Lhasa Apso: un gran perro en un pequeño cuerpo

Lhasa Apso: un gran perro en un pequeño cuerpo

La compañía de una mascota está complementada con diversos beneficios, tanto para el animal, como para la persona encargada de su cuidado. Amor, dulzura, amistad, alegría y hasta protección, son los atributos que un perro puede ofrecer. Pero, además, algunas razas poseen distintivos especiales. Por ejemplo, el Lhasa Apso es considerado en su ciudad de origen un símbolo de suerte.

Misticismo e independencia es lo que caracteriza a esta particular raza, pues además de considerarse como un talismán en la sociedad tibetana donde se conoció primeramente, fue adoptado como un impetuoso perro guardián, a pesar de su tamaño.

De cuerpo pequeño pero gran carácter y personalidad, desde su reconocimiento se ha convertido en una de las razas más exóticas en el mundo, no solo por su interesante historia, sino también por lo atractivo que resulta como animal de compañía.

Sin embargo, pese a su comportamiento independiente, esta raza requiere importantes cuidados si se desea alargar su vida de manera exponencial. Es por ello que este artículo estará dedicado a conocer más a fondo los aspectos históricos, de comportamiento y cuidados relacionados con este pequeño amiguito peludo.

Historia y origen

Si de misticismo se trata, el origen de este can sin duda se encuentra revestido de ello. Son numerosas las teorías que se han manejado en cuanto a la historia de esta raza.

En primer lugar, su nombre se encuentra asociado a la ciudad donde fue conocido por primera vez, Lhasa, en el Tíbet, cuya creación se destinó al resguardo de los templos tibetanos, a pesar de tratarse de una raza pequeña.

En los monasterios de la mencionada zona, era común encontrarse con un perro de esta raza realizando labores de vigilancia y protección, debido a que sus ladridos alertaban de la presencia de intrusos. De hecho, estos lugares se encontraban custodiados en el exterior por mastines, mientras que su interior por Lhasa Apsos.

cuidados del Lhasa Apso

En el principio de la raza, en el Tíbet y otras regiones, era conocido con el nombre de Apso Seng Kye, lo que se traduce como "perro león centinela", relacionado con su apariencia peluda, semejante a un león de tamaño diminuto.

Su relación con el terrier tibetano y otros caninos dedicados al pastoreo fue innegable. No obstante, la Federación Cinológica Internacional (FCI) mostró a estas razas de forma separada, oficializando al Lhasa Apso.

En su ciudad de origen, la popularidad y misticismo de este animal trascendió de forma exponencial, hasta el punto de ser considerado un símbolo de buena suerte capaz de atraer prosperidad y riquezas a sus dueños. Por ello, en muchas ocasiones, fueron concedidos ejemplares de estos caninos a los mandatarios de países extranjeros que visitaban el Tíbet, como un homenaje.

Su llegada a Europa fue tardía, a mediados del siglo XX fue que este animal cruzó las fronteras de su país natal. Debido a que los tibetanos, por considerarle un perro sagrado, querían mantenerle preservado.

No obstante, su popularidad fue creciendo. En Europa y otros países del mundo, actualmente, es considerado como un perro de compañía y protección, ideal para actividades al aire libre como el senderismo.

Características físicas del Lhasa Apso

Puede ser un perro engañoso en relación a su apariencia, pues aunque se trata de un animal de tamaño corto, su cuerpo es robusto y musculoso, recubierto por un extraordinario y abundante pelaje, sobre todo su cabeza.

cepillar Lhasa Apso

Veamos a continuación las características físicas de esta raza:

Tamaño y peso

Hasta el momento, la FCI no ha establecido una estatura y peso estándar para esta raza, por lo que se ha visto con normalidad una ligera variación en este aspecto entre la raza. Sin embargo, el tamaño promedio para estos perros es de 25 centímetros en los machos, mientras que las hembras, llegan a medir un poco menos (22 centímetros).

Referente al peso, pueden alcanzar de 7 a 8,5 kilogramos, indistintamente su sexo. Algunos pueden sobrepasar levemente estas medidas.

Cabeza y rostro

Un aspecto físico predominante en esta raza es la cabeza, debido a que se encuentra recubierta abudantemente por su pelaje, semejante a un león, lo que hace parecer que tuviese un cráneo grande. Pero no es así. Su cráneo es pequeño y redondo.

Sus ojos son de color negro, en forma ovalada, no muy grandes. La nariz es del color de sus ojos, y pequeña. Mientras que sus orejas, de forma triangular y diminuta, recaen ligeramente y no se observan con facilidad pues son cubiertas por el pelo que recubre todo su espacio frontal.

Contextura

El cuerpo de la raza es pequeño pero muy bien formado, más largo que alto. Este se encuentra recubierto por dos gruesas capas de su pelaje extenso.

Sus patas son cortas proporcional al cuerpo, pero bien plantadas, le facilitan la movilidad con gran destreza.

Cola

Es de inserción alta y recae finamente sobre su espalda. Al igual que el resto del cuerpo, se encuentra recubierta por su pelaje extenso, con una muy ligera ondulación en la punta, que solo puede observarse de cerca.

Pelaje

El aspecto distintivo de la raza es su pelaje. Como se mencionó en párrafos anteriores, es abundante en todo su cuerpo, con especial pronunciación en su cabeza, donde se asemeja a un león de tamaño diminuto.

Es denso, grueso y largo. En su país de origen, el pelaje del Lhasa Apso se dejaba crecer de manera que se extendiese sobre el suelo. No obstante, en la actualidad, es común encontrar ejemplares domésticos con el pelo más corto.

perro de lhasa

Posee, además, dos capas: la externa, que le protege del sol; y la interna, aún más gruesa, le permite mantenerse caliente durante la temporada de frío.

La raza es aceptada en diferentes colores, desde dorado, pasando por el negro, el gris oscuro, el blanco y el marrón, hasta tonalidades como arena o miel.

Requiere un riguroso cuidado y dedicación, es por ello que debe considerarse el tiempo disponible para dedicar al mantenimiento de esta raza.

Temperamento

Se trata de un perro alegre, aunque reservado en demostraciones de afecto exageradas, y además muy independiente.

De manera general, el Lhasa Apso es poco sociable, desconfiado con personas desconocidas y celoso ante la presencia de otros animales. Sin embargo, esto cambiará a medida que vaya compartiendo la vida con ellos.

Por lo general, la convivencia no es un problema, si se adiestra desde temprana edad, haciendo especial énfasis en la socialización.

Es un perro inteligente y muy hábil, por lo que su educación no será un problema.

perro leon centinela

Si hablamos de espacio, este animal se adapta con facilidad a lugares pequeños como apartamentos, pero igualmente requiere actividades al aire libre para mantenerse emocionalmente equilibrado.

Aunque pueden parecer fríos, disfrutan compartiendo tiempo y juegos con sus amos. Sin embargo, no se debe ser excesivo en los mimos que se le den, pues tienden a molestarse con facilidad.

Debemos recordar también que se trata de una raza que en sus inicios fue utilizada como vigilante, por lo que esta habilidad se encuentra muy arraigada en el comportamiento del Lhasa Apso.

Debido a ello, es normal que emita ladridos de alerta ante una situación que considere sospechosa o poco habitual, y dejará de hacerlo cuando vea que ya se encuentra todo bajo control.

En un lugar con niños, puede estar tranquilamente, pues es leal a sus dueños y muy protector, no obstante debe mantenerse siempre vigilado en el momento de jugar con los más pequeños.

Adiestramiento del Lhasa Apso

La educación de esta raza canina es elemental, debido a que se trata de un perro independiente que puede considerarse un “alfa” en la familia. El adiestramiento de estas mascotas no es complicado. Hablamos de un perro inteligente y atento, por lo que será muy fácil enseñarle órdenes si se empieza a edad temprana.

Hay que tener en cuenta que el proceso de su adiestramiento debe comenzar con la socialización. Es elemental que el perro, desde cachorro, adquiera práctica en relación a este tema, si se desea que pueda convivir con facilidad con otras personas y mascotas, sin mostrarse agresivo o desconfiando.

Educarle permitirá que sea un animal equilibrado y se porte bien tanto en casa como en otros lugares.

No hay que olvidar la importancia del refuerzo positivo. El perro responderá obediente y atento a las órdenes si se le recompensa durante el entrenamiento y se trata con amabilidad.

Lo contrario sucederá si intentamos adiestrarlo a gritos o con violencia, porque puede tornarse rebelde y no el adiestramiento será inútil.

Posteriormente a la socialización, puede aprender otras órdenes que le serán útiles, y además trucos que pueden resultar muy divertidos.

Salud

De manera general, esta raza goza de un buen estado de salud y mucha energía. Su longevidad ha llegado a ser la más larga, pues alcanza casi 20 años de vida. Rara vez es afectado por enfermedades hereditarias, como es el caso de la displasia de cadera.

Por otro lado, pueden ser afectados por algunas enfermedades de la piel, sobre todo si no recibe los cuidados adecuados de baño e higiene en su pelaje.

Los problemas renales y la aparición de úlceras son otros males que en algunas ocasiones afectan a esta raza, pero ninguna de ellas suele ser común y dependen en gran medida de los cuidados que reciban de sus dueños.

Cuidados

Hemos llegado a uno de los puntos más importantes del artículo, y son los cuidados que deben tenerse en cuenta si deseamos adoptar a un perro Lhasa Apso.

Es importante reiterar que esta raza requiere numerosos cuidados que deben ser cumplidos rigurosamente si se quiere conservar su belleza y buena salud. Veamos a continuación los más elementales:

Apso Seng Kye

Higiene

Un aspecto esencial en el mantenimiento de esta raza es la higiene, sobre todo el cepillado. El Lhasa Apso requiere que su pelaje sea cepillado al menos una vez al día para evitar la aparición de nudos que puedan maltratar su denso pelaje.

La delicadeza en el momento de realizar este procedimiento es importante, pues de lo contrario puede quebrarse el pelo. Debe humedecerse un poco para evitar que se rompa y usar un peine o cepillo suave.

Se recomienda el uso de acondicionador especial para perros de alta calidad, de manera que pueda mantenerse el brillo y la sedosidad de su pelaje. El momento del baño es el mejor para cepillarle, pues el pelo está mojado y así evitamos la aparición de nudos.

En relación al baño, se debe realizar al menos dos veces al mes.

Alimentación

Casi tan importante como la higiene, lo es la alimentación del Lhasa Apso, pues está directamente ligada al mantenimiento de su pelaje y además de su salud en pleno.

En primer lugar, proporcionar un pienso de calidad, con una cantidad adecuada de nutrientes y además que favorezca el brillo de su pelaje es esencial para que esta raza se mantenga bien cuidada.

Por otro lado, la alimentación en pequeñas proporciones, dos veces al día, será suficiente para que nuestro amiguito se mantenga satisfecho.

No es recomendable el uso excesivo de snacks o premios, debido a que puede causar obesidad en el perro.

Ejercicios

Esta raza no precisa de una rutina intensa de ejercicios. Con un paseo diario puede mantenerse tranquilo. Se adapta a cualquier espacio, así que no será problema si vives en un apartamento o en el campo.

Vacunación y desparasitación

Mantener un adecuado control de vacunas, desparasitación y revisiones con el veterinario es también de suma importancia. Pues, de esta manera, recibirá la atención médica necesaria y se mantendrá libre de enfermedades.

Conclusión

En definitiva, el perro Lhasa Apso no es una raza destinada a cualquier persona. Solo quien realmente cuente con el tiempo suficiente para mantener adecuadamente el cuidado de este perro, puede disfrutar de su compañía.

Un animal excéntrico y leal, es lo que define a estos ejemplares de pequeño tamaño pero gran energía y belleza.

Un perro lleno de habilidades, ideal para senderismo y como perro de compañía puede resultar un gran amigo.

Considera si es la mascota que necesitas y, sobre todo, si tienes el tiempo para dedicar a cuidar de su salud y disfrutar de su compañía.

Artículos que te recomendamos: