Boerboel: un perro guardián ideal

Boerboel: un perro guardián ideal

Para quienes piensan que los perros de raza grande no son adecuados para los niños, la raza Boerboel es la evidente excepción a la regla. Pues, pese a ser un perro de tamaño pronunciado, es la mascota ideal para compartir ratos en familia, especialmente con los más pequeños de la casa. 

Si de protección y lealtad se trata, esta imponente raza sabe cómo proporcionar ambos a sus dueños, por ello se ha convertido en una de las preferidas para el cuidado de cualquier hogar, dado que combina su tamaño con una amorosa y alegre actitud.

Proveniente de Sudáfrica, estos perros fueron criados para la vida en el campo, por lo que están adaptados al aire libre y a las aventuras. Sin embargo, existen algunos cuidados que deben proporcionarse, sin dudar, a los Boerboel si se desea mantener un buen estado de salud y alargar su esperanza de vida.

A continuación, detallaremos los aspectos más relevantes de la raza: cuidados que requiere, su carácter y origen. De esta manera, contarás con toda la información para saber si estos caninos son los más indicados para tu hogar.

Origen del Boerboel

La década de 1660 es el periodo en el cual esta raza tuvo sus primeros indicios, en el continente africano. Es un perro perteneciente a la familia de los molosos o dogos. Relacionado muy de cerca con razas Bullmastiff, Gran Danés y Bullenbeisser (ya extinta), los cuales fueron traídos a este territorio con el propósito de proteger las granjas de los colonos. Por esta razón, se le reconoce como un perro granjero y guardián.

Los diferentes cruces han dado como resultado al ejemplar que en la actualidad se conoce, sin embargo, la raza Boerboel propiamente aún no ha sido reconocida por La Federación Cinológica Internacional (FCI), ni otro organismo de talla mundial.

Boerboel sudafricano

Tan solo las organizaciones locales como la Asociación Sudafricana de Criadores de Boerboel (SABT) y la Asociación de Élite de Boerboels Sudafricanos (EBBASA), han dado validez a esta raza dentro del país.

En la actualidad no es utilizado solamente como un perro de guardia, sino también como excelente compañero, sobre todo en hogares con niños, debido a su carácter amigable y amoroso que le concede el favoritismo de las personas, a pesar de ser un perro de gran tamaño y peso.

Características corporales

Un perro evidentemente fuerte e imponente es la imagen que proyecta esta raza, debido a su apariencia física. Se trata de un animal musculoso, robusto y de cuerpo bien formado.

Conozcamos más acerca del aspecto físico de este gran amigo a continuación:

Peso y tamaño

Uno de los aspectos más impactantes en esta raza de perros es su estatura y peso. Tanto los machos como las hembras pueden sobrepasar los 100 kilogramos, mostrándose bastante musculosos.

En relación a la estatura, los ejemplares de esta raza alcanzan un tamaño promedio de hasta 70 centímetros a la cruz.

Dado su peso y estatura, el Boerboel requiere un dueño capaz de controlar sus movimientos y adiestrarle adecuadamente pues, aunque se trata de un animal muy sociable, un ataque inesperado puede ocasionar lesiones a otras personas.

raza Boerboel

Físico

Como hemos mencionado, este perro es bastante musculoso. Su cuerpo es de contextura robusta y pronunciada. Tanto su pecho como su espalda sobresalen notablemente, proporcionando una imagen imponente e intimidante ante otros animales e, incluso, personas.

Sus patas son gruesas y firmes, soportan perfectamente el cuerpo, lo que le permite una movilidad estable y gran agilidad para moverse a pesar de su peso.

Rostro

El cráneo de esta raza se distingue por ser ancho y plano, proporcionalmente grande, en consonancia con su cuerpo. Su rostro ofrece una imagen engañosa, pues hace parecer que se trata de un perro agresivo cuando realmente es todo lo contrario.

Sus ojos redondos, pueden ser de color chocolate, avellana o amarillos, una característica muy distintiva de ellos.

La nariz es de color negro y de tamaño mediano. Y sus orejas son medianas, colgantes y separadas entre sí.

Pelaje

El Boerboel se caracteriza por tener un pelaje corto y denso. Los colores hasta ahora aceptados para la raza son el rojo oscuro, el marrón, el amarillo y el atigrado, muy similares al color de sus ojos.

Puede que en algunos ejemplares se visualice una máscara negra en el rostro, no obstante, no todos poseen esta característica.

Comportamiento

De manera general, hablamos de un perro obediente, educado, equilibrado, leal y amoroso con su familia adoptiva. Es un perro protector, por lo que puede mostrarse desconfiado ante la presencia de desconocidos. Sin embargo, al notar la aceptación de estas personas por parte de sus dueños, se mantendrá tranquilo pero siempre alerta.

Boerboel protector para niños

Se trata de un perro noble y muy cariñoso con la que considera su familia, y brindará cuidado a los suyos por encima de todo. Es por ello que si corres algún peligro, el Boerboel no dudará en socorrerte, aún teniendo que atacar a otras personas.

Este tema es un poco delicado, pues dar a estos perros la impresión de que se está corriendo algún peligro, cuando no es así, puede despertar su instinto protector y atacar a la persona que considera que te está haciendo daño.

La socialización es muy importante si se desea reforzar la educación y el comportamiento ante personas cercanas al entorno familiar.

Convivencia

La convivencia con el Boerboel no representa un problema, ya que se trata de un perro con gran facilidad de adaptación. Aunque es un perro de gran tamaño y que requiere espacio suficiente para moverse, correr y ejercitarse, su estado emocional estará relacionado con la calidad de vida y el adiestramiento que se le proporcione.

En un hogar con niños, esta raza encaja a la perfección. Son amigables, pacientes y protectores, por lo que cuidarán adecuadamente a los más pequeños.

Sin embargo, debe indicarse cuidadosamente al niño el trato que debe tener hacia el perro, pues ante maltratos o golpes, estos suelen reaccionar de forma negativa.

Ahora bien, la convivencia con otros animales no suele ser tan positiva en primera instancia. No olvidemos que se trata de una raza que cuida de manera excesiva su espacio, por lo que ante otros perros puede mostrar, en principio, cierto recelo. No obstante, esto dependerá también de la educación, pues si se le enseña a socializarse con otras mascotas a temprana edad, no le resultará difícil adaptarse a nuevos amigos caninos posteriormente.

Mantener siempre la mirada en el adiestramiento es una manera beneficiosa para forjar el carácter del Boerboel.

Educación y adiestramiento

Esta raza es de gran inteligencia y obediencia, por lo que no tardará en aprender las órdenes que dentro de su tiempo de adiestramiento se le proporcionen. Sin embargo, es preciso que la persona encargada de este proceso tenga conocimiento acerca de la raza y su manejo, pues el perro es consciente de su tamaño y de lo que esto representa para las personas.

Es necesario mostrarle determinación y seguridad, pero sin llegar a gritarle o tratarle agresivamente, pues reaccionará de forma negativa. Lo ideal es hacerle sentir que colabora con el entrenamiento, así será más llevadero para ambos.

adiestrar Boerboel

El refuerzo positivo es muy importante, de esta manera se logrará una correcta interacción y relación de confianza entre el perro y el entrenador, que dará como resultado una correcta educación.

Empezar el adiestramiento alrededor de la tercera semana de vida del cachorro permitirá que los avances se vean en poco tiempo, y que a medida de su crecimiento, se convierta en un animal equilibrado y educado.

Si, por el contrario, no se le da importancia al entrenamiento, es posible que estos animales crezcan con un comportamiento agresivo y rebelde.

Salud

Estos perros, por lo general, son saludables. Poseen una esperanza de vida que avanza de los 12 a los 14 años. Sin embargo, dependerá en gran medida de los cuidados que sus dueños le ofrezcan para mantener su salud y calidad de vida.

Existen algunas enfermedades que pueden afectar directamente a la raza. Entre ellas destacan las relacionadas con el peso y estatura: la displasia de cadera, displasia de codo y la obesidad. 

Las dos primeras pueden ser por razones hereditarias o causadas por malos movimientos. También, un exceso en el ejercicio que realiza el animal puede contribuir a la aparición de estas.

Por otro lado, la obesidad es muy común si no se le alimenta adecuadamente. Recordemos que es un perro grande, por lo que requiere una buena cantidad de alimento para mantenerse satisfecho diariamente.

Además, las enfermedades oculares y auditivas son otro de los males que pueden llegar a afectar a esta raza. No obstante, si se mantienen los cuidados adecuados, estos animales lograrán vivir con una salud óptima ofreciendo alegría y protección a su entorno familiar.

Cuidados

Aunque se trata de una raza grande y robusta que no requiere mayores cuidados, el Boerboel necesita algunas atenciones por parte de sus dueños para mantenerse fuerte y saludable. Hacer hincapié en que es un perro de gran tamaño resalta la importancia de considerar aspectos como la actividad física, esencial para su bienestar.

caracter del Boerboel

Veamos a continuación los cuidados que necesita esta raza:

Ejercicios

Tal como hemos dicho anteriormente, hablamos de una raza de gran tamaño y peso, por lo que la práctica diaria de ejercicios y paseos largos es elemental si se desea mantener al perro activo y con un equilibrio en su peso.

Realizar al menos dos paseos diarios acompañado de una rutina de ejercicios agradable para el animal contribuirá a que su salud se mantenga.

Es necesario prestar atención a lo que la mascota quiera comunicarte. Cuando este se manifieste cansado por los ejercicios, es indicativo de que fue suficiente, habrá llegado el momento de parar y descansar. De lo contrario, el exceso puede producir alteraciones en su estado de salud.

Alimentación

Otro punto de importancia en la vida y mantenimiento de este can es la alimentación. Esta raza necesita alrededor de 800 gramos de pienso al día para mantenerse saciado. Es decir, necesita una gran cantidad de alimento, por lo que es necesario complementarlo con el ejercicio para evitar que desarrolle sobrepeso.

Un aspecto que no debe pasarse por alto es que la alimentación debe, obligatoriamente, estar destinada a proporcionar nutrientes, sobre todo calcio, de manera que fortalezca sus huesos y pueda continuar soportando el peso de su cuerpo.

Higiene

A diferencia de otras razas, el Boerboel no es tan exigente en lo referente al cuidado de su pelaje. El cepillado al menos una o dos veces al mes, y un baño cada cuatro semanas, será suficiente para que esta raza se mantenga aseada lo suficiente.

cachorro Boerboel

Controles veterinarios

El control de vacunación, desparasitación y visitas al veterinario, es necesario si se desea mantener a la raza alejada de enfermedades. La prevención es una gran aliada en el bienestar de este y otros perros que puedan verse afectados por alguna patología como las mencionadas en párrafos anteriores.

Para resumir

El Boerboel es un perro muy especial, debido a que su presencia y apariencia física pueden resultar intimidantes para quien no lo conozca, no sabiendo que detrás de ese robusto cuerpo se encuentra un animal lleno de amor, lealtad y protección hacia los suyos.

Es un animal de gran tamaño, por lo que requiere ser adiestrado desde cachorro para lograr la socialización y un comportamiento positivo. Quien lo adiestre debe ser una persona que conozca acerca de la raza y sea capaz de controlar sus acciones.

Ideal para la convivencia con niños, pues se adapta con facilidad a los más pequeños, mostrándose paciente y cariñoso. Y sobre todo protector ante situaciones que considere de peligro.

Sin duda esta raza no solo garantiza el cuidado de la familia, sino también la diversión y la lealtad en cada momento compartido.

Conoce otras razas como...