Cómo educar a un cachorro

Tabla de contenidos

La llegada de un cachorro a casa es un momento de gran alegría, pero hay que recordar que este nuevo integrante precisa de cuidados y, seguramente, cambiará la rutina de toda la familia. Es por ello que en este post te diremos cómo educar a un cachorro. Por eso, antes de adoptar o comprar uno, debes estar seguro de tu elección y, si tuvieras alguna duda, consulta con un veterinario o con un adiestrador para que te oriente.

Si no tienes tiempo ni paciencia para educar a un cachorro, simplemente no adoptes uno. Ellos demandan mucha atención, pues se encuentran en una fase exploratoria y, luchan por su lugar dentro de la jerarquía de su familia. Los perros adultos aprenden cuál es su lugar rápidamente y son más tranquilos.

cachorros

A partir de los 50 días de vida, los cachorros ya pueden ser adiestrados y aunque aprenden a cualquier edad, iniciar un entrenamiento cuanto antes puede evitar futuros problemas de comportamiento. Pronto tu cachorrito ya sabrá lo que esperas de él y evitará ciertas manías indeseadas. El secreto es educar a un cachorro.

¿Cómo educar a un cachorro para que haga sus necesidades donde tú quieras?

Nunca agredas a tu cachorro, aunque haya hecho sus necesidades en el lugar incorrecto. Para evitar que haga esto, simplemente, coloca monedas o clavos en una lata y cuando lo veas que esté a punto de hacer sus necesidades en donde no debe, escóndete y haz ruido para que se asuste. Cuando vuelva a intentar hacerlas en ese lugar, recordará el susto que se ha pegado y buscará otro lugar más conveniente.

como educar a un cachorro

Coge un papel de periódico, recoge los deshechos y colócalos donde quieres que los haga de ahí en adelante. Limpia el suelo con un producto que elimine el olor.

¡Atención!: no limpies delante de él, ya que eso hará que él beba su orina o coma sus heces para imitarte.

¿Cómo hacer para que deje de morder los muebles?

Después del nacimiento del cachorro, cuando todavía está percibiendo el mundo a su alrededor, la única cosa que le roba la paz es el apetito, que solamente es saciado por un seno lleno de leche. Los días pasan y por un tiempo se repite esta secuencia: apetito > ansiedad > leche > paz. El seno de su madre se transforma en un antídoto para su ansiedad.

Desde entonces, el cachorrito aprende a usar su boca como válvula de escape para esa afección provocada por inseguridad, conflicto o frustración. Lo mismo ocurre con los humanos, pues es común usar la boca para aliviar este trastorno: chupete, cigarrillo, bebida, comida, morder las uñas, etcétera.

como educar a un perro

Cuando la familia humana sustituye a la canina de donde el cachorro salió, tendrá que ponerle nuevas reglas. Para ello, habrá que mostrarle cuáles son las válvulas de escape para la ansiedad, que serán aceptadas a partir de ese momento en el que pise el nuevo hogar. Sigue estos consejos para educar a un cachorro y evitar que muerda los muebles y otros objetos

  • Para educar a un cachorro, la prevención es el mejor remedio. Quita los objetos pequeños del alcance del cachorro, de la misma manera que harías con un niño.
  • Cubre los enchufes, pon bien altos los remedios y productos de limpieza y bloquea los cajones.
  • Protege las esquinas de los muebles y las patas de las sillas y mesas de los pequeños dientes de tu cachorro. Para ello, tendrás que pasar por ellas un repelente de sabor amargo, que suelen vender en las tiendas de productos para perros, para evitar que el cachorro muerda los muebles. Utiliza estos repelentes a diario.
  • Deja a mano un juguete que puede morder para aliviar su ansiedad. Los cachorros, al igual que los niños, cambian sus dientes y precisan morder algo para aliviar el dolor que sienten.
  • Si vieras a tu cachorro morder algún mueble u objeto llámale la atención y pon a sus pies un juguete para morder.
  • Llévalo a pasear diariamente, al menos unas tres veces por día para evitar que la ansiedad se acumule y reduzca el hábito de morder.

¿Cómo educar a un cachorro para que no coma las plantas?

Como curiosos que son es importante educar a un cachorro para que no coma las plantas, pues muchas de ellas pueden ser tóxicas. Si tienes plantas de interior que están a su alcance, lo mejor será que las pongas encima de un mueble o de un estante para que no tenga acceso a ellas.

cuidar a un cachorro

También tendrás que educar a un cachorro para que sepa que las plantas no son sus juguetes. Cada vez que compres una planta, deja que la olfatee y, luego, rocíala con vinagre o limón diluido en agua (tres partes de agua por una parte de suma de limón o vinagre de manzana). Al hacerlo, el cachorro entenderá que no debe acercarse a ella.

¿Cómo evitar que gruña mientras come?

No dejes que te gruña a ti o a otras personas y perros cuando coma, sino, puede ponerse agresivo por la comida. Si amenaza con gruñir, sácale la comida (sin regañarlo ni decirle nada, solamente ignorándolo) y ofrécesela en otro momento. Cuando tenga un buen comportamiento, dale un bocado o hazle un mimo.

alimentar a un cachorro

¿Cómo educar a un cachorro para que duerma solo?

Si tu perro aúlla o ladra por las noches y requiere de tu compañía, es porque ha sido separado de su madre y de sus hermanos y no está acostumbrado a dormir solo. Ante esta situación, no le grites, sino más bien ignóralo para que entienda que la cesta es su cama y que por la noche debe dormir, dado que si recibe atención, se acostumbrará a despertarte por las noches.

Además, es bueno que se acostumbre a ser independiente y no a estar todo el día en brazos de sus dueños. Aunque el período de transición es un poco molesto y durante la primera semana aullará, arañará la puerta y ladrará por las noches, no debes llevarlo a la cama.

adiestrar a un cachorro

Si de adulto no deseas que se suba a la cama o al sofá, entonces no permitas que lo haga de cachorro. Sino, tendrás que destruir un comportamiento que tú mismo incentivaste. Educar a un cachorro puede ser difícil durante las primeras semanas, por lo que te aconsejo avisarle a tus vecinos que has sumado un nuevo integrante a tu familia y que necesitas que tengan paciencia si lo oyen aullar o ladrar.

El primer paseo

Adiestradores y especialistas en comportamiento animal recomiendan presentarle la calle al cachorro bien temprano, es decir, a partir de los dos meses de edad. Sin embargo, hasta no recibir todas las vacunas, el cachorro no debe pisar la calle ni tener contacto directo con otros animales que circulen por ella. Antes de llevar a pasear al cachorro, haz que te acompañe en el coche para que se familiarice con los sonidos de la calle. Eso evitará problemas de comportamiento.

Siempre que el cachorro se exponga a algo distinto, tendrá que recibir aperitivos y cariño para que permanezca en calma. No lo recompenses si se muestra agresivo o ansioso.

educar a un perro pequeno

Compra una correa de 1.15m o 1.80 m como máximo y un collar de nylon o algodón de acuerdo al tamaño del cachorro para llevarlo a pasear. En las primeras veces, es normal que el cachorro haga intentos de tirar de la correa. En esos momentos, desvía su atención mostrándole un juguete o un bocado y dáselo cuando le hayas puesto la correa y el collar.

Llévalo a pasear dentro de la casa durante 5 a 15 minutos y recompénsalo con su bocado favorito si camina sin dar tirones ni morder la correa. Nunca lo arrastres o lo tires. Al terminar la sesión, retírale la correa y guárdala.

Una vez que hayas logrado educar a un cachorro a andar con la correa sin dar tirones o mordiscos, mantén el entrenamiento y espera al término de la vacunación para llevarlo a pasear por la calle. Los perros pequeños tienen muchísima energía y necesitan de actividades para gastarla.

¿Cómo educar a un cachorro para que sociabilice?

La sociabilización es la parte más importante en el desarrollo del cachorro. Por ello, es fundamental educar a un cachorro para que sea sociable, ya que si no sociabiliza podrá convertirse en un adulto que no sepa interactuar con otras personas, lugares y animales. Algunos perros pueden mostrarse súper ansiosos con la presencia de personas u otras mascotas, mientras que otros permanecen distraídos, asustados e inseguros.

Al contrario de lo que muchas personas creen, la sociabilización no es simplemente llevar al cachorro a un parque, colocarle una correa y dejar que juegue con los demás cachorros. Es preciso tener buenas experiencias con todas esas cosas nuevas. La sociabilización debe llevarse a cabo hasta el año y medio, y no solo con otros perros, sino también con otras especies como pájaros, gatos, caballos y también con nosotros, los humanos.

educar a un cachorro de perro

Haz que tenga buenas experiencias y que sociabilice con el máximo de personas posibles, dado que precisa conocer gente nueva, perros nuevos y lugares nuevos. También es importante educar a un cachorro para que sepa que habrá perros y personas que no quieran interactuar con él como tú tampoco querrás ser saludado por todas las personas que encuentres en la calle.

Simplemente permanece en el mismo ambiente que esos perros y haz una asociación positiva, entrenando, jugando o haciendo algo que divierta a tu cachorro.

Puedes consultar el comportamiento de los cachorros de otras razas como el Boyero de Berna o el Mastín Tibetano en nuestro blog.

Educar a un cachorro con comandos básicos

Enséñale comandos como siéntate, quieto, vamos a pasear, acuéstate, suelta y ven. Además de incrementar la conexión entre vosotros, educar a un cachorro con estos comandos será súper útil para su rutina.

Por ejemplo, que se siente para colocarle la correa, que se acueste cuando necesites cepillar su pelo, que permanezca quieto cuando abras la puerta, que venga cuando lo necesites para hacer algo o ir a algún lugar, que suelte los juguetes o algo que haya agarrado y no quiera devolver, etcétera.

Cómo educar a un cachorro: enséñale a convivir

Aunque son súper bonitos y traviesos, es fundamental educar a un cachorro para que aprenda a convivir con nosotros. Lógicamente, aprender llevará su tiempo, pero con paciencia la convivencia será perfecta. Cuando el cachorro ladre dentro de la casa, no lo acaricies ni te rías, simplemente di “no” o “shhh” para que sepa que no debe hacerlo dentro de la casa.

Cuando esté comiendo, evita darle parte de tu comida, dado que no es sano para tu cachorro y, además, se acostumbrará a estar a tu lado cuando comas, esperando a que se te caiga algún trozo de comida o a que tú le des uno. Si no lo haces, probablemente empiece a llorar y a poner cara de triste para convencerte. No cometas el error de darle tu comida, pues él tiene ya la suya.

Si quiere jugar en un momento en el que tú no puedes dedicarle tiempo, deberá comprender que tú como macho alfa le darás el OK para jugar cuando puedas. Esto no quiere decir que si viene con un juguete no debas sentarte a jugar con él, pues puedes hacerlo siempre que tú quieras.

educar a un perrito

Finalmente, recuerda que los cachorros son cachorros, y siempre querrán jugar y descubrir el mundo. Así que no pierdas tu tiempo en educar a un cachorro a toda costa. Déjalo crecer, pero márcale tus reglas. Como bien comenté al principio del post, a partir de los 50 días de vida puedes comenzar a educar a un cachorro, pero, lo ideal, es que tenga algunos meses para hacerlo.

Disfruta de cada momento con él, dale muchísimo cariño y recompénsalo siempre que haga algo bien. Cuando haga algo mal, remárcaselo con un simple y firme “no” para que no lo vuelva a hacer.

Sé responsable y no te olvides que más allá de educar a un cachorro, habrá que darle las vacunas necesarias para que crezca sano y fuerte. Llévalo al veterinario ante cualquier síntoma que consideres anormal, pues como curiosos que son, suelen morder todo lo que se pone en su camino y puede descomponerse si muerde o come algo tóxico.

Una buena educación, una adecuada alimentación, un poco de ejercicio todos los días y muchísimo cariño es lo que un cachorro necesita para ser feliz. Nunca golpees o maltrates a tu perro, ya que tiene mucha memoria y lo recordará para siempre. Además, puedes ocasionarle miedos y traumas que llevará consigo por el resto de su vida.

Tener un cachorro no es simplemente tener una mascota, sino agrandar la familia. Un perro es como un hijo, por lo que siempre deberás cuidarlo y acompañarlo.

Por favor, si te ha gustado este artículo ayúdanos a difundirlo al mayor numero de personas posible. Solo tienes que hacer clic en los botones de aquí abajo y compartirlo en tus redes sociales.

¡Muchísimas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna pregunta? ¿Necesitas ayuda?

2021 © Piensos Lobo Azul

Send this to a friend