Cane Corso

Te contamos todo acerca del perro Cane Corso o Mastín Italiano

En la actualidad adoptar una mascota ha tomado un significado más allá de un simple trámite. En muchas ocasiones, se busca en un perro compañía y protección, de manera que este pueda convertirse no solo en un guardián de nuestro hogar y nuestra familia, sino también en un excelente acompañante en diferentes actividades. Si en estos aspectos se centra tu búsqueda, tal vez el Cane Corso, Mastín Italiano, sea el perro que estás buscando.

Alegre, equilibrado, inteligente y, sobre todo, un excelente protector, son las características que definen la personalidad de este animal que además cuenta con gran estatura y una contextura bastante atlética. Se trata de una raza ampliamente reconocida, sobre todo por su asignación como guardián. Esto, hasta tal punto que ha sido considerado como uno de los favoritos en los acompañamientos de cuerpos policiales para las labores de defensa y resguardo de la sociedad.

Si quieres adoptar un Cane corso, es imperativo investigar primero los aspectos más relevantes acerca de su vida. Lo que te permitirá saber si cuentas con lo necesario para cubrir las necesidades que demanda la crianza de un perro de esta raza tan particular.

Pensando en ello, en este artículo presentaremos una descripción detallada acerca del Cane Corso o Mastín Italiano: origen características físicas, personalidad y los cuidados que harán de este animal una excelente compañía.

Historia y origen

También conocido como Corso Italiano, la raza Cane Corso tiene una historia poco conocida. Sus inicios datan de los perros dogos, utilizados por los ejércitos romanos como compañeros de batalla y diferentes trabajos de las fuerzas militares.

La valentía y obediencia eran las características que primaban en esta raza canina. Y es que su labor principal, además del acompañamiento de los soldados, era la del resguardo y protección de los campamentos. Por lo que la responsabilidad de mantener la vida de los hombres de batalla a salvo, recaía sobre los hombros de estos perros.

Pero sus habilidades iban más allá, pues también destacó por aquel entonces como un excelente perro de caza. Ya que proveía de alimentos a los soldados. Y posteriormente, reconocido como un perro luchador, pues en las arenas se enfrentaba con animales feroces como lobos y leones que eran exportados de Europa.

Su popularidad trascendió en Italia, donde formó parte notable de la clase obrera. Sin embargo, su vida se vio en peligro de extinción durante algunos años. Siendo alrededor de 1970 que se inició nuevamente la cría de estos perros, utilizados entonces para el pastoreo de rebaños y actividades en el campo.

Descripción

Al igual que la mayoría de los perros de defensa, el cane corso o mastín italiano se caracteriza principalmente por su gran tamaño y su corpulenta figura, robusta, que refuerzan una personalidad aguerrida y protectora al tiempo que denota una apariencia elegante y equilibrada. Una combinación armoniosa, que le hacen ver muy seguro de sí mismo.

Veamos en detalle los aspectos físicos que caracterizan a esta raza.

Tamaño y peso

Como hemos mencionado, se trata de una raza de tamaño notable. Con exactitud no se pueden indicar unas medidas en cuanto a su altura, sin embargo, una aproximación sería entre 60 y 70 centímetros de tamaño a la cruz en los machos y, en las hembras, entre 55 y 65 centímetros. En relación al peso, los machos pueden alcanzar hasta 50 kilogramos y, las hembras, 45.

Cabeza

La cabeza es ancha, aún más notable en la parte superior. Tiene una forma ligeramente convexa en la parte anterior de su cráneo.  Sus ojos son ovalados y de tamaño mediano. Por lo general de color oscuro, sin embargo, pueden presentar variaciones. Su nariz es de color negro y bastante pronunciada. Mientras que el hocico es de menor tamaño que su cráneo, y se puede ver cómo el labio superior sobresale y recubre el labio inferior.

Sus orejas son de forma triangular y caen sobre el cráneo en una altura considerable.

Cuerpo

En general el cuerpo de esta raza se encuentra bien desarrollado. Su espalda se observa musculosa y lineal. Mientras que sus extremidades, son largas y frondosas, lo que le aporta gran agilidad.

adiestrar cane corso

Cola

La cola de estos animales es evidentemente robusta y muy alta, casi siempre en los momentos en que se encuentra en la realización de cualquier actividad.

Pelaje

El pelaje del mastín italiano es grueso y denso pero con un brillo evidente. Posee, además, una capa interna de pelo más fino. Normalmente se presenta en color gris, aunque este puede tener variaciones, como negro en diferentes tonos.

Movimiento

Un aspecto que hay que mencionar de estos animales es su forma de caminar. Se trata de una especie de “trote” con pisadas fuertes y amplias.

Carácter

El Mastín italiano es un perro que presenta, por lo general, un comportamiento equilibrado. Entrenado para mantenerse activo ante cualquier situación sospechosa. Su habilidad como protector, bien sea del hogar, la familia o un rebaño, es lo que más llama la atención de quienes buscan la adopción de esta raza canina.

dogo italiano

Se trata también de un perro muy territorial, por lo que, al sentirse invadido por extraños, puede adoptar conductas defensivas con el propósito de marcar su espacio y demostrar su dominio. Dado su sentido de protección, estos perros establecen una conexión muy estrecha con sus dueños y con los más cercanos, por lo que es ideal la convivencia en hogares con niños sin ningún tipo de problema.

Se trata de un perro paciente y delicado, a pesar de su estatura. Armonioso y, sobre todo, muy afectuoso con los suyos. En cuanto a las actividades, esta raza es altamente atlética, le encantan los ejercicios y las actividades al aire libre. Además de la caza y el cuidado de rebaños.

La seguridad en sí mismos predomina en el mastín italiano. Sabe guardar su espacio y hace que quienes gozan de su compañía se sientan protegidos en todo momento. Su comportamiento dependerá en gran medida de la educación que se le proporcione. Sin embargo, se trata de un perro proporcionalmente equilibrado.

Cachorros del Mastín italiano

Los cachorros de esta raza son adorables. Se trata de perros que requieren atención y sobre todo una buena educación. Llevar a cabo un entrenamiento a edad temprana aportará a esta raza un comportamiento aún más equilibrado que el que por naturaleza mantienen.

cachorro mastin italiano

Acostumbrarlo a tener contacto con otras personas, animales y entornos, permitirá que vaya reconociendo los lugares que frecuenta y esto hará que no se sienta extraño ante ellos.

Además de esto, vigilar aspectos como ejercicios y alimentación desde su crecimiento asegurará que se mantengan en buen estado de salud hasta convertirse en adultos.

Adiestramiento

El tema del adiestramiento en el Cane Corso es elemental, de ello dependerá indudablemente que pueda adaptarse a cualquier actividad y, aún más, socializar con otras personas. Lo recomendable es iniciar los entrenamientos desde la tercera semana de vida y, a partir de ahí, hacerlo continuamente hasta que llegue a las doce semanas.

Una práctica continua y eficaz del adiestramiento en esta raza hará que se obtenga como resultado un animal amigable. En caso contrario de no educar al Cane Corso, se convertirá en un animal desconfiado, rebelde y posiblemente agresivo.

Hay que señalar además que el entrenamiento de estos animales resulta ampliamente entretenido. Se trata de una raza inteligente y además obediente, por lo que no se dificultarán las enseñanzas básicas y tampoco avanzadas.

No se debe olvidar que la mejor forma de adiestrar a esta raza, al igual que otras, es mediante el refuerzo positivo si se desean obtener resultados evidentes. De hacerlo de forma agresiva, podríamos correr el riesgo de recibir una respuesta negativa de nuestro perro.

raza mastin italiano

Salud

Su esperanza de vida suele estar por encima de los 10 años, gozando de una buena salud. Todo dependerá de sus cuidados. No obstante, en líneas generales, se trata de una raza robusta y muy saludable. Algunas de las enfermedades que pueden afectarle se encuentran relacionadas con las articulaciones, en gran medida se debe a su tamaño y peso.

Dentro de las enfermedades que pueden afectar el buen estado de salud de la raza se encuentran: displasia de cadera y de codo, cuya aparición puede verse influenciada por la alimentación y la cantidad de ejercicio que realice el perro.

Se trata de una raza emocional y físicamente estable, por lo que su óptima salud permitirá que pueda servir de compañero mucho tiempo, ofreciendo toda su protección y cariño.

Cuidados

Además de ser excelentes opciones para compañía y protección, esta raza canina no suele requerir cuidados exagerados. Basta con considerar las atenciones básicas y se mantendrá en una buena calidad de vida. Veamos algunos cuidados específicos:

Aseo

En el caso del aseo, solo se recomienda darle un baño cuando el perro realmente lo necesite. El baño con frecuencia no es necesario. Al igual que el cepillado, realizarlo una vez por semana será suficiente para evitar la pérdida excesiva del cabello y mantener su brillo.

Alimentación y ejercicio

Esta es una combinación elemental para la vida y la salud del Mastín italiano. Recordemos que se trata de un perro altamente dinámico y requiere realizar ejercicios constantemente. Mantenerse en forma combinando esto con una adecuada alimentación reducirá el riesgo de enfermedades.

Paseos al menos tres veces al día, algunos ejercicios y control en la alimentación, serán suficientes para que nuestro Cane Corso se mantenga en óptimas condiciones de salud.

perro cane corso italiano

Controles veterinarios periódicos

Desde el control de peso, programas de vacunación, desparasitación, crecimiento y hasta el estado de sus ojos, dentadura y oídos es muy importante en esta raza. Por lo que una visita periódica al veterinario es muy necesaria si se desea mantener vigilado cada uno de estos aspectos.

Para concluir

Si bien es cierto que no hay que ser un experto en el cuidado de animales para adoptar uno, conocer los detalles de cada raza permitirá elegir una mascota acorde a nuestro entorno. En el caso del Cane Corso o Mastín Italiano, conocerle no solo es necesario sino, además, muy entretenido.

Se trata de una raza históricamente destinada a la protección y defensa, por lo que en su presencia no faltarán estos aspectos. Debido a esto, adiestrarlo para reconocer su entorno habitual ayudará a que no se muestre desconfiado ante las personas que le frecuentan.

No exige cuidados muy especiales, pero sí una combinación entre ejercicio y una buena alimentación. Al menos 30 minutos de práctica de ejercicio y paseos tres veces al día le serán suficientes a nuestro amigo para mantenerse en buena forma, alargar su longevidad y disminuir el riesgo de padecer algunas enfermedades que le puedan atacar.

Se trata de un perro equilibrado, leal, honesto y noble. Pese a su gran tamaño y apariencia robusta, se trata de un animal cuidadoso, especialmente en el acercamiento con los niños, y se adaptará con gran facilidad a un hogar donde estos se encuentren presentes.

Se trata de un perro muy agradable e ideal para quienes aman las actividades al aire libre y necesitan un acompañante de cuatro patas.

Puedes conocer a otros tipos de mastines aquí:

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.