Bulldog Francés: origen, características, alimentación y mucho más

Tabla de contenidos

Un Bulldog Francés es un pequeño perro que te robará el corazón. Son animales tiernos y muy juguetones, ideales para darte compañía y alegrar  tus días difíciles. Sin embargo son también una raza que requiere de gran atención y cuidado por parte de sus dueños.

Estos pequeñines son increíbles y si de conocerlos se trata podrías pasar una vida entera y no lograr hacerlo nunca. Son magníficas mascotas, pero hay algunas cosas que debes saber antes de decidirte a adoptar uno.

Historia y origen del perro Bulldog Francés

La existencia del Bulldog Francés se remonta a tiempos del imperio romano, sin embargo se ha aceptado como raza al finalizar el siglo XIX. Originalmente el Bulldog Francés fue un perro que se diversificó en Inglaterra.

Historia y origen del perro Bulldog Frances

Entre los criadores de Bulldog inglés se crearon dos vertientes, justo después de que se prohibieran las peleas de animales; aquellos que decidieron unir esta raza con el Terrier para hacerlos ágiles y aquellos que decidieron criar una especie más pequeña.

Esta especie más pequeña es lo que hoy se conoce como Bulldog francés. Pero al iniciar la Revolución Industrial, quienes aún siguieron trabajando con las manos, se fueron a Francia y con ellos estos pequeñines.

En Francia tuvieron su mayor desarrollo y ganaron una rápida popularidad; situación contraria a lo que sucedió en Inglaterra, donde estuvo a punto de desaparecer. Sin embargo, años más tarde, volvería a su país de origen, esta vez como una raza establecida.

El Bulldog Francés llegó a América de la mano de estadounidenses adinerados que viajaban a Francia y terminaban encantados por la raza, totalmente nueva y nunca antes vista para ellos.

Entre los últimos años del siglo XVIII y XIX, se llevaron anualmente al menos 300 Bulldog Francés de Europa a Estados Unidos y a un precio de por lo menos $ 5.000 dólares, un lujo que muy pocos norteamericanos podían costear.

En la década de 1950 el Bulldog Francés alcanzó su más alto nivel de popularidad, años en los que comenzaron a despuntar entre los clubes de caninos y en competiciones de pedigrí. En el año 1998 se celebró en Kansas City el centenario del French Bulldog Club of America.

Actualmente existen clubes y criadores de esta raza en todo el mundo, en países como Brasil, Canadá, Australia y otras latitudes, existen expertos dedicados a su cría.

Características físicas del perro Bulldog Francés

Sin duda que al mirar el Bulldog Francés, lo que más te enamorará de ellos son sus orejas, estas le hacen parecer más bien un murciélago. Alargadas y siempre paradas hacia delante, son la característica principal de estos juguetones.

Caracteristicas fisicas del perro Bulldog Frances

Estos pequeñines son una raza perteneciente a los conocidos como molosos, que poseen características bien específicas. Grandes músculos, gran fortaleza en la mandíbula, cabeza de gran tamaño, pero un hocico pequeño, tal cual podrían describir Bulldog Francés.

De igual forma esta categoría se subdivide en molosos tipo dogo y molosos de tipo montaña. En los tipo dogo encontramos razas como el bóxer, el Fila Brasilero, el Bullmastiff, el Mastín Inglés, el Dogo Argentino, Dogo Guatemalteco, el Cimarrón Uruguayo.

Los molosos de tipo montaña son igualmente parecidos en las características, pero son de patas más largas. San Bernardo, Mastín Español, Pastor de Asia Central, Terranova.

Y luego podemos diferenciarlos en molosos de talla pequeña, como el Bull Terrier, Pug, Boston Terrier o Bulldog Francés.

El Bulldog Francés a pesar de ser una raza pequeña, que debe mantenerse entre los 8 y los 14 kilos, tiene mucha fuerza, debido a una excelente formación ósea que va acompañada de una musculatura prominente.

El pelaje del Bulldog Francés es corto y en su cuerpo se pueden encontrar algunos pliegues, como si fueran excesos de piel, pero que en realidad son otra característica de esta raza.

Su cola, al igual que su nariz es corta. En cuanto a los ojos, generalmente son oscuros, bastante redondos y un poco saltones.

Por la forma de su hocico, el Bulldog Francés es considerado un perro braquicéfalo, que en algunos casos podría presentar enfermedades asociadas a su sistema respiratorio. De igual forma su forma de nivelar la temperatura corporal –al igual que todos los perros- es a través de la lengua, pero esta particular forma del hocico podría complicarlo un poco; así que es normal que en los días calurosos el calor les afecte un poco más.

En cuanto a los colores admitidos por los estándares de la raza, son el común leonado, es decir una especie de ocre con pelos negros. Atigrados, es decir un color más oscuro al ocre, casi marrón y con ribetes negros.

En ambos casos también admiten algunas manchas blancas. El color blanco –de manera total- también es aceptado, siempre que tengan el color negro en los párpados y en el hocico.

Otro punto a tener en cuenta es que la cabeza del Bulldog Francés es más grande que el cuerpo, por eso al momento de nacer, los partos suelen ser un tanto traumáticos. Lo recomendable es hacerlo con algún experto en la materia para evitar complicaciones mayores e innecesarias.

Bulldog Frances guia completa

Carácter y personalidad del perro Bulldog Francés

El Bulldog Francés es un perro amistoso, que le gusta jugar y es un excelente compañero, para adultos y niños. A veces suele ser un poco testarudo, esto se debe a sus orígenes como perro de caza, sin embargo no es un pasado oscuro al cual debas temer, al contrario, es un perro confiable.

Las hembras de Bulldog Francés suelen ser altamente protectoras con los bebés y en líneas generales son perros protectores con la familia y el hogar.

Caracter y personalidad del perro Bulldog Frances

Son la clase de perro que están en cierta forma, enamorados de ti y tú también lo estarás de ellos, por su forma risueña y cómica. Suelen llevarse bien con otras mascotas, como los gatos por ejemplo.

Son perros de pocos ladridos, eso sí, cuando tengan hambre, quieran algo, perciban una situación extraña o se sientan desconcertados lo harán, aunque seguramente no será un ladrido avasallante, su característica braquicéfala no se los permite.

Es un perro inteligente, al que vale la pena adiestrarle, por su rápido aprendizaje.  El Bulldog Francés es altamente afectuoso y son la clase de perro que te esperará ansioso a que vuelvas del trabajo para dedicarte toda su atención.

El Bulldog Francés es una raza que tiende a tener más horas de sueño que el común de los perros, ya que generalmente se cansa muy rápido.

Cachorros de Bulldog Francés

Los primeros meses de vida de un Bulldog Francés son de extremo cuidado,  son una raza delicada y cuando son cachorros aún más. En primer lugar debes tener en cuenta la temperatura a la que están expuestos, lo ideal es entre 22° y 26° centígrados.

Ten en cuenta que la temperatura es el talón de Aquiles de los Bulldog Francés, así que los cambios bruscos de temperatura podrían afectarle. Lo recomendable es que tengas para ellos pequeño nidito con mantas y si estas en invierno algunas bolsitas de calor serían recomendables.

Cachorros de Bulldog Frances

Para alimentarse no hay problemas, sólo si los cachorros no exceden el número de mamas. Si en todo caso la camada es grande, debes hacer turnos para que todos los pequeños puedan comer.

Conforme vayan creciendo se irá imponiendo la ley del más fuerte y los más débiles podrían quedarse sin comer. Esto es justamente lo que no deseamos, por eso procura vigilar que todos estén bien alimentados.

Procura que el momento del destete llegue justo cuando han comenzado a salir sus primeros dientes, ese es el momento exacto. Recuerda darles un pienso específico para cachorros.

Con respecto a la madre de los cachorritos, es bueno verificar que dé leche, apretándole un poco (sin causarle daño) en la mama podrás darte cuenta. Otro punto que debes vigilar es que la madre de los Bulldog Francés no se acueste y por error vaya a aplastar alguno.

Procura que todos los cachorros estén en un mismo sitio y controlados, después de las tres semanas comenzarán a abrir los ojos y querrán comenzar a investigar, podrías dejar hacerlo, pero bajo tu supervisión y luego de un rato, volver a resguardarlos. Los Bulldog Francés son pequeños y podrían perderse fácilmente.

Al igual que otras razas, los Bulldog Francés necesitan de ciertas vacunas para su crecimiento y salud. Llévalos al veterinario luego de algunas semanas, no más de 5 y procura que se le administren las vacunas y desparasitantes necesarios. Al igual que la madre de los cachorros que también requiere cuidado, recuerda que ha estado expuesta a un gran desgaste y sería lamentable que su salud decaiga.

También debes estar al cuidado de la higiene de los cachorros, gran parte de esta tarea la cumple la madre de los Bulldog Francés, pero si no lo hace ahí debes estar tú.

La madre de los cachorros debe, regularmente, lamer las partes íntimas de los perritos para estimular en ellos sus necesidades fisiológicas; si no lo hace, podrías tomar una toalla húmeda y tibia y frotarles el abdomen, para cumplir la misma función.

Otro punto en el que debes poner atención es en la atención que les das, procura no cargarlos a cada instante –aunque quieras hacerlo siempre- es preferible no agobiarlos.

Separarlos de su madre es duro, intenta que esto suceda después del mes y medio o dos meses.

Alimentación y salud del perro Bulldog Francés

Al igual que otras razas, el Bulldog Francés necesita una alimentación equilibrada y debes tener extremo cuidado en ello, no son perros muy activos y tienden a engordar con facilidad. Un pienso light de alta calidad podría ser el adecuado para ellos.

Alimentacion y salud del perro Bulldog Frances

Procura dividir su alimento para perros en dos tandas durante el día. Recuerda también que su digestión es importante, el Bulldog Francés tiende a producir muchos gases (lee este artículo sobre los gases en perros).

Procura no darles alimentos para humanos, su estómago es delicado y podría afectarles. De vez en cuando un poco de fruta le hará muy bien y te lo agradecerá.

En cuanto a su salud, el Bulldog Francés es de extremo cuidado, por su complexión natural. Su respiración es de mucho cuidado y si los días son calurosos, para ellos serán el doble.

Cuidados del perro Bulldog Francés

En general, el Bulldog Francés es un perro que no le gusta el baño, pero debes estar pendiente de su higiene. Por ello te recomendamos cepillar su pelaje dos o tres veces por semana, esto le ayudará a estar limpio y libre de bacterias.

Cuidados del perro Bulldog Frances

Limpiar sus pliegues de piel, donde pueden acumularse bacterias, oídos, orejas, es recomendable frotarlo con trapitos húmedos, esta es una de las ventajas de su pelaje.

En cuanto a sus dientes, puedes tomar un trapo o una gasa y frotarle en la zona bucal. También puedes agregarle unas gotas de enjuague para humanos.

Ten en cuenta que si lo cepillas con regularidad, no necesitará baños con frecuencia. Lo recomendable es no bañar al Bulldog Francés más de una vez al mes.

Educación y adiestramiento del Bulldog Francés

Si tienes un Bulldog Francés y no has procurado entrenarle un poco, estás perdiendo el tiempo. Tienes en casa a un perro muy inteligente.

Educacion y adiestramiento del Bulldog Frances

El momento de iniciar el entrenamiento con ellos es entre las 8 y las 16 semanas. Mientras más rápido, mejor. Son como niños y aprenden muy rápido. Hacerlo te garantizará un Bulldog Francés adulto bien adaptado y con buen comportamiento.

Acciones como estarse quieto, sentarse o tumbarse son relativamente fáciles de enseñar. Solo debes colocarle la correa y mostrarle un premio, que podría incluso ser una golosina, podrías incluso dejar que la lama y luego darle la orden.

No uses siempre el premio, hazlo solo cuando desees enseñarle algo nuevo. Ten un poco de paciencia, tal vez al primer intento no acate tus órdenes, pero con paciencia todo se logra.

Enseñarle a no morder los objetos es muy importante, repréndele cuando lo haga, así entenderá que no debe hacerlo.

Conclusión

Tienes en casa a tu mejor amigo, un Bulldog Francés, disfruta de él y haz que su vida sea placentera, así como él lo hace contigo cuando te lame la cara en busca de tu atención.

Eres su amor y recuerda que para él eres prácticamente su mundo y te adorarán, tanto como tú a ellos.

Por favor, si te ha gustado este artículo ayúdanos a difundirlo al mayor numero de personas posible. Solo tienes que hacer clic en los botones de aquí abajo y compartirlo en tus redes sociales.

¡Muchísimas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna pregunta? ¿Necesitas ayuda?

2021 © Piensos Lobo Azul

Send this to a friend