13 mitos sobre la nutricion de tu perro

13 mitos sobre la nutrición de tu perro

Llega a ser sorprendente la cantidad de mitos que existen en torno a la nutrición de los perros. En este post hacemos un repaso de algunas de las más falsas creencias, porque conocer con mayor precisión las verdaderas implicaciones que tienen diferentes tipos de productos en tu mascota, te permitirá también evitar posibles riesgos, además de ayudarte a mantener en tu perro una alimentación más saludable, de acuerdo a sus características particulares.

El chocolate es tóxico para los perros (Sí, pero con matices)

Uno de los mitos más replicados acerca del chocolate es que se trata de una sustancia tóxica que nunca deberías dar a tus perros ni por error, pues será necesario llamar al veterinario. Esto tiene un matiz importante que analizaremos a continuación.

Aunque hay algo de verdad en esta afirmación, en realidad ésta corresponde sólo a ciertos componentes nocivos que tienen algunos chocolates; particularmente la metilxantina -conocida más como teobromina-, que es una sustancia que se encuentra principalmente en chocolates oscuros.

El chocolate es toxico para los perros

En realidad, para envenenar a tu mascota con chocolate blanco tendría que comerse unos 21 kilogramos si se trata de un perro de tamaño medio, o 13 kg si es un perro pequeño. Es decir, sólo si ingiere cantidades que multipliquen su propio peso podrían llegar a convertirse en cantidades letales, de acuerdo a datos de la investigadora Debora Lichtenberg.

La doctora en veterinaria también detalla que mientras más oscuro sea el chocolate, más se incrementa la posibilidad de intoxicación. Por ejemplo, si se trata de chocolate con leche se necesitarían 1.3 kg en un perro tamaño mediano, por lo que si tu perro ingiere una pequeña porción en un descuido, no representará mayor amenaza. Aunque, si se trata de chocolate oscuro, 85 gramos pueden ser suficientes para producir un malestar importante en un perro mediano, por lo que sí podría ser un problema si llegase a comer una caja entera.

Realmente, el mayor riesgo de toxicidad lo tenemos en los chocolates que fueron horneados. 14 gramos podrían ser suficientes para generar una reacción en perros pequeños, aunque esta cifra se incrementa hasta llegar a unos 40 gramos en el caso de los perros grandes (+13 kg). Es decir, sólo en este tipo de casos sí pueden llegar a considerarse estas afirmaciones como algo más que simples mitos.

Algunos alimentos los hacen más agresivos

Entre los mitos que han sido ampliamente desmontados, está la creencia de que algunos alimentos como el chile o la carne cruda pueden provocar un mayor nivel de agresividad en los perros, llegando incluso a ser utilizados de forma intencional para este fin.

Mito algunos alimentos los hacen agresivos

No obstante, en realidad este tipo de componentes tienen una mínima y casi nula incidencia en la agresividad, y en cambio para que esta prolifere tiene mucho más influencia la educación y el tipo de trato que reciben.

Nunca deben comer huesos (Sí, pero con matices)

Este es uno de los mitos más extendidos de la nutrición en los perros. Durante los miles de años de evolución de este animal carnívoro, los huesos son algo que han estado presente desde siempre, pues además también cumple importantes funciones nutritivas, pero también motrices.

Aunque, como todos los mitos, esta creencia surge a partir de ciertos tintes de verdad; y es que efectivamente hay huesos que podrían causar daños en tu mascota, aunque si eliges los más adecuados, y tomas las previsiones debidas, estarás haciéndoles un bien aportándoles este tipo de alimento de forma frecuente.

No deben comer huesos

Lo primero que debes descartar de inicio, es darles huesos que han sido hervidos, acerca de lo cual han alertado organismos como la Asociación Veterinaria Británica (BVA), pues esto impide la pulverización y potencia la posibilidad de provocar daños a lo largo de todo el aparato digestivo; asimismo los huesos de la médula espinal, pueden ser letales por su forma y dureza, y también se recomienda evitar las costillas o los provenientes del cerdo, pues tienen una mayor tendencia a producir astillas.

En todo caso se aconseja mantener vigilancia durante la ingesta o cuando los use para jugar, para poder asegurarte de mejor forma que no se registre algún tipo de incidente; aunque generalmente tienen la habilidad para triturarlos y comerlos de forma segura, lo cual les estará aportando elementos esenciales como el calcio y el fósforo, además de que les ayudará a limpiar y fortalecer sus dientes, así como también a estimular el sistema digestivo y facilitar la expulsión de toxinas.

Nunca debes darle las sobras de comida (Sí, pero con matices)

Este es otro de los mitos que en realidad tiene más falsedad que certeza, porque, aunque es cierto que si comiste pizza, hot dogs o demás ejemplos de comida procesada, será más el daño que les puedas que causar, que la nutrición que puedas aportar; en realidad investigaciones recientes como la realizada por científicos del Instituto Walsworth han demostrado que si se trata de restos de comida proveniente de alimentos frescos, se pueden aportar múltiples complementos nutricionales de gran valor para tu perro. Así que, todo depende de lo que hayas comido.

Sobras de comida

Es decir, si comiste pasta, arroz, patatas, así como algunas verduras crudas y frutos frescos, el aporte nutricional será importante y de utilidad para tu mascota. Sólo recuerda que están contraindicados los frutos ácidos -naranja, tomate, etc-, el ajo, las cebollas, las uvas y el aguacate u otras frutas con el hueso muy grande -a menos que te asegures de removerlo-. También debes tener cuidado con las especias y condimentos.

Necesitan muchos carbohidratos

En los hidratos de carbono tenemos otro ejemplo de mitos de la nutrición para perros, ya que frecuentemente son asociados con la energía; y aunque es cierto que pueden cumplir una función en este sentido, también se tiene evidencia de que existen otras sustancias que realizan esta misma tarea. Por lo que, en realidad, no se conoce alguna función exclusiva de los carbohidratos en los perros.

Perro corriendo

Investigadores como Wendy Volhard y Kerry Brown coinciden en que no existe en los perros la “deficiencia de carbohidratos”, o al menos no se han encontrado implicaciones serias y generalizadas.

Comen pasto si se sienten mal

También son principalmente mitos las creencias de que los perros comen pasto cuando algo malo les está pasando y buscan regenerar de algún modo su sistema digestivo. Aunque esto puede tener un poco de verdad, en realidad estudios científicos han demostrado que se trata de una conducta muy común que está presente en casi 4 de cada 5 cánidos, sin que su estado de salud sea el principal motivo.

Perro comiendo pasto

En realidad se trata principalmente de una conducta normal heredada de antepasados genéticos como los lobos, los cuales mantienen estos hábitos como una forma de reducir la ansiedad -y un poco el hambre- estando en vida salvaje, además de que esto genera ácidos gástricos y estimula las contracciones intestinales, favoreciendo la digestión. Esto, combinado con las cualidades físicas de la hierba, permite arrastrar también gusanos y bacterias, purgando de esta manera su estómago.

A pesar de que esto generalmente se hace de forma rutinaria y sin estar motivado por algún malestar en tu perro, únicamente, en algunos casos inusuales en que se llegan a presentar intensos episodios donde tu mascota busca comer con gran afán y rapidez el pasto u otras hierbas, pudiera tener algo atorado en el sistema digestivo. Lo cual podría ser un instinto para tratar de ocasionarse el vómito. Sólo en este tipo de casos puede ser señal de alerta que justifique una consulta prioritaria con tu veterinario.

Puede que te interese leer: ¿Por qué los perros comen hierba?

La leche de vaca es buena para cachorros

La persistente publicidad muchas veces es capaz de crear mitos y hacernos olvidar obviedades como que la leche de vaca es de vaca, y que a la mayoría de mamíferos en realidad les puede resultar perjudicial. Este es uno de los mitos vinculados particularmente a los cachorros recién nacidos. Este tipo de leche contiene una alta proporción de azúcar y lactosa, lo cual dificulta su digestión, más aún en esta etapa.

Pueden los cachorros tomar leche de vaca

Y aunque quizás pueda representar cierto aporte de algunos minerales, esta no es la forma más recomendable para tus cachorros, pues es más probable que les provoquen gases, diarrea y hasta vómitos. Por lo que, incluso si quieres usarla sólo como una forma de humedecer y ablandar sus croquetas, será más útil si lo realizas con agua y permites una lactancia natural de la forma más amplia posible.

Quieres un pelo brillante en tu perro, ponle huevo

Esta frase es otro de los mitos que abundan acerca del cuidado de los perros. Pero en vez de tomar en consideración consejos sin alguna fuente confiable, te sugerimos tener en cuenta las advertencias de organismos como la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad en Animales, quienes han alertado acerca de los efectos negativos en el metabolismo que genera la avidina, una sustancia que está presente en las yemas de huevo crudo.

Los huevos no son buenos para perros

Si lo que quieres es mejorar la apariencia de su pelaje, debes comenzar por su nutrición, la cual debe ser equilibrada y con las proteínas suficientes, además de que el baño esporádico y el cepillado regular también serán factores de mayor peso para cuidar su brillo y vitalidad.

Si le doy pienso de una raza más fuerte lo haré crecer más

También son mitos carentes de respaldo científico el creer que por alimentar a tu perro de raza pequeña y tranquila con pienso para perros con necesidades nutricionales más elevadas vas a incrementar su fiereza y capacidad de crecimiento.

Pienso para perros con necesidades nutricionales mas elevadas

Las capacidades fisionómicas de tu mascota están dictadas por información genética y otros factores de verdadera importancia; y aunque es cierto que una mejor alimentación permitirá dar vida a una mascota más fuerte, sana e incluso grande, esto está determinado por la eficiencia en los nutrientes que específicamente necesita tu mascota, de acuerdo a su raza y edad.

Puede tomar medicinas poco inofensivas

Si crees que tu perro tiene algún tipo de malestar, los mitos que sugieren que los analgésicos para niños pueden ser usados de forma segura en perros, es otro grave error que puede poner en grave riesgo a tu mascota.

Medicinas

Los medicamentos para humanos no son aptos, ni han sido verificados en perros, e incluso muchos de los más comunes, como el paracetamol, se ha demostrado que pueden provocar úlceras estomacales, además de generar graves daños en el hígado o riñones de tu mascota.

Los perros deben tener siempre su alimento disponible

Ojo con los mitos, aún hoy en día hay quienes creen que consienten mejor a su mascota, si les dejan un plato lleno de comida todo el tiempo. Sin embargo, múltiples investigaciones científicas han documentado que en realidad es conveniente que los perros tengan también sus horas regulares de comida.

Alimento disponible siempre

De esta forma no sólo su aparato digestivo funcionará con un mejor ritmo, facilitando así los tiempos para el ejercicio y el descanso, sino que también te ayudará si lo que buscas es generar tiempos para que realicen sus necesidades de evacuación, evitando también problemas como la obesidad.

Puede comer tantas golosinas como se merezca

De igual forma es importante cuidar también la cantidad de golosinas que le das a tu mascota. Si te encuentras en una sesión de entrenamiento, donde quieres recompensar sus “buenas acciones”, es importante que apliques límites, dado que este tipo de alimentos están diseñados para ser bocadillos que sean inofensivos de forma esporádica. Además, pueden contener múltiples elementos con capacidades tóxicas en exceso.

Golosinas perros

La aportación excesiva de golosinas, también delimitará el sentido “especial” de la recompensa, reduciendo así su impacto psicológico.

El pienso orgánico es el mejor para mi perro

En ocasiones se llegan a crear también mitos y una falsa concepción en torno a los productos etiquetados como “orgánicos”, y aunque es cierto que en teoría representa una ventaja el optar por productos libres de fertilizantes, hormonas o pesticidas, también es importante considerar la realidad.

No estamos diciendo que lo orgánico sea malo, pero lo que se debe tener presente, es que tampoco es una etiqueta de “alimento perfecto”, que necesariamente representará la mejor alternativa para tu mascota. De entrada considera que muchas empresas de dudosa procedencia usan este emblema sólo con fines comerciales y sin garantizar en realidad su origen -ojo con aquellos productos cuya empresa no cuenta con página o teléfono donde realizar consultas-, además de que existen también trampas comerciales, donde piensos se proporcionan muy “orgánicos”, pero al revisar a detalle la tabla de nutrientes, detectas que en realidad la mayor proporción es de compuestos de escaso aporte nutricional para tu mascota, lo cual tiene una importancia mayúscula.

Elegir la alimentación correcta para tu perro depende de sus características, por eso es conveniente asegurarse de elegir el pienso más adecuado para tu perro.

Conclusión

Muchos mitos acerca de la nutrición para perros en realidad tienen muy poco de verdad y mucho de mentira, y otros se basan en la realidad desvirtuándola.

Conclusion mitos nutricion canina

Como conclusión, cabe señalar que la mejor alimentación que le puedes ofrecer a tu mascota es la de un pienso de la más alta calidad, asegurando así una nutrición equilibrada y segura.

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.