Barbet

¿Conoces al perro Barbet? Te contamos todo sobre esta raza

En algunos casos, la búsqueda de una mascota no solo está destinada a la compañía, sino también a realizar algunas actividades o deportes, como caminatas, natación y hasta cacería o pastoreo. Es por ello que la elección de un perro puede estar condicionada según sus habilidades, buscando que tenga diferentes cualidades, como es el caso del Barbet.

Una raza reconocida a lo largo de su existencia por sus múltiples habilidades para los contextos mencionados, este can de tamaño mediano se ganó la fascinación de muchos desde sus orígenes.

Caracterizado por una notable barba que recubre su mentón y le da sentido al nombre de la raza, es catalogado como uno de los perros más antiguos de la historia canina, a pesar de estar en recurrente peligro de extinción.

Un can verdaderamente muy completo y familiar, cuyo bienestar dependerá también de los cuidados de sus dueños. Es por ello que conocer todo acerca de esta raza es esencial antes de decidir adoptarlo.

Por esta razón, hemos preparado el siguiente artículo donde desarrollaremos cada aspecto de la vida del Barbet, aprende lo que necesitas de estos caninos y descubre si es el compañero ideal para ti.

Origen del Barbet

La historia del Barbet no es concretamente muy clara, debido a la existencia de diferentes teorías. Sin embargo, la que cobra mayor fuerza es la de inicios de la raza en Francia, donde fue utilizado como un perro de caza en ríos y pantanos, de esta forma, fue adoptado como perro de agua francés para identificarle.

Una raza verdaderamente antigua, ya que alrededor del siglo XVI ya se establecieron las primeras publicaciones acerca de estos canes. Asimismo, alrededor del año 1837, existieron algunos registros que le identificaban, aunque aún no con su nombre actual.

La popularidad que esta raza fue ganando debido a sus habilidades como cazador en espacios acuáticos, no dejó de sorprender, hasta el punto que la realeza le hizo parte de su familia cuando el Rey Enrique IV adoptó un ejemplar.

raza Barbet

Aunque en la década del año 1700 el perro continuó con gran popularidad como un excelente acompañante en embarcaciones y además ideal mascota de compañía, no fue sino hasta 1880 cuando es reconocido con el nombre que actualmente ostenta, que en francés es el significado de la palabra barba.

Posterior a este hecho, comenzaron a aparecer pinturas de estos canes, comúnmente al lado de pantanos, con el fin de señalar la felicidad que les producía estar sumergidos en el agua, aún cuando las temperaturas fuesen frías.

Pese a su popularidad, tras la Segunda Guerra Mundial, el Barbet se encontró en evidente peligro de extinción, al igual que muchas otras razas. No obstante, los conocedores de sus habilidades, en este caso, tres expertos dedicados a la cría de estos canes lograron mantener con vida la especie.

Aunque muchas veces fue confundido con un caniche de descendencia francesa debido a su apariencia, estos canes recibieron reconocimiento propio internacionalmente. En 2005 fue reconocido por el United Kennel Club. Mientras que la Federación Cinológica Internacional le aprobó en 1954, pero su estándar oficial fue publicado en 2006.

Hoy en día, son reconocidos de forma extraordinaria, pues si bien poseen cualidades inigualables, no son muy comunes como antes de la Segunda Guerra Mundial. Cabe resaltar el valor que se les otorga como excelentes nadadores, cazadores, perros de pastoreo e incluso de compañía.

Puedes leer también sobre el Perro de aguas portugués.

Características físicas

El aspecto físico de este perro de aguas francés destaca por ser atlético, de tamaño mediano y bien formado. Musculoso, pero además recubierto de pelo que le proporciona mayor volumen a su contextura original.

Posee extremidades fuertes y gruesas que le proporcionan gran habilidad y presencia, además de una contextura musculosa y amplia.

Conozcamos en detalle las características físicas del Barbet.

Barbet frances

Tamaño y peso

La estatura de esta raza dependerá de su género. Lo que tienen en común, es que ambos son de cuerpo ligeramente más largo que alto. En el caso de los machos, su estatura se promedia entre 55 y 65 centímetros, mientras las hembras son de menor tamaño, ubicándose entre 53 y 61 cm.

En relación al peso, estos canes pueden promediarse entre 17 y hasta 28 kilogramos, indistintamente el sexo.

Cabeza y rostro

Conforme a su estatura y contextura, la cabeza de estos perros de aguas es proporcionalmente grande, redonda y notablemente ancha. Se encuentra recubierta por abundante pelo ondulado, que con trabajo deja identificar su nariz de color negro o marrón, dependiendo el color del pelaje.

Sus ojos son redondeados, medianos, también de colores similares a la nariz. Posee labios bastante gruesos, de color marrón o negro en los bordes. Una barba curiosa cae sobre su mentón, dándole sentido al nombre de la raza y siendo un aspecto distintivo de ellos.

Las orejas de estos canes son largas, finas, de inserción baja y aplanadas.

Cola

La cola de estos perros es de una ligera inserción alta, no posee curvaturas y se evidencia levantada delicadamente.

Pelaje

El pelaje del Barbet es, sin duda, uno de sus mayores atributos. Poseen un lienzo denso, grueso, abundante y ondulado en todo su cuerpo. Apareciendo, además, una especie de mechones más largos.

Su característica esencial es que está preparado para soportar temperaturas muy bajas sin pasar frío, por lo que puede disfrutar en todo momento de estar sumergido en el agua o barro sin problemas.

No obstante, el cuidado que requiere es notorio, debido a la presencia de nudos y suciedad abundante en él. Más adelante explicaremos cómo mantener la higiene de estos caninos.

En cuanto a los colores, el Barbet posee ejemplares unicolor en castaño, negro, gris y cervato. En otros casos, pueden aparecer manchas blancas en cualquiera de los mencionados colores.

Temperamento

Por si fueran pocas sus habilidades atléticas, el carácter del Barbet hace de estos perros más encantadores. Son animales leales, amistosos, cariñosos y muy divertidos, aspectos que lo convierten en un excelente animal de compañía.

Disfruta mucho pasar tiempo en familia, se muestra muy juguetón y alegre. Aunque suele ser un poco torpe, estos canes poseen un temperamento obediente y muy dócil.

Dignos animales criados para la caza, poseen también un espíritu muy enérgico, siempre se encuentran atentos y muy activos, por lo que requieren una cantidad considerable de ejercicios para mantenerse equilibrados y no desbordar energía en comportamientos destructivos.

cachorro Barbet

En cuanto a la convivencia con otros animales, estos canes se adaptan con gran facilidad a la presencia de otros perros o cualquier otra mascota, por lo que no será un inconveniente compartir el espacio con otras especies.

La convivencia con otras personas es igual de sencilla, son animales muy espontáneos y confiados que se divertirán jugando con todos los miembros de la familia, especialmente con niños. Sin embargo, en el caso de estos últimos, hay que estar atentos porque se trata de perros medianos y fuertes, es recomendable supervisar para evitar incidentes.

Por lo general, estos canes no presentan problemas de comportamiento, salvo que se encuentren mucho tiempo solos y sin actividad física, que podrían sufrir ansiedad o convertirse en destructores, todo dependerá de la atención que se le proporcione.

Actividades como el Agility o natación, son ampliamente recomendadas para esta raza, las disfrutará al máximo y además practicará la obediencia y pasará tiempo con su dueño.

Por lo general, son perros acostumbrados a la vida al aire libre, es decir, permanecer en el campo es ideal para ellos. Sin embargo, con el adiestramiento adecuado y una correcta rutina de actividad física puede adaptarse fácilmente a la vida urbana.

Educación y adiestramiento

El Barbet se caracteriza por ser un perro inteligente, atento y, sobre todo, obediente. Es decir, que su adiestramiento resultará no solo sencillo, sino también divertido, aunque no por ello no deba de ser constante y disciplinado.

Se trata de una raza que no dará problemas en el aprendizaje de órdenes o trucos. No obstante, el mantener un adecuado orden en su educación, le forjará las bases para su conducta de adulto.

adiestrar perro Barbet

Por esta razón, es importante comenzar al menos a las 4 semanas de su nacimiento con temas como la socialización para luego, conforme a su desarrollo, ir avanzando en el aprendizaje de órdenes y trucos.

Si hay algo que no se debe olvidar, es la necesidad imperativa de entrenamientos adecuados y regulares para evitar que desarrolle conductas destructivas. Pues necesita, con gran cuidado, una cantidad de ejercicios abundante que le ayude a mantener un adecuado equilibrio.

Es una mascota colaboradora y dócil, que no requiere de un dueño autoritario ni experimentado. Sin embargo, tampoco responde a gritos ni maltratos, al contrario, puede reaccionar desfavorablemente.

Considerar como técnica fundamental de todo adiestramiento el refuerzo positivo fomentará una relación de confianza entre el canino y su dueño, de esta manera será más cómodo y llevadero el adiestramiento.

Salud

El Barbet, por lo general, goza de muy buena salud. Su esperanza de vida puede promediarse entre 13 y 15 años, según su calidad de vida. Aunque la rareza de su existencia, ha impedido que se puedan adquirir mayores datos acerca de enfermedades propias de la raza.

perro Barbet

No obstante, presentaremos algunas de las patologías más comunes que estos perros han llegado a presentar y que, por su tamaño, son asociados constantemente a ellos:

Otitis

Debido a que son perros de caza de lugares acuáticos, están ampliamente expuestos a infecciones en los oídos. Esto es muy común, y aunque es difícil evitarla, en algunos casos, la constante revisión de las orejas ayudará en este tema. Además de una limpieza profunda cada vez que el canino se moje.

Hernias

La aparición de hernias umbilicales, inguinales, perianales y diafragmáticas pueden aparecer en esta raza y causar molestias e incluso dolor en algunos casos.

Epilepsia

En algunos casos, estos canes pueden sufrir ataques de epilepsia. Siendo una condición hereditaria que afecta su sistema nervioso central. Son episodios inesperados en los que el animal presenta signos de una convulsión.

Displasia de cadera

Esta enfermedad degenerativa puede limitar la movilidad de estos perros de manera progresiva. Es una patología multicausal. Puede ser hereditaria o generada por un mal movimiento que produzca el desgaste de las articulaciones en la cadera.

La prevención de estas patologías, en la mayoría de los casos, dependerá de los cuidados y atenciones que se le brinden al perro.

Cuidados

Aunque se trata de un perro saludable y que se encuentra acostumbrado a la vida canina rústica, es decir, que no demanda cuidados excesivos; es importante conocer algunos datos importantes que permitirán asegurar la calidad de vida de nuestro perro de aguas francés.

perro de aguas frances

Veamos cuáles son los cuidados más necesarios que necesita esta raza:

Ejercicios

Sin lugar a duda, la práctica recurrente de ejercicios es lo que mantendrá a este canino saludable, equilibrado y completamente feliz. Al menos un paseo diario de una hora, combinado con juegos y tiempo para ejercitarse, es ideal para que este canino mantenga su buena salud y su buen ánimo.

Incluir la práctica deportiva, bien sea natación o Agility por ejemplo, será muy beneficioso para estos perros.

Alimentación

Es un perro de tamaño mediano, por lo que tiende a comer abundantemente. Es importante llevar un adecuado control nutricional de la mano de un veterinario que pueda orientarte acerca de las proporciones de comida para, de esta forma, evitar la obesidad o proporcionar alimentos no adecuados.

Un pienso de calidad, distribuido en porciones pequeñas durante el día, podría resultar muy beneficioso.

Higiene

El baño de un Barbet es muy importante, sobre todo si se expone a actividades de caza acuática o una vida en el campo, pues de esta manera se evitarán los nudos y que se adhiera la suciedad a su pelaje rizado. Es importante aplicar al menos un baño mensual.

El corte del pelaje también es necesario, al menos cada seis meses, disminuir entre 8 y 12 centímetros de cabello, para dar forma a su cuerpo y además para evitar los nudos y la muda de pelo.

perro de agua de francia

El cepillado se recomienda que sea realizado constantemente, al menos dos veces por semana. Sin embargo, después del baño, es imperativo acompañado con un secador de pelo para, de esta manera, poder cortar correctamente.

Finalmente, dentro de la higiene, debe incluirse el corte de uñas constante y de forma delicada para no lastimarlo.

Controles veterinarios

Las consultas veterinarias regulares, desparasitación y vacunación, no pueden faltar si se desea mantener al Barbet en buen estado de salud.

Conclusión

Aunque se trata de un perro poco común debido a su riesgo notable de extinción en una época, los perros de aguas son animales únicos y especiales.

Una combinación de energía, obediencia y diversión, es lo que caracteriza a este atlético y muy activo canino. Excelente compañero del día a día, acostumbrado a deportes fascinantes como la natación o actividades de trabajo como el pastoreo o la caza, se trata de un can muy completo, ideal como mascota.

Llenos de inteligencia, su adiestramiento y mantenimiento no requieren tanto esfuerzo, solo una atención adecuada por parte de sus dueños para disfrutar con este compañero con buena salud de forma permanente.

Más curiosidades sobre perros:

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.