Blog Lobo Azul

Mastín español: guía con todo lo que necesitas saber

Mastín español: guía con todo lo que necesitas saber

¿Buscas una mascota que te cuide y acompañe? ¿Te gustan los perros grandes y exuberantes? Si tus respuestas fueron afirmativas, la raza canina Mastín Español puede ser exactamente el compañero que necesitas.

Una especie canina tranquila, equilibrada, pero a su vez vigilante y lista para proteger su hogar y a su familia... Estos perros son realmente una valiosa opción para formar parte de tu familia, aún si tienes niños, adaptarse a estos ambientes es muy sencillo para este perro.

Si quieres conocer aún más acerca de esta hermosa e interesante raza canina, en este artículo desarrollaremos aspectos relevantes que seguro que te ayudarán a elegir al Mastín Español como la mejor alternativa para convertirse en tu nuevo mejor amigo.

Orígenes

Conocer acerca del origen de esta raza nos aportará más detalles acerca de su personalidad y características físicas.

También conocido como mastín leonés, la historia de esta raza canina data alrededor de 2000 años atrás, asociándose su llegada a España gracias a los fenicios y griegos. Posterior a este acontecimiento, y dado su imponente tamaño y cuerpo, el Mastín Protector fue tenido en cuenta en las actividades ganaderas para el resguardo y vigilancia de los animales.

En el transcurrir de los años, y debido al fortalecimiento de sus habilidades como cuidador, fue llevado más al ámbito de los hogares. Así pues, fue adoptado por diferentes familias españolas, no solo por considerarse verdaderamente el mejor amigo del hombre, sino porque se veía como un buen aliado en el cuidado de su familia.

origen del mastin leones

Características físicas

La raza de perros mastines españoles son considerados una de las más grandes de la especie canina, calificativo perfectamente adecuado a su tamaño y peso. Su estatura puede alcanzar hasta 80 centímetros, mientras que su peso, en las hembras suele estar entre 50 y 70 y en los machos suele llegar a 100 kilogramos.

Contextura

Unido a su peso y tamaño, la contextura de estos caninos nos proporciona a simple vista una idea de la relación que existe entre estos dos detalles. Presenta un cuerpo musculoso y bien proporcionado. Y, aunque tiene extremidades notablemente pesadas, su agilidad se mantiene intacta lo que, sin duda, es una gran virtud para estos animales.

Cabeza y rostro

La cabeza de este mastín es grande, proporcionalmente acorde con su cuerpo y tamaño, aplanada y con una forma triangular. Sus orejas son caídas, también en forma triangular. Mientras que sus ojos son de pequeño tamaño, al igual que su nariz, ambos de color oscuro.

Un aspecto muy peculiar de esta raza es su piel, que cuelga alrededor de su rostro y hasta el cuello, formando una especie de papada que le aporta gran ternura a su personalidad, sobre todo en perros adultos.

Cola

La cola del mastín español es frondosa y alargada, cubierta de pelos más largos que el resto de su cuerpo.

Pelaje

Su pelaje es grueso pero liso, medianamente largo y abundante, aún más en épocas de invierno, donde una capa de pelo le protege de las heladas temperaturas. En general los colores suelen ser variados.

Puedes leer sobre otras variedades de mastines aquí:

Personalidad

Hablar del comportamiento y la personalidad del Mastín Español es uno de los temas más divertidos y controversiales. Pues, aunque hemos mencionado que se trata de un perro con gran habilidad para proteger asociado a un gran tamaño y peso, se puede considerar agresivo o gruñón. Pero todo lo contrario.

La naturaleza de este perro posee uno de los comportamientos más dulces y tranquilos entre muchos otros caninos. Se trata de un perro con un carácter bastante equilibrado. Aunque siempre se mantiene atento ante cualquier situación o persona extraña, no presentan episodios agresivos.

Una mascota leal y, sobre todo, muy empática con sus dueños y personas allegadas. Es dócil y amoroso, por lo que se adapta perfectamente a un grupo familiar donde haya niños. Y, además de ser una excelente compañía, velará también por la seguridad de los más pequeños.

Todos estos atributos relacionados con la personalidad del Mastín Español hacen necesario destacar la importancia de respetar su territorio. Si bien no representa una amenaza, y no es un animal agresivo, sentirse invadido puede provocar gran irritabilidad en esta raza, que hará lo necesario para defender su espacio y a los que conviven en él de cualquiera que considere inoportuno.

Su intuición, sentido protector y lealtad, le hacen una especie bastante apreciada con la que es fácil establecer lazos de forma prácticamente inmediata.

Educación

Si hay algo que se debe resaltar del Mastín Español es su inteligencia y su dócil personalidad, por lo que adiestrarlo no resulta nada complicado. Al el contrario, es bastante entretenido.

Sin embargo, la educación de estos perros requiere paciencia y constancia. No solo se trata de enseñarle lo que debe y no debe hacer, sino también hacer que aprenda a realizar actividades que le ayuden a administrar adecuadamente la cantidad de energía que tiene en su cuerpo.

adiestrar mastin español

Las actividades de adiestramiento al aire libre son una excelente alternativa. Esto no solo permitirá que nuestro perro adquiera buenos hábitos, sino que además podrá ejercitarse, lo que contribuirá a que mantenga un peso equilibrado.

El entrenamiento utilizando siempre el refuerzo positivo es la mejor elección para el adiestramiento de estos perros. Recordemos que, aunque se trata de una raza tranquila, la violencia física o verbal durante su adiestramiento puede desencadenar una conducta agresiva en nuestra mascota. Factor que puede resultar contraproducente para la seguridad del núcleo familiar.

Salud

De manera general, la raza de Mastín español suele considerarse una de las más saludables y fuertes. Sin embargo, existen algunas enfermedades que pueden afectar mediana o severamente su salud de no proporcionársele los cuidados y la atención necesaria. Veamos algunas de ellas:

Displasia de cadera

Al tratarse de un perro de gran tamaño y contextura, es muy normal que pueda aparecer esta enfermedad en los mastines. Esta se asocia comúnmente a la alimentación inadecuada y al sedentarismo en la vida del canino. La displasia suele ocasionar gran dolor en las articulaciones e impedir la movilidad adecuada de nuestro perro.

Obesidad

Como en la mayoría de las razas de gran tamaño, los mastines españoles suelen ser perros muy glotones, por lo que corren el riesgo de sufrir obesidad. Controlar su alimentación de forma rigurosa, además de realizar ejercicio frecuentemente, evitará que esta patología aparezca en los caninos.

Depresión

Debido a que se trata de una raza muy dócil y con una dulce personalidad requiere atención frecuente y muestras de cariño constantes. Pues, de lo contrario, la soledad puede provocarle depresión y otros problemas psicológicos que afecten notoriamente su salud.

Problemas visuales

Una afección poco común pero posible en esta raza, es la de padecer problemas de visión. Entre ellos el entropión. Esta enfermedad ocurre cuando la zona que rodea el párpado se introduce en el ojo, ocasionando daños directos en el globo ocular e incluso a la córnea.

Cuidados

Los cuidados de nuestro mastín español se encuentran estrechamente ligados a su estado de salud. Esto debido a que, más allá de tratarse de un asunto estético, existen aspectos de la vida diaria de estos perros que no pueden pasar desapercibido por sus amos.

mastin leones

Baño e higiene

En cuanto a la limpieza y mantenimiento del mastín, no se requiere nada extraordinario. El cepillado al menos dos veces por semana asegurará que el perro se mantenga con su pelaje brillante y disminuirá la caída del mismo. Por otro lado, un baño una vez al mes podría ser suficiente para mantenerle bien cuidado.

Alimentación

Si algo hay que cuidar dentro de la vida del mastín español es la alimentación. Como se ha mencionado, se trata de una raza muy comilona por naturaleza, por lo que adaptarlo a una rutina de alimentación moderada le ayudará a mantener un peso acorde a su tamaño y estatura. Además, disminuiremos los riesgos de obesidad.

Programar la alimentación al menos tres veces al día, en cantidades proporcionalmente pequeñas, será de ayuda para crear un hábito alimenticio en estos perros y enseñarles a no disponer de los alimentos a todas horas.

Se requiere, además, evitar aspectos como el suministro de snacks frecuentemente. Cuando se trate de recompensar, hacerlo con alimentos más naturales como hígado de pollo, será un excelente reemplazo a los alimentos prefabricados y aún más saludable para su organismo.

En nuestro blog te contamos cómo elegir el mejor premio para nuestro perro.

Ejercicios

Al igual que la alimentación, la práctica de ejercicios es muy necesaria dentro de la vida de este mastín. Si dispones de un espacio amplio en casa, como por ejemplo un jardín, es ideal para jugar con tu perro de forma frecuente.

Por el contrario, si no cuentas con un espacio lo suficientemente grande, las salidas a correr, caminar o visitar algún parque, será la alternativa más viable. La clave es que el ejercicio debe ser una constante en la rutina de estos perros.

Al menos dos o tres horas después de las comidas es recomendable sacarle a pasear. De esta manera podrá combinar la buena alimentación con la actividad física y prevenir las enfermedades que puedan aparecer.

cachorro mastin español

Afecto

No privar al mastín español de atención y afecto es también de gran importancia. Diariamente realizar actividades a su lado, premiarlo cuando haga algún truco o simplemente mostrarle el cariño que se le dentro del grupo familiar ayudará a que este amigo no se sienta solo y evitará problemas psicológicos.

Vacunas y desparasitación

Procurar cumplir de forma adecuada el calendario de vacunación y desparasitación de esta raza es de gran importancia pues, no solo fortalecerá su sistema inmunológico, sino que, además, le aportará mayor energía e incrementará su esperanza de vida.

Conclusión

El mastín leonés, o mastín español, es una raza originaria de las zonas rurales de España. Por su agilidad e intuición a situaciones extrañas fue utilizado por mucho tiempo en el cuidado de rebaños. Sin embargo, su valor social se incrementó y llegó a ser muy apreciado en las familias debido a su lealtad, inteligencia y personalidad dócil.

Se trata de una raza de gran tamaño e ímpetu, aunque también de buen carácter. Protege con gran celo a su familia y su territorio, por lo que permanece siempre al lado de quienes considera sus amos.

La compañía y el amor de esta raza no faltará jamás. Siempre y cuando se le proporcionen los cuidados adecuados en cuanto a su alimentación, ejercicio y muestras de afecto, su salud se mantendrá en un óptimo nivel y podrás disfrutar de ellos mucho más tiempo.No cabe duda que el calificativo de mejor amigo del hombre encaja perfectamente en la descripción de un mastín español. Así que, si se trata de elegir la mascota ideal, de gran tamaño, fuerte y con un noble carácter, este podría ser el indicado para todo el grupo familiar.

Consulta otras razas de gran tamaño aquí: