9 razones para adoptar un gato

Tabla de contenidos

Siempre te hablamos de perros en nuestro blog, y sabemos a ciencia cierta que muchos de nuestros lectores son grandes amantes de los animales. Por eso, hoy queremos hablarte de las 9 mejores razones para adoptar un gato, teniendo en cuenta todo lo que te puede aportar la segunda mascota más popular en nuestro país (y la primera en el resto de Europa, según las estadísticas).

Conoce nuestro otro artículo sobre por qué adoptar un perro

1. Únicos

Si estás acostumbrado a tratar con perros, el carácter de un gato te sorprenderá, y lo vivirás en tus carnes cuando puedas observarlo cada día en tu hogar. Esto es algo que tienes que ver por ti mismo para entenderlo.

Dicen que son animales muy independientes, pero esto no siempre es así. De hecho, hay gatos-perro, que necesitan estar siempre acompañados y son muy cariñosos. Otros, por supuesto, son más solitarios y no necesitarán esa dependencia de contacto social constante que caracteriza a los perros.

Puede que ahora mismo tengas cierto reparo en darles una oportunidad, pero a lo largo del artículo verás que tienen su propia forma de mostrarte su amor, y puede que acabes adoptando uno. Cada gato es diferente, pero todos comparten una gran personalidad y un encanto arrollador.

Tener varios tipos de mascota (cada una única a su manera) puede enriquecer vuestro entorno familiar y hacer la convivencia mucho más divertida. Tener perros y también gatos (cada uno único a su manera) puede ser bueno para la educación de los niños.

2. Relajantes

Según afirman algunos estudios sobre psicología y salud cardiovascular, tener un gato podría reducir las probabilidades de que tengas problemas del corazón. Como podrías comprobar, el ronroneo de un gato mientras lo acaricias tiene un efecto terapéutico que nos relaja y nos hace sentir bien.

¿Cómo te sentirías si al llegar estresado del trabajo te tumbases en el sofá y apareciese tu minino encima de ti, ronroneando y amasándote? Así son la mayoría de gatos cuando se los cuida y alimenta bien, y podemos dar fe de que es lo mejor del mundo, ¡por supuesto que tener un gato es relajante, no nos hace falta un estudio para saberlo! Tener un gato tiene su propio encanto para las personas más tranquilas y reservadas.

3. Inteligentes

¿Crees que los gatos no son tan inteligentes como los perros? Piensa de nuevo.

Nuestra atribución de la inteligencia canina se debe a la facilidad con la que podemos adiestrarlos y lo obedientes que son. Lo que no tenemos en cuenta es que estamos comparando injustamente perros y gatos.

Los perros son la especie animal gregaria que más tiempo ha pasado siendo domesticada en la historia, lo que quiere decir que han sido seleccionados a dedo para satisfacernos. Por otro lado, los gatos se han domesticado a sí mismos y además son animales solitarios, que solo obedecen si quieren o les interesa.

Se ha demostrado cómo los gatos pueden resolver rompecabezas en cualquier prueba, si se los motiva suficiente. Esto significa que no suelen obedecer porque sí o por querer satisfacer a su cuidador, como harían muchos perros. La capacidad y la inteligencia están ahí, y por suerte esto cada vez lo entendemos mejor gracias a la ciencia.

4. Dormilones

Otra de las razones por las que deberías adoptar un gato es la tranquilidad con la que vivirás, al menos la mayoría del tiempo.

Además de ser animales inteligentes también son muy callados y tranquilos. De hecho tienen una tendencia a dormir el 70% del día. Algunos gatos mayores pueden llegar hasta las casi 20 horas. Por tanto, son un tipo de mascota muy tranquilo, al menos en la gran mayoría de ocasiones.

Cuando tienes un gato y lo ves durmiendo, esto también puede hacerte sentir más relajado, ya que transmite esa tranquilidad y comodidad del hogar solo con observarlo estirado en el sillón.

5. Divertidos

A pesar de que duermen mucho, cuando están despiertos por casa se hacen notar. Sobre todo cuando son pequeños pueden ser muy juguetones o tener manías llamativas (como subirse al marco de la puerta) y hacer acrobacias muy cómicas, lo que los convierte en un candidato perfecto para protagonizar los vídeos más virales y divertidos de todo internet.

No es casualidad que estas mascotas tan adorables sean una de las búsquedas más populares en todo internet.

6. Bonitos y limpios

Para qué negarlo, ¡la belleza de un gato es indescriptible! Las formas de sus ojos, mejillas y hasta su pelaje son preciosos, en cualquier raza de esta especie. Dado que son animales que se cuidan muy bien y se limpian a menudo, siempre tienen su pelaje reluciente.

Cuando tengas un gato, olvídate de bañarlo o ducharlo, porque ya lo hará él mismo. No necesitan tantos cuidados como los perros, aunque eso no significa que debas dejar de cuidarlo y darle tu cariño.

7. Cazadores

Como parte de su instinto, los gatos tienen una tendencia a buscar presas para cazar, aunque sus estómagos estén llenos. De hecho, las regiones del cerebro destinadas a la caza no tienen nada que ver con las de la búsqueda de alimento. Simplemente, los movimientos y los ruidos característicos de sus presas se les hacen irresistibles.

Gracias a esta conducta habitual en ellos, pueden ayudarte a acabar con plagas y molestos animales silvestres que estén rondando por tu jardín. Se acabaron los roedores, pájaros y reptiles no deseados.

8. Hacen sus cosas donde toca

Si conoces bien a tu gato, sabrás que siempre hará sus cacas y pipís en su caja de arena. Para esto sería importante escoger bien el lugar donde colocarla, entre otras cosas, pero una vez el gato aprenda dónde hacer sus cosas, dejarás de tener sorpresas en el salón.

Esto es algo que con muchos perros no ocurre, ya que son más caóticos y sabes que cualquier día puedes encontrarte una sorpresa en cualquier sitio.

9. Pueden quedarse solos

Otra de las mejores ventajas que tiene adoptar un gato es que, gracias a sus características de animal solitario no tendrá problema alguno en quedarse solo. Si es joven es posible que al principio tengas tomar medidas para evitar accidentes, pero si ya tiene cierta experiencia y educación tendrás a una mascota tranquila que casi nunca provocará estropicios en casa.

Recuerda que un gato también tiene una serie de necesidades, igual que los perros, y que deberás cubrirlas bien. Debes estimularlo y darle una correcta alimentación, como la que te recomendamos nosotros, con el pienso Lobo Azul para gatos.

¿Qué te parecen estas razones para adoptar un gato? ¿Te animas a darles una oportunidad y sumar un gatito a tu familia? ¡Te aseguramos que no te arrepentirás!

Por favor, si te ha gustado este artículo ayúdanos a difundirlo al mayor numero de personas posible. Solo tienes que hacer clic en los botones de aquí abajo y compartirlo en tus redes sociales.

¡Muchísimas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna pregunta? ¿Necesitas ayuda?

2021 © Piensos Lobo Azul

Send this to a friend