El Pachón Navarro: ¡conoce al perro con dos narices!

Cada raza y mascotas en particular poseen determinados aspectos que los hacen característicos y de mayor atractivo, en el caso del perro Pachón Navarro, este aspecto es su particular nariz, bifurcada justo a la mitad, dando apariencia de que son dos en lugar de una.

Sin embargo, esta característica, aunque es la más resaltante, no es lo único por lo que se conoce a esta raza. También conocido como Perdiguero navarro, es una especie de caninos utilizados para la caza y también para la vida familiar.

Por mucho tiempo se llegó a presumir que su “doble nariz” era una fortaleza para la cacería por potenciar doblemente su olfato. Sin embargo, esta teoría nunca fue fundamentada. Posteriormente, se convirtió en un excelente perro de compañía, debido a su carácter agradable y enérgica personalidad.

¿Quieres conocer más detalles acerca de este perro? En el siguiente artículo detallaremos de forma más clara todos los aspectos relacionados con esta peculiar raza: cuidados, salud, origen, comportamiento y otros pequeños temas que te ayudarán a saber si esta es la mascota ideal para ti.

Origen del Pachón Navarro

Aunque se trata de una raza antigua, el origen del antiguo perro de muestra español es un tema que no se ha esclarecido hasta el día de hoy.

De sus inicios se cuenta con muy poca información, uno de los detalles más relevantes es que se supo de este canino en la Península Ibérica, específicamente en Navarra, donde era empleado como perro cazador de aves, especialmente codornices o perdices.

Alrededor del siglo XII, y hasta el siglo XVIII, las noticias acerca de estos caninos y su efectividad en la caza fueron frecuentes, aunque para entonces no era aún reconocido como una raza oficial.

2_-_antiguo_perro_de_muestra_espanol.jpg

 

Sin embargo, este reconocimiento se vio amenazado, pues a mediados de los 50 estos caninos se vieron afectados por una enfermedad viral cuya existencia provocó prácticamente su extinción.

No obstante, criadores de perros de la localidad se dieron a la tarea de recuperar insistentemente la raza, y para la década de los 70 iniciaron labores en favor de su reimpulso. Desde entonces, y bajo el nombre de “recuperación pachón”, se llevó a cabo una incansable movilización para dar renacimiento a esta particular raza canina.

No fue sino hasta 1922 cuando el perdiguero navarro fue reconocido oficialmente como raza y desde ahí se comenzaron a fijar los estándares que hasta el día de hoy darían base al nombre de esta especie.

Características

Tal como la mayoría de perros destinados a la caza, el aspecto físico de este pointer es de un canino rústico, campestre y fuerte. Su contextura física hace ver a un can atlético y de musculatura formidable.

Es de estatura mediana a grande, lo que le hace verse como un perro compacto. Su cuerpo es más largo que alto, resaltando sus patas, que aparentan ser más cortas de lo que deberían para ser un cazador. Sin embargo, esta característica no ha limitado sus actividades para atrapar a sus presas.

Conozcamos otras características físicas de este animal:

Estatura y peso

Como mencionamos, este es un canino de estatura mediana – grande. Indistintamente de su sexo, esta raza a la cruz suele alcanzar entre 48 y 60 centímetros. Mientras que en el tema del peso, puede llegar a pesar de 20 a 30 kilogramos.

Cabeza

Hablamos de un perro de contextura formidable, y su cabeza no es la excepción. El Old spanish pointer posee un cráneo redondo y sólido, en armonía con el cuerpo, es grande y ligeramente pronunciado.

Sus ojos son redondos, grandes y, por lo general, de color claro. Una mirada frontal pero agradable es lo que se percibe al observar a un canino de esta raza. Poseen una boca cuadrada, con dentadura fuerte.

Sus orejas son notables, de inserción alta, pues se ubican por encima del ojo de estos caninos. De tamaño pronunciado, aunque delgadas y en forma oblicua, es decir, presentan un borde redondo en la punta.

Nariz

Un aspecto físico que hay que resaltar de esta raza es, sin duda, su “nariz doble” que no es más que una malformación congénita que puede afectar solo a algunos caninos de esta especie.

Aunque es un aspecto notable, lo que pocas personas conocen es que se trata de una condición similar al labio leporino en los humanos.

3_-_perro_con_dos_narices.jpg

 

Este detalle reviste gran importancia pues, en algunos casos, los pequeños caninos se ven afectados por poseer el paladar hendido y por el desconocimiento acerca de cómo atender a un cachorro recién nacido con esta condición, cuya fisura termina unificando la boca con la cavidad nasal.

En la edad adulta esto ya no representa un problema para el canino, sin embargo, es necesario tener cuidado de los lugares donde olfatea, pues puede suceder que se le introduzca algún objeto dentro de la cavidad nasal.

Cola

La cola de estos caninos es medianamente larga, con una base engrosada, que se va afinando hasta llegar a su punto final.

Es recta, de inserción alta, y se encuentra elevada siempre y cuando el canino permanezca en movimiento. Al entrar en reposo, la cola permanece baja, aunque no presenta ninguna curvatura notoria.

Pelaje

El lienzo de esta raza se caracteriza por ser duro, grueso, corto y denso. No obstante, existe dentro de la misma una especie que puede presentar un pelaje más sedoso y pertenecer a la misma camada.

En relación a los colores aceptados, pueden ser numerosos. Desde caninos de color blanco u oscuro, hasta combinaciones bicolores o tricolores. Lo que no se admite dentro del estándar es una especie de pachón atigrado.

Temperamento

Si hay algo que se hace fácil de amar en estos caninos es, sin lugar a dudas, su carácter. Este perdiguero se caracteriza por ser una raza agradable, amistosa y, sobre todo, muy inteligente. La lealtad a sus dueños es uno de sus principales puntos a favor.

Además poseen una gran capacidad de adaptarse a diferentes lugares, aunque es ampliamente recomendable mantenerles en espacios amplios y en contacto frecuente con la naturaleza, pues su instinto de libertad y caza sabrán apreciarlo.

Se trata por naturaleza de un animal muy enérgico y ágil, por algo destaca en la cacería, y es ampliamente apreciado por los amantes de esta actividad. Aunque también es un excelente perro de compañía, sobre todo para aquellas personas que aman realizar cualquier plan al aire libre.

Para ello va a requerir una adecuada educación y socialización, pues su primer impulso es la cacería y no está socialmente adaptado por naturaleza para ser un perro doméstico. Necesitará educación desde muy temprana edad para adaptarse a ello.

Son canes tranquilos y cariñosos. Aunque su energía parece decir lo contrario, no son perros agresivos, y permanecen quietos ante la presencia de terceras personas. Sin embargo, son canes reservados y aunque no se muestren en posición de ataque, estarán atentos para defender a los suyos de ser necesario.

Es bastante sociable, por lo que la convivencia no resultará un problema. Es importante, igualmente, estar atentos ante la presencia de animales más pequeños, pues al ser un cazador por naturaleza, puede sentir el impulso de corretear detrás de mascotas de menor tamaño.

Tal como se ha mencionado, una socialización adecuada ayudará a que estos canes se mantengan  equilibrados mentalmente y se adapten a cualquier escenario.

Aunque se trata de un perro que lleva una buena relación con niños, es importante educar a los pequeños acerca del trato que deben dar al perro, de esta manera, el animal no reaccionará inadecuadamente ante el trato excesivo por parte de los niños.

4_-_pointer_navarro.jpg

 

Educación

Al hacer referencia a una raza inteligente, paciente y dócil, se hace entendible que el adiestramiento no sea un problema con el que haya que lidiar. Por el contrario, estas características hacen que el canino sea ampliamente manejable.

Pero es importante establecer las bases de un entrenamiento adecuado y sobre todo mantener una postura firme, aunque no exagerada, ante el perro. Al tener contacto con el aire libre, espacios abiertos como parques o jardines, entre otros, el perro sentirá total libertad y comenzará a moverse de forma enérgica y desenfrenada.

Si lo que deseas es adiestrarlo, debes hacerlo con indicaciones de que es la hora de su entrenamiento y establecer las órdenes básicas para que se mantenga concentrado en ello. Es muy atento, por lo que seguramente no tardará en obedecer a tus instrucciones.

Es preciso recordar que esta raza, al igual que el resto, no suelen reaccionar favorablemente ante las técnicas tradicionales de adiestramiento. Es imperativo basar la educación de estos caninos con refuerzo positivo, motivación y recompensar las buenas acciones que el perro realice.

Iniciar desde las primeras semanas de vida el adiestramiento permitirá que se asienten las bases de la socialización, convivencia y obediencia del canino. Es necesario, entonces, que desde temprana edad el perro adquiera este conocimiento para mantener una conducta adecuada en su adultez.

Por otro lado, se trata de un perro notablemente trabajador y colaborador, por lo que al combinar este aspecto con una buena educación, no solo obtendrás una mascota de carácter sin igual, sino también un excelente compañero de trabajo, sobre todo si de labores del campo se trata.

Por lo general, si son bien educados, no presentan ningún problema de comportamiento. Pero si por el contrario no reciben las bases de un buen adiestramiento, pueden ser caninos rebeldes, desobedientes y destructivos.

Salud

Al igual que la mayoría de perros rústicos cazadores y acostumbrados al campo, el Pachón es realmente fuerte, y su excelente salud lo demuestra.

No suelen sufrir afecciones degenerativas o problemas de articulaciones. De hecho, entre las pocas condiciones que aquejan su salud, se encuentran el labio leporino o paladar hendido que, como dijimos, es el causante de su “doble nariz” y de otros malestares.

5_-_perdiguero_navarro.jpg

 

Por otro lado, en ocasiones algunos ejemplares pueden verse afectados por una celulitis facial, esta enfermedad suele presentarse entre los cuatro primeros meses de vida, y es necesaria la administración de antibióticos para llevar conseguir la curación del perro.

Por lo demás, se trata de caninos realmente sanos y saludables, que solo requieren de cuidados básicos para mantener su bienestar.

Cuidados

Aunque se trata de un perro saludable, fuerte y, sobre todo rústico por su naturaleza campestre, esta, al igual que cualquier otra mascota, debe recibir ciertos cuidados para mantener ese nivel de salud.

A continuación vemos algunos de los cuidados básicos pero indispensables que este perro debe recibir:

Alimentación

Desde su nacimiento y hasta alcanzar la juventud, debe recibir una alimentación adecuada que le proporcione los niveles de calcio requeridos. Pues es un canino con tendencia a la descalcificación, tema que puede afectar su desarrollo y crecimiento.

Posteriormente, en la etapa de juventud y adultez, estos caninos requieren ser alimentados con un pienso de calidad que le proporcione nutrientes y le ayude a mantener un equilibrio en su peso y nutrición de forma oportuna.

Para ello puedes seguir estos consejos:

Ejercicios

Se trata de un perro acostumbrado a la actividad física por naturaleza, por lo que, sin lugar a dudas, los ejercicios son indispensables en el cuidado y la atención que precisa esta raza canina.

Al menos tres paseos diarios requiere para mantener sus niveles de energía equilibrados. Además, estos ejercicios contribuirán a que el perro no aumente de peso de forma pronunciada, situación que puede afectar negativamente a su salud.

Higiene

Otro aspecto que no puede faltar entre los cuidados del perdiguero es la higiene, en todos los sentidos. Desde la higiene bucal, la cual representa un aspecto clave en esta raza, hasta la higiene corporal, que sin duda es un tema indispensable para la salud canina.

En relación a la higiene corporal, es conveniente que el canino sea bañado únicamente cuando lo requiera. Es decir, que el baño no debe ser frecuente, pues perdería los aceites naturales del pelaje y la piel.

En cuanto al cepillado, llevar a cabo este proceso dos veces a la semana será más que suficiente para mantener libre de suciedad y de nudos el pelaje del Pachón navarro.

Una de las ventajas de este perro como mascota es que no requiere un exigente mantenimiento de su pelaje. Sino, por el contrario, cuidados básicos.

6_-_perro_pachon_de_navarra.jpg

 

Vacunas y desparasitaciones

Un aspecto elemental en la vida de esta y otras mascotas es el proceso de desparasitación, vacunación y los controles médicos. Cada uno de estos aspectos será muy relevante para asegurar el bienestar y la prevención de enfermedades en nuestro amigo.

Es necesario cumplir estrictamente cada uno de los controles al igual que los cronogramas establecidos para las vacunas y las desparasitaciones.

Recordemos que nuestro pachón se mantendrá en contacto frecuente con la naturaleza, por ello es necesario que, antes de eso, reciba las dosis correspondiente de cuidados que le ayuden a mantenerse libre de agentes externos que puedan causar algún tipo de enfermedades.

Conclusión

Si de mascotas útiles y amorosas se trata, el Pachón Navarro, aunque poco conocido, es una de las más ideales. Un perro leal, obediente, inteligente y además cooperativo en las labores del campo.

Por si fuera poco, es un excelente cazador, su olfato es una de las herramientas más efectivas que posee, y la habilidad para moverse, le hacen un perro maravilloso para salir de paseo, de cacería o simplemente para acompañarte.

Además, es un can que no exige cuidados exagerados ni tampoco dedicación absoluta por parte de sus propietarios. Sin embargo, es importante dedicar unas horas al día a la educación y atención de nuestra mascota.

Recordemos que de cada aspecto que brindemos a nuestros amigos de cuatro patas, dependerá no solo su salud, bienestar y vida, sino también su comportamiento y la relación que tengan con el entorno.

Dedica tiempo suficiente para cuidar y educar a tu mascota y asegúrate de que sea realmente feliz para que pueda hacerte feliz a ti con su compañía.