Cómo leer las etiquetas de los piensos para perros

Cómo leer las etiquetas de los piensos para perros

Cómo leer las etiquetas de los piensos para perros

Hoy vamos a hablar sobre un tema importante: ¿Cómo leer las etiquetas de los piensos para animales? ¿Cómo se leen correctamente los ingredientes?

En primer lugar debemos decir que siempre resulta recomendable hablar con tu veterinario de confianza para obtener la mejor dieta comercial para darle a tu perro, ellos saben los problemas generales de los perros, sus necesidades nutricionales y que es lo mejor según edad. En muchas ocasiones, los dueños de los perros confían en darles cualquier marca de pienso para perros sin tener en cuenta la composición y fórmula de estos. Existen muchas diferencias entre un pienso para perros y otro. La alimentación de tu perro es una parte fundamental en su salud y bienestar. Así que el consejo es el siguiente: antes de comprar un pienso para perros de cualquier marca, es conveniente revisar bien la composición del pienso y darle siempre una calidad adecuada de pienso para perros a tu amigo de cuatro patas.

El significado de las etiquetas presentes en los piensos para perros.

 

En un pienso para perros podría encontrar términos diferentes, cada uno tiene un significado específico:

Nombre comercial: es el nombre que el fabricante asigna al alimento para el perro.

Objetivo: Aquí se indica la especie animal a la que se destina la alimentación, incluida la etapa de la vida. Podemos encontrar distinciones de pienso para perros de cachorros o adultos.

Nombre del alimento: Hablamos de un alimento completo cuando este proporciona los requisitos nutricionales completos en el animal, mientras que el suplemento alimenticio es lo que por sí solo no es capaz de garantizar las necesidades nutricionales.

Clasificación: el alimento seco tiene un contenido de humedad de menos de o igual a 14%; El alimento semi-húmedo tiene un contenido de humedad de entre 14 y 34%; la alimentación húmeda tiene un contenido de humedad superior a 34%.

Ingredientes: estos son los materiales de los que se compone el alimento. Habitualmente se enumeran en orden descendente. Así que el primer ingrediente es el que se encuentra presente en mayores cantidades, y así sucesivamente. Esto quiere decir que si el primer ingrediente marcado son los cereales, significa que dicha alimentación es rica en cereales y no en carnes o pescados, por lo cual este pienso para perros en concreto sería de menor calidad en comparación con un pienso para perros en el que las carnes o pescados se encuentran en mayor proporción. La comida, tanto en seco como en húmedo, por lo general es suplementado con vitaminas y minerales, incluyendo la vitamina. A, vitamina D3, etc...

Niveles de análisis: el contenido de la tabla de análisis es un cuadro que indica los valores de los análisis químicos de los alimentos reportados en porcentaje. Los valores que encuentras aquí son para todo el producto (en base húmeda) incluyendo el agua.

Dosis: es la cantidad que se le da a tu mascota y dependerá de la edad y el peso.

Análisis de los componentes promedio

Proteínas: carne o pescado (y en particular, el huevo o piensos de soja). Son más valiosos los piensos para perros que aportan las proteínas mediante la carne en lugar de las harinas. Puedes encontrar las siguientes palabras en la etiqueta de diferentes piensos para perros: carne fresca, carne fresca deshidratada, harina de carne (Contiene residuos de huesos y plumas entre otros), carne y productos cárnicos (algunos piensos para perros no indican el origen de la carne), huevos. Por proteína cruda entendemos la cantidad de una proteína, tanto animal como vegetal y varía en función del tipo de alimentación, si es pienso para perros adultos o pienso para cachorros, los porcentajes varían dependiendo de la marca y el tipo de pienso para perros. Un pienso para perros de calidad suele tener más de un 25% de proteína bruta, con un 30%, 35% o 40% hablamos de un pienso para perros de mucha calidad. Es importante que los tipos de proteína, animal y vegetal estén correctamente balanceados, es decir, si la mayoría de proteínas son provenientes son de vegetales o de animal.

 

Hidratos de carbono y fibra: se encuentra en el maíz, el trigo, el arroz, pulpa de remolacha, fructo-oligosacáridos (FOS), patatas. En el pienso seco vemos un mayor porcentaje de los cereales sobre los alimentos húmedos. En el pienso para perros adultos la fibra cruda varía entre el 1,8 y el 2,5%, mientras que en el cachorro suele oscilar entre el 1,5 y el 2%. Aunque estos porcentajes pueden variar dependiendo de la marca y calidad del pienso para perros.

 

Aceites y grasas: Las que se encuentran en la alimentación animal puede ser de origen animal (pollo, carne de cerdo, sebo, aceite de pescado) o de origen vegetal (semillas de lino, maíz, girasol el más frecuente). La grasa cruda es el porcentaje de lípidos presentes en el alimento.

 

Humedad: es la cantidad de agua presente en el alimento. En pienso seco varía entre el 9 y el 10% (por eso si el perro o el gato van a comer sólo alimentos secos pueden beber más agua), mientras que en los alimentos húmedos varía entre el 65 y el 85%.

 

Cenizas brutas: son el porcentaje de sustancias inorgánicas. Un valor alto en minerales no siempre no tiene por qué concordar con el porcentaje de ceniza en el alimento, ya que aquí puede encontrarse un alto contenido de subproductos de matadero, tales como plumas, huesos y el tejido conectivo. Un pienso para perros de calidad tiene un correcto aporte de minerales y  ningún subproducto de la fase de producción. Es más, un buen pienso para perros de alta calidad aporta en su composición alimentos que pasan por exhaustivos controles y que son aptos para el consumo humano.

lobo-azul-buey.jpg

Estos son algunos consejos para leer las etiquetas:

Si en los ingredientes de un alimento tanto en seco como en húmedo para perros y gatos se encuentra como primer ingrediente cereales, cualitativamente no es el más ideal. A no ser que se trate de un pienso para perros específico. Normalmente significa que los cereales se utilizaron como material de relleno a expensas de la carne que es más apreciada. Quiero señalar que los perros y los gatos son principalmente carnívoros.

Si se encuentra escrito por ejemplo, pollo, en la etiqueta del pienso, es una declaración que indica que el mayor porcentaje de la carne es pollo, pero también contiene otros tipos de proteínas como pueden ser las proteínas vegetales.

Si un alimento es definido como monoproteico, tal vez el pato, encontrar a continuación las palabras de forma genérica aceites y grasas, anularía el efecto monoproteico, puede ser que entre las grasas existan otros tipos de grasas animales.

Si en un pienso para perros indica el porcentaje de proteína, tienes que considerar la fuente de estas proteínas para averiguar cuántas son biodisponibles, es decir, si el origen es la carne de buey, cordero, pollo, pescados como el salmón, huevos o si por el contrario las proteínas provienen de harinas o de vegetales en mayor cantidad.

Lee cuidadosamente el porcentaje los alimentos húmedos y semihúmedos y su dosificación. A veces estos alimentos hay que darlos en mayores cantidades ya que contienen demasiada agua o demasiada fibra, lo que supone una alimentación mucho más cara para tu perro de forma innecesaria. Un buen pienso para perros de alta calidad es lo más recomendable para la alimentación diaria de tu perro.