Blog Lobo Azul

La cola de nuestro perro, ¿cómo nos habla con ella?

La cola de nuestro perro, ¿cómo nos habla con ella?

Esos cariñosos y fieles amiguitos peludos no pueden hablar como los seres humanos, pero tienen su propio modo de comunicarse. Los perros manifiestan sus emociones a través del fascinante lenguaje corporal que tienen: erección del pelaje, de su mirada cuando presentan contracción o dilatación de las pupilas, movimientos de las orejas, posturas determinadas, temblores y sus ladridos. Y una de las partes más expresivas de su cuerpo  es su cola.

La cola del canino es uno de los elementos que utilizan para relacionarse y socializar con los demás habitantes de su entorno. Al mismo tiempo, los seres humanos y los demás animales aprenden a reconocer las emociones que experimenta el can a través del movimiento de su cola.

el perro y su cola

Los perros poseen una gran capacidad para emitir señales visuales con informaciones bastante complejas de entender. Sin embargo, algunos científicos y especialistas en comportamiento animal han realizado varios estudios en los que han encontrado una estrecha relación entre los movimientos de la cola y los diferentes estados de ánimo de los perros. Han estudiado cada movimiento con el fin de descifrar su significado. Las conclusiones han mostrado que los animales controlan sus movimientos de forma similar a los seres humanos, es decir, que nuestros queridos amigos caninos “controlan los músculos del lado izquierdo de su cola con el lado derecho de su cerebro, y viceversa”. Al mismo tiempo, han descubierto que los sentimientos negativos los expresan con movimientos hacia la izquierda, mientras que sentimientos positivos los inclinan a moverse hacia la derecha.

Significado de las diferentes posiciones de la cola

Normalmente, con el movimiento de la cola los perros expresan excitación y, cuanto mayor es el movimiento, mayor es la excitación. Por otro lado, los matices que dan al movimiento de la cola dependen de la raza y el tamaño, los cuales son propios de cada morfología. En todo caso, tanto el movimiento como la posición nos indicarán el motivo de su excitación.

comunicacion corporal canina

Estas son algunas de las posiciones más comunes que adoptan los canes con su cola:

  • Movimientos rápidos: este comportamiento puede significar una fuerte emoción de ansiedad, felicidad o nerviosismo.
  • Movimientos circulares: cuando tu peludo amigo está agitando la cola en grandes círculos, este tipo de movimientos significa que se está divirtiendo, ya sea que esté jugando con personas o con otros animales. En ese momento, no se siente ni dominante ni sumiso, solo desea divertirse y está expresando alegría e invitación a continuar con el juego.
  • Posición horizontal: si la cola del perro está en una postura extendida, horizontal pero no totalmente rígida, está transmitiendo atención.
  • Posición erguida o cola totalmente levantada: en este caso, tu perro estará expresando dominancia y quiere demostrar su poder, seguridad y autoridad cuando está rodeado de otros perros.
  • Cola abajo con movimientos cerca de las patas: en este caso, se manifiesta inseguridad y ansiedad por parte del animal. Incluso, si tiende a moverla hacia a la izquierda, es señal de que se siente amenazado.
  • Posición de la cola arriba pero curvada hacia la espalda: no se debe confundirse con la anterior posición, pues la cola erguida y dirigida ligeramente hacia la espalda implica una sensación  de tranquilidad y confianza.
  • Posición de la cola hacia abajo y relajada: es la posición más habitual de un perro. Cuando tiene la cola baja pero sin llegar a las patas, el animal está expresando tranquilidad. Es signo de que está tranquilo, relajado y sin ninguna preocupación.
  • Posición cerca de las patas: cuando el perro tiene la cola baja pero muy cerca de las patas, está expresando un estado de inseguridad.
  • Posición de la cola entre las patas: si el canino tiene miedo, al mantener la cola entre las patas está expresando sumisión. Está manifestando que no es el dominante en esa situación.
  • Cola tensa en posición totalmente rígida: si está extendida y en forma horizontal, tu peludo amiguito está tratando de intimidar a un intruso que está invadiendo su territorio. En estos casos, también se le suele poner el pelo erizado. Y, si además tiende a mover la cola hacia la izquierda, significa que el perro está analizando a otro perro desconocido. Esta posición de la cola es parte de un proceso de conocimiento con otro animal. Forma parte del rito de la jerarquía entre animales de la misma especie.
  • Posición de agitación: si el perro mueve su cola levemente, está saludando.
movimientos de la cola del perro

Más allá del movimiento de la cola

Los perros muestran otro tipo de comportamiento con su cola. No solo la usan para comunicar sus emociones, sino que juegan con ella. Puede darse el caso de que veas a tu perro persiguiendo su cola. Esta situación, en ocasiones, es normal, sobre todo si son cachorritos, ya que lo hacen simplemente cuando se sienten aburridos. Este es un modo que utilizan para entretenerse, y más aún, cuando las mascotas se percatan de que sus amos se divierten viéndolos intentar cazar su cola. Entonces, lo realizan con el objetivo de llamar la atención de su dueño.

perro persiguiendo su cola

Por otro lado, debes saber que este comportamiento con la cola puede ser causado por otros motivos a los que se les debe prestar atención. Por ejemplo, la razón puede provenir de un parásito que le esté molestando y causando alguna dolencia. También, en algunas razas como el Pastor Alemán, ese comportamiento demasiado repetitivo puede ser señal de estrés y frustración, y lo utilizan para reducir esas sensaciones desagradables. Y, la razón más inquietante, es una enfermedad mental llamada “desorden canino compulsivo”, que es similar al trastorno obsesivo compulsivo conocido como TOC en los humanos.

Debido a las posibles causas alarmantes, te recomendamos prestar especial atención a tu mascota cuando persigue insistentemente su cola, y de ser necesario, acude a un especialista en conducta canina.

rabo de perro

No maltrates la cola de tu perro

Como hemos mencionado, la cola de un perro es uno de sus elementos más importantes para expresar sus emociones. Por ello, te recomendamos que, antes de cometer un error triste y doloroso para tu adorado y fiel amigo simplemente por estética, pienses que al cortar la cola de un perro estás cercenando la capacidad de comunicación y relación que se mantiene entre él  y tú.

Si te ha parecido interesante este post, puedes leer también estos: