Blog Lobo Azul

Te explicamos todo lo que debes saber sobre el Bedlington Terrier

Te explicamos todo lo que debes saber sobre el Bedlington Terrier

¿Te gustan los perro enérgicos e inteligentes? ¿Quieres una mascota pequeña pero con gran comportamiento? ¿Necesitas un compañero de actividades al aire libre? Si te identificas con estas características, el Bedlington Terrier puede ser ese amigo que andas buscando.

Se trata de una de las razas más antiguas y favoritas en Gran Bretaña. Su comportamiento vivaz, inteligente y muy atento, lo hicieron un animal muy cotizado para diferentes actividades y hasta ahora no ha sido diferente.

El reconocimiento que este perro ha ganado en la sociedad es innegable, y no solo por poseer un llamativo carácter, sino también por su apariencia física que atrae todas las miradas. 

Un particular aspecto que combina dulzura, elegancia y delicadeza en su exterior, con una conducta extrovertida, dinámica y muy activa.

¿Quieres conocer más de esta raza? Su origen, temperamento, características físicas, educación, los cuidados que necesita y mucho más, lo describiremos en el siguiente artículo.

No dejes de leer esta importante información y descubre todo lo que necesitas saber antes de hacer a este ejemplar parte de tu hogar.

Origen del Bedlington terrier

Aunque no se cuenta con registros precisos de la primera aparición de este amiguito, se sabe que los primeros ejemplares de esta raza comenzaron a hacerse presente alrededor del siglo XVIII, a mediados de los 80.

De lo que sí se tiene certeza es del lugar donde se originó, y fue al norte de Inglaterra, prácticamente en la frontera con Escocia, conocida como Northumberland. Dentro de este lugar, en un pueblo denominado Bedlington, se vio por primera vez a estos caninos.

Sin embargo, en ese momento eran conocidos con el nombre de Rothbury terrier. Siendo alrededor del año 1825, cuando empieza a llamarse por su nombre actual.

Rothbury terrier

El Bedlington terrier, como se conoce en la actualidad, se vio influenciado por el cruce de tres razas, de las cuales heredó un aspecto que lo caracteriza. Por ejemplo: del Caniche, su pelaje ondulado, similar a la lana de las ovejas. Después encontramos a los Whippets, de quienes heredó sus características morfológicas y agilidad. Finalmente los Dandie Dinmont terriers.

En principio, estos perros eran utilizados por los habitantes del pueblo para la protección de sus minas, dentro de la cual su función principal era cazar ratas y otros roedores. Tiempo después, observando sus valiosas habilidades para la caza, comenzó a utilizarse en la captura de otros animales como zorros y comadrejas.

Su gran destreza permitió que ganase la aceptación de los habitantes de Bedlington de forma rápida. Esto hizo que un siglo después de su aparición, naciera en Inglaterra el club del Bedlington terrier, y posteriormente en el año 1967, el American Kennel Club estaría reconociendo oficialmente la raza, publicando el estándar.

En la actualidad esta raza no ha disminuido su popularidad, sin embargo, además de actividades como la caza, muchos ejemplares han sido aceptados positivamente como animales de compañía, desempeñando un gran rol, pues se muestran cariñosos, atentos y juguetones.

Aspecto físico

Si hay algo que atrae la atención de las personas hacia este perro es, sin duda, su apariencia física. Esto, debido a que su semejanza con un cordero es realmente impresionante y además inconfundible ante la presencia de otras razas. De hecho, no es de extrañar que pueda confundirse con uno, sobre todo por su lanudo pelaje.

Veamos algunas de las características físicas más destacadas de esta raza.

Contextura

Se presenta como un perro con una anatomía musculosa, bien formada. Sin embargo, no es un perro tosco, al contrario, llega a ser más delicado. Esto, al igual que su pelaje esponjoso y ondulado, ha ocasionado que se le confunda con una oveja.

Sus patas son musculosas, resaltando más los miembros posteriores, que parecieran estar más formadas que los anteriores. Sin embargo, ambos son alargados y fuertes. Lo que le proporcionan gran agilidad al moverse.

terrier de Bedlington

Tamaño y talla 

Esta raza es de tamaño mediano. No obstante, su altura puede variar en función del sexo. Los machos pueden alcanzar entre 41 y 43 centímetros, mientras que las hembras pueden medir entre 38 y 41 centímetros.

En cuanto al peso, el sexo de la raza no influye en absoluto. Tanto el macho como la hembra alcanzan un peso que va desde 7 a 10 kilogramos.

Cabeza

Una característica notable es su cabeza en forma de pera. Poseen un cráneo redondeado y profundo. Con su rostro ligeramente alargado hacia delante. La parte superior de su cabeza se encuentre cubierto por un mechón de pelo de color blanco y ondulado.

En relación a sus ojos, se presentan en tamaño pequeño, en forma triangular y ligeramente hundidos. Los colores pueden variar según el ejemplar, pueden ser negros o un poco más claros.

Similar aspecto se presenta en la nariz de esta raza, grande y bien definida, su color por lo general es negro, pero, en algunos ejemplares se presenta en otra tonalidad.

Además, su hocico es grande, no tiene labios colgantes. Mandíbula en forma de tijera, con maxilares bien formados, representan una mordida fuerte.

Las orejas de estos caninos son de inserción baja, aplanadas, largas y colgantes hasta las mejillas, cubiertas de su denso pelaje ondulado.

Cola

Es de inserción baja, alargada, presentándose gruesa en el inicio, y más estrecha hacia la punta. Con una delicada curvatura que no traspasa el dorso del animal.

Pelaje

Sin duda un aspecto que distingue a esta raza del resto es su pelaje. Notablemente denso, ondulado y largo le otorga a estos canes una apariencia particular que no coincide con otros perros.

Al observarlo, puede parecer que está endurecido. Sin embargo, al tacto no resulta áspero, por el contrario.

El corte estándar que es realizado a esta raza hace que su apariencia muy similar a la de una oveja se vea más pronunciada, pues su rostro se enmarca más una vez le cortan el pelo.

El estándar de la raza permite que el pelo sea de hasta 3 centímetros de largo, y los colores aceptados hasta ahora son azul, hígado y arena, presentando en algunas ocasiones manchas color fuego.

Temperamento

El carácter de este canino es un aspecto que puede impresionar a muchos. Aunque por su apariencia pareciera una mascota delicada, tímida y tranquila, resulta muy diferente una vez se le conoce más de cerca.

Una raza enérgica, valiente, aunque también amigable y amorosa es lo que se combina en la conducta de estos animales. Una de sus virtudes más pronunciadas es que los Bedlington pueden adaptarse a cualquier estilo de vida o familia donde sean adoptados.

cachorro de Bedlington Terrier

Si bien es cierto que prefiere la vida en el campo, pues le encantan las actividades al aire libre y mantenerse en movimiento, permanecer en la ciudad en espacios más reducidos no es un problema siempre y cuando se le den paseos frecuentes para canalizar su energía, de lo contrario, puede volverse destructivo.

Disfruta pasar tiempo con los que considera su familia, jugar y recibir afecto. En un hogar con niños estos perros encajan a la perfección, pues parecen una fuente inagotable de energía con la que sabrá entretener a los pequeños de la casa.

Sin embargo, antes de los juegos, es importante enseñar a los niños sobre el trato que deben tener hacia el canino, pues en algunos casos estos pueden reaccionar de forma inadecuada si se le molesta mucho.

En todo caso, la supervisión de un adulto siempre es importante.

La socialización tampoco es una dificultad para esta raza, son amigables, aún con personas que no conocen, no obstante, hablamos de un perro cazador y guardián por naturaleza, es decir, que aún cuando sea muy sociable, avisará a su dueño de algún peligro o la presencia de un intruso.

Por otro lado, con otros animales estos perros suelen llevarse muy bien en primera instancia, son muy flexibles y les encanta jugar con otros perros, mientras le sea respetado su espacio. Eso también dependerá de la socialización que se brinde a estos canes.

Aunque se trata de una mascota con un temperamento muy tranquilo y dulce, no dudará en proteger su espacio y a su familia si percibe alguna amenaza, en ese momento dejará salir su coraje y fuerza sin dudarlo.

Adiestramiento

El Bedlington terrier es considerado uno de los perros mas inteligentes, por esta razón su adiestramiento no resultará un problema, siempre y cuando se consideren las medidas adecuadas para ello.

En primer lugar, hay que recordar que por naturaleza estos perros tienen preferencia a la caza, es decir que la presencia de otras mascotas, puede resultarle incómodo, en caso de no haber practicado la socialización desde sus primeras semanas de vida.

Empezar con este tema a temprana edad, permitir que se adapte con facilidad a la compañía de otros perros.

Es un animal muy dinámico que ama ladrar y escarbar, por lo tanto, aunque no se requiere ser un experto para adiestrarlo, los conocimientos básicos son elementales, sobre todo en el momento de dar órdenes a estos perros y modificar poco a poco sus hábitos. El asesoramiento de especialistas en esta materia resulta muy beneficioso, de esta forma, el perro captará las indicaciones y aprenderá sin problemas.

La educación de este terrier debe ser constante, paciente y fundamentada principalmente en el refuerzo positivo y la motivación, combinada además, con una frecuente rutina de ejercicios que estos canes necesitan para permanecer en buen estado físico y mental.

adiestrar Bedlington Terrier

Salud

Esta es una de las razas más saludables que se conocen hasta ahora. Su longevidad alcanza hasta los 15 años. No obstante, existen registros que muestran la existencia de un perro de esta raza hasta casi 20 años.

Se le caracteriza como un animal que goza de gran bienestar. Sin embargo, esto dependerá de los cuidados y atención que brinde su familia adoptiva, pues aunque se encuentra llenos de vitalidad, existen enfermedades características de la raza, que pueden afectar en mayor o menor grado su salud. Algunas de estas patologías, las presentarnos a continuación:

Trastornos hepáticos

Una de las afecciones de carácter hereditario que más se presenta en estos canes es la hepatitis, también conocida como hepatotoxicosis por cobre. Es una enfermedad producida por la deficiente eliminación de este último del organismo canino. Además la cupro toxicosis, relacionada a una dificultad hepática para procesar los alimentos que consume el perro.

Es por ello, que cuidar la alimentación del Bedlington terrier es de gran importancia si se desea retratar la aparición de esta enfermedad.

El veterinario proporcionará una dieta estricta, que incluye alimentos saludables y elimina otros que contienen cobre para evitar que el perro se vea gravemente afectado.

Trastornos oculares

Problemas en la visión, como por ejemplo las cataratas, es otro mal que puede alterar el bienestar de nuestro fiel compañero. La limpieza constante de las zonas alrededor de sus ojos, puede ayudar a controlar la aparición de este y otros males.

Otras afecciones

La aparición de protuberancias en las almohadillas, alergias en la piel y luxación de rodilla, son otros problemas de menos proporción que pueden aparecer en el Bedlington terrier. Sin embargo, el cuidado que se brinda a esta raza puede disminuir en gran medida el riesgo de contraer alguna de estas patologías.

Cuidados del Bedlington terrier

Si bien se hablaba de una raza bastante saludable, con riesgo de algunas afecciones, los cuidados que demandan ayudarán no solo a disminuir esos riesgos, sino también a mantenerse en un elevado bienestar.

Cuidados del Bedlington terrier

Baño y cepillado

Si hay algo que no debe dejarse a un lado es cepillar el pelaje del Bedlington terrier. Aunque no muda su pelo, la densidad de este requiere que sea cepillado al menos una vez al día.

Es importante crear en el perro el hábito de su cepillado, pues requiere tiempo y dedicación. Una vez se aprenda la técnica adecuada de cepillado, este no te llevará más de 10 minutos al día.

En relación al baño, estos perros requieren mantener una higiene adecuada, aún más si viven en el campo, un baño cada 30 días será suficiente para ello.

No obstante el corte y mantenimiento de su pelo es elemental, para ello se recomienda acudir a una peluquería canina al menos cada 15 días, de manera que puedan mantener su corte característico.

Alimentación

Por su salud y bienestar, cuidar la alimentación del Bedlington terrier es indispensable. Procurar que el pienso suministrado sea de calidad y con gran cantidad de proteínas y grasas naturales es de suma importancia, aún más conociendo las enfermedades que por este aspecto puede presentar.

Evitar las golosinas en exceso, alimentos inadecuados y la cantidad de ellos que se proporciona al día será necesario para evitar obesidad y otras patologías relacionadas con el sistema digestivo.

Ejercicios

Si hay un aspecto en los cuidados que no puede pasar desapercibido es indudablemente el ejercicio, por diferentes razones. Como mencionamos, el Bedlington terrier es una raza muy enérgica y activa, que requiere mantenerse en constante ejercicio para mantener su equilibrio físico y mental.

Es por ello que se deben dedicar al menos una hora al día a paseos, juegos y entrenamientos fuera de casa.

Los ejercicios además contribuyen a que el perro no se convierta en un animal sedentario e inactivo, propenso a sufrir de obesidad.

Vacunación y desparasitación

Debido a que algunas de las enfermedades que pueden afectar la raza son hereditarias, es necesario mantener un control regular con el veterinario, de manera que pueda detectarse algunas de ellas de manera temprana.

Además, el control en vacunación y desparasitación es importante para fortalecer el sistema inmunológico del canino.

Conclusión

Antes de adoptar un Bedlington terrier, es importante conocer bien la raza, desde los cuidados que necesita, hasta su dinámica personalidad. De esta manera estarás preparado para cumplir las demandas de atención y cuidados que estos canes necesitan para ser felices.

Considera que es una raza con gran exigencia de ejercicios para su estabilidad física y mental, por lo que debes disponer de una buena cantidad de tiempo para esta tarea.

Igualmente, debes saber que desde cachorros los Bedlington terrier son enérgicos, divertidos y muy activos, por lo que debes armarte de paciencia y constancia en su educación, si deseas convertirle en un animal feliz pero tranquilo.

Aunado a lo anterior, no deja de ser un animal dócil, valiente, amoroso y leal a su familia, así que disfrutará mucho la compañía de los suyos y los hará reír con sus travesuras.

Te recomendamos leer: