecuado control de desparasitación y vacunación.

Cuidados

Debido a algunas características especiales que distinguen a esta raza canina, es necesario cumplir rigurosamente algunos cuidados para asegurar así el bienestar físico y mental del Pastor suizo.

Desde controles médicos, ejercicios, alimentación e higiene, tanto este perro como cualquier otra mascota, precisan la atención de sus dueños en cada uno de estos aspectos para mantener una estadía y un crecimiento saludable.

Veamos a continuación algunos de los cuidados más significativos que necesita:

Alimentación

Aunque estos caninos no tienen tendencia a la obesidad, algunas de las alergias que padecen pueden estar relacionadas con la alimentación. Por ello, es importante que se provea al perro un alimento de calidad, que le proporcione los nutrientes necesarios para mantenerse saludable.

Además, es importante controlar las porciones y frecuencia en que es alimentado, combinando esto con rutinas de ejercicios favorables para mantener un equilibrio en su bienestar físico.

Consulta las 5 pautas para una alimentación saludable en perros.

Ejercicios

Aunque dentro del hogar no requiere mucho espacio, este can necesita una gran cantidad de ejercicios diarios. Es una mascota bastante enérgica, es decir, que va a necesitar permanecer un tiempo prudente fuera de casa, de paseo o jugando para poder descargar sus niveles de energía.

Al menos dos paseos diarios serán necesarios para que este ejemplar se mantenga tranquilo dentro de caza. Recordemos que se trata de un perro de pastoreo, por lo que corretear en el parque es necesario para liberar toda la tensión que pueda acumular.

6_-_raza_pastor_blanco.jpg

 

Baño e higiene

Puede parecer curioso, pero el pelaje de esta raza no demanda una cantidad excesiva de cuidados. Su belleza es natural, por lo que solo necesitará dos o tres cepillados a la semana para evitar los nudos y retirar la suciedad acumulada en su piel.

En relación al baño, no es necesario realizar este acto con frecuencia. Un baño cada 6 u 8 semanas será más que suficiente para mantener cuidado y limpio a nuestro ejemplar.

Esto puede variar de acuerdo a la suciedad y a las actividades que realice el canino fuera de casa. No obstante, en promedio, con esta cantidad de baños y cepillados, nuestra mascota se mantendrá feliz y radiante.

Compañía

Se trata de un perro reservado e independiente, pero esto no quiere decir que no necesite la compañía de los suyos. De hecho, a este canino le encanta pasar tiempo con sus seres cercanos, y de no estar acompañado en mucho tiempo, puede padecer ansiedad por separación.

Esto podría provocar comportamientos destructivos que son poco comunes en estos perros. Si queremos evitar estos episodios, es importante dedicar unas horas al día a pasear, jugar o simplemente descansar con nuestro perro.

7_-_cuidados_de_los_pastores_blancos_suizos.jpg

 

Controles médicos

Sin duda, este punto es uno de los más importantes. Es necesario que desde un principio se establezcan las fechas para llevar a cabo los controles veterinarios, cumplir los cronogramas de vacunas y desparasitaciones y mantener las recomendaciones médicas como una prioridad.

El bienestar de nuestra mascota siempre estará ligado a la atención que le ofrezcamos y, para ello, no hay mejor forma que seguir al pie de la letra las orientaciones del especialista.

Conclusión

Aunque se trata de una raza poco conocida en la actualidad, poco a poco va escalando popularidad y ganando adeptos. Gracias a su carácter y hermosura, no ha sido difícil que esta especie, aunque tuvo comienzos duros, vaya abriéndose paso a ser una mascota muy cotizada.

Su energía, dinamismo, lealtad e inteligencia destacan, sumado a su misteriosa pero impecable presencia que le brinda la pulcritud de su pelaje. No obstante, al igual que cualquier mascota, requerirá cuidados y atenciones por parte de sus dueños.

Por ello, es importante que antes de llevar a cabo la adopción del Pastor blanco suizo, y después de haber leído este artículo, analices si cuentas con el tiempo y la disposición necesaria para cuidar adecuadamente a esta o cualquier otra mascota.  La felicidad y bienestar de tu futuro canino dependerá de ello.

Conoce también al curioso Pachón Navarro.