Envío GRATIS en pedidos superiores a 10€

Cockapoo – Descubre este curioso hibrido

Cockapoo

¿Sabes cual es el mejor alimento para la
salud de tu perro según los especialistas?

Tabla de contenidos

Los cientos de razas de perros que existen en la actualidad no han aparecido por arte de magia, sino que la mano del hombre ha tenido mucho que ver, como ha ocurrido en el caso del cockapoo, un híbrido entre cocker spaniel inglés y un caniche estándar.

  • Peso: un máximo de 10 kilos, aunque varía mucho entre ejemplares
  • Tipo de pelo: largo, rizado y fino
  • Carácter: es un perro sociable, equilibrado, cariñoso y muy dócil
  • Salud: media, con varias enfermedades hereditarias
  • Esperanza de vida: alrededor de 15 años

 Orígenes del Cockapoo

Aunque no hay una documentación exhaustiva sobre esta raza híbrida, sí que sabemos que el primer cachorro surgió en los Estados Unidos en los años 50 del pasado siglo, en donde este perro de tipo toy no tardó en hacerse popular.

Estos cachorros llamaban la atención, por lo que la raza se extendió por todo el mundo, pero ahora mismo no es demasiado popular fuera del país en el que nació.

De hecho, a pesar de que hace ya alrededor de 70 años que surgió, sigue sin tener el reconocimiento de la Federación Canina Internacional, la cual habla de una raza mestiza y no existe un estándar.

Eso significa que si cruzamos un cocker spaniel y un caniche de tamaño estándar (el menos popular de los tres tipos de caniche) obtendremos cachorros de cockapoo, algo que no es recomendable por todas las enfermedades que padecen.

Características

Si tenemos intención de comprar un animal de esta raza híbrida, hay que asumir que un cachorro puede no parecerse a su hermano de camada, ya que como una raza sin estándar las características de cada ejemplar difieren mucho.

El tamaño es medio, pero el peso varía entre los 5 y los 10 kilos, mientras que la diferencia de altura entre los ejemplares es tal, que podríamos pensar que no pertenecen a la misma raza, pues va de los 25 a los 40 cm.

Su aspecto externo también es muy distinto. Hay perros que parecen caniches, otros que son similares a los cockers y los más “mezclados”, que poseen características de ambas razas.

La mayor parte de los cockapoo son de tamaño medio, tienen las orejas largas y caídas al igual que los cocker y el pelo es rizado y largo, muy similar al de los caniches. A modo de curiosidad, pierden muy poco pelo.

Con el tono de su manto pasa lo mismo que con el aspecto. Hay muchos colores y se aceptan todos siempre que estén presentes en el cocker o en el caniche, con mantos blancos, grises, chocolate, o mezclas mitad y mitad como los de color blanco y negro.

Características del Cockapoo

 Carácter del Cokapoo

El carácter es una de las ventajas del cockapoo, ya que hay muy pocos perros que se le asemejen en este aspecto. De hecho, aquí podemos decir que la mezcla ha sido todo un acierto.

Son animales muy cariñosos y sociables, con una inteligencia superior a la media. Les encanta estar con personas y son muy equilibrados, lo que no siempre es una característica de muchas razas.

Este equilibrio ha hecho que la raza sea una de las preferidas a la hora de ejercer como perro de asistencia o terapia, un trabajo para el que pocos perros son aptos.

No paran de expresar amor a sus seres queridos y establecen unos vínculos muy fuertes. De hecho, siguen a sus dueños por la casa, se sientan encima de ellos y siempre están pidiendo atenciones, algo que también hacen con perros y con las mascotas que haya en casa.

Por eso, convivirán muy bien con gatos, pues se mostrarán juguetones y atentos con ellos, sin agresividad alguna.

Esto tiene una parte negativa y es que no pueden estar solos. Al necesitar atenciones constantes, cuando se ven solos a diario u por muchas horas desarrollan ansiedad y depresión. De hecho, en este caso no es raro que se vuelva agresivo o que provoque daños dentro de casa, como cojines rotos, patas de las sillas comidas, etc.

Su instinto de caza y los ladridos son lo peor de su carácter

Estamos ante perros ideales para los principiantes, pero su apariencia toy (en especial en los ejemplares más pequeños) no debe engañarnos, pues al comprar uno hay que recordar que proviene de dos razas que se han usado en la caza durante siglos.

Desde cachorro hay que controlar su instinto de caza. De lo contrario, será complicado que obedezca siempre a la llamada, pues se perderá siguiendo rastros o a los animales salvajes.

Los ladridos también pueden ser un problema, algo que hay que controlar desde que son muy jóvenes, puesto que tienden a ladrar muy fuerte y de forma constante.

 Cuidados

El pelo es lo que más trabajo nos va a dar, ya que lo vamos a tener que cepillar de manera diaria, pues de lo contrario esta raza se llenará de nudos y enredos que serán imposibles de eliminar, viéndonos obligados a pasar por la peluquería.

De todas maneras, tendremos que ir, en especial si el pelo del cockapoo se parece al del caniche, porque no se cae o apenas lo hace. Eso significa que se lo tendrán que cortar varias veces al año.

Las orejas también necesitan de cierta atención. Al estar caídas como las del cocker spaniel, no se ventilan bien. Acumulan suciedad y por eso si no se limpian con frecuencia pueden desarrollar otitis.

Además, al tener pelo por dentro cuando salimos al campo o a la calle se le enganchan todo tipo de objetos, por lo que siempre es una buena idea cortarles este pelo interior. Lo podemos hacer nosotros o pedírselo al peluquero canino.

Dejando a un lado el tema del pelo, esta raza híbrida necesita ejercicio a la hora de ser feliz y con el fin de estar tranquila en casa, pues tiene mucha energía y siempre nos va a pedir que juguemos.

Le encantan las caminatas por el campo, en donde va a ir oliendo por todas partes buscando otros animales, de manera que es un buen compañero de senderismo o incluso nos puede acompañar en pequeños trayectos en bici.

La pelota se convertirá en uno de sus juguetes favoritos y hay quien recomienda apuntarlo a un curso de rastreo, puesto que tienen un buen olfato y así podemos tener su mente ocupada a la vez que nos divertimos con él.

Cuidados del Cockapoo

 Alimentación del Cokapoo

En las tiendas especializadas encontramos piensos específicos para caniches y otros destinados a los cocker spaniel ¿Cuál le damos? Podemos optar por cualquiera de ellos, pero lo cierto es que no es necesario proporcionarles un pienso de este tipo.

Basta con buscar un pienso destinado a perros mini, el cockapoo lo es por su peso, que tenga en cuenta que este perro tiene una boca pequeña y unos dientes de un tamaño discreto.

Eso sí, el pienso que elijamos debe ser de calidad, nada del típico pienso de supermercado en oferta, pues solo conseguirá que su salud se resienta a medio y a largo plazo.

Hay una gran cantidad de marcas que podemos darle, siempre buscando que no lleven aditivos artificiales y que no contengan granos, lo que ayudará a que estos perros no engorden.

Tienen tendencia al sobrepeso y eso lo atajamos con una buena alimentación y con el ejercicio regular.

 Salud

La salud quizá es el punto débil de la raza, puesto que pese a lo que se suele creer, las razas híbridas como esta no son las que mejor salud tienen.

De hecho, ocurre al contrario, ya que no hay un trabajo de décadas por parte de los criadores con el fin de ir apartando estas patologías, aunque también hemos de decir que no es la raza de este tipo que más enfermedades presenta.

Otitis

Una de las enfermedades más comunes en estos perros es la otitis, puesto que sus oídos no reciben apenas ventilación. Además, suelen llevarse espigas, pinchos y todo tipo de elementos que acaban en el interior de las orejas.

Por eso, conviene revisarlas a menudo e ir al veterinario si notamos que huelen mal, el perro se rasca, sacude la cabeza o anda con ella ladeada.

Luxación rotular

Esta es una de las enfermedades que han heredado de los cocker y que se da cuando el hueso de la rodilla se desplaza, en este caso sin que exista ningún trauma, sino por causas genéticas.

Hay varios grados y en algunas ocasiones la única solución es que el cockapoo pase por el quirófano, en una intervención que suele ser costosa.

Atrofia progresiva de retina

También es una enfermedad genética, la cual en este caso proviene del caniche. Es degenerativa, lo que significa que la ceguera del perro es inevitable.

Diagnosticada en sus inicios, hay que ir al veterinario una vez cada seis meses a que haga revisiones, se puede tratar con el fin de retrasar la ceguera.

El tiempo que se consigue demorar el final de la enfermedad depende de cuándo aparezca. Si lo hace cuando el cockapoo es muy joven, la atrofia avanzará muy deprisa, siendo muy complicado ralentizarla y provocando que el perro deje de ver en poco tiempo.

Otras razas de perro que te pueden interesar:

Por favor, si te ha gustado este artículo ayúdanos a difundirlo al mayor numero de personas posible. Solo tienes que hacer clic en los botones de aquí abajo y compartirlo en tus redes sociales.

¡Muchísimas gracias!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
María Solans
María Solans
Educadora canina especializada en problemas de conducta y comportamiento

Pienso natural de la fabrica a tu casa

Piensos desarrollados por especialistas, pensados para la salud de tu mascota

Pienso natural, de la fabrica a tu casa

Piensos desarrollado por especialistas, pensado para la salud de tu mascota

¿Quieres estar al día de más contenidos como este?

Pie Artículos Blog
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Sabes cual es el mejor pienso para la
salud de tu perro según los veterinarios?